“Piensa en esa hija, esa madre, ese miembro de la familia, esa vecina, esa persona conocida, esa compañera de trabajo, esa joven adolescente y empéñate en alcanzar a esa persona y enriquecer su vida para Jesús”, dijo la directora Rivera mientras las asistentes anotaban nombres de personas en siluetas de corazones y oraban por tales personas. “Sé un agente de cambio por el bien de la sociedad, un canal que pueda llevar a otros a llegar ser la mejor versión de sí mismos”.

Llegar a ser la mejor versión de nosotras mismas es lo que nos permitirá testificar mejor en favor de Jesús para alcanzar muchas más mujeres en la comunidad, explicó la directora Rivera al desafiar a las líderes de ministerio de la mujer a comprometerse a guiar a por lo menos a una mujer hacia Jesús este año, según lo implica esta iniciativa. (Lee Más)

Album de Fotos del Taller «La Mujer en la Misión«

Canto Tema

Implementación de este programa en Colombia