Janelle Scantlebury, de la Secretaría de la División Interamericana, se suma a una de varias sesiones de oración, junto con los líderes de la iglesia y miembros del personal, durante el primer culto de adoración del año en la sede regional de la Iglesia Adventista en Miami, Florida, Estados Unidos. Los líderes de la iglesia oraron pidiendo la conducción y protección divinas para muchos del personal de oficina que están enfermos con COVID, y por los miembros de iglesia del territorio en medio de la pandemia. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

6 de enero de2022 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana

Líderes y miembros del personal de la Iglesia Adventista en la División Interamericana se reunieron para alabar, orar y renovar su compromiso de servir a la iglesia de todo corazón, y llevar esperanza y fuerzas a muchos que están luchando en medio de la pandemia en todo el territorio.

“Hemos tenido un año de desafíos. Hemos orado para que el Señor nos dé buena salud, y continuaremos contando las bendiciones de Dios y alabándolo por su bondad”, dijo el pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica. El pastor Henry alentó a las casi tres decenas de empleados reunidos en las oficinas de la sede en Miami, Florida, el 4 de enero de 2022, y a una decena más que siguió el programa en línea mientras se recuperan de recientes variantes del COVID-19, para continuar con la obra que busca el crecimiento de la iglesia.

El pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana, da la bienvenida a los líderes y miembros del personal, durante el primer culto de adoración del año llevado a cabo en Miami, Florida, Estados Unidos, el 4 de enero de 2022. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

“Tenemos que enfocarnos en la misión que Dios nos ha llamado a hacer mientras celebramos su providencia, afirmamos sus valores y oramos por un año especial para el Señor, mientras conmemoramos el centenario de la organización de nuestra división […] y preparamos a un pueblo para su reino”, dijo el pastor Henry.

Implica mantenerse concentrados en la misión así como lo hicieron los primeros pioneros, que trabajaron con ahínco para esparcir el evangelio y contribuir al crecimiento de la Iglesia Adventista en la región Interamericana, dijo el pastor Henry. “Dios puso a hombres y mujeres que prepararon el camino y nos ayudaron a avanzar más allá de los cien años. Tenemos que trabajar juntos y avanzar juntos para preparar a la iglesia y su comunidad para la segunda venida de Cristo”, dijo.

El año promete motivar a los 3,7 millones de miembros para educar, evangelizar y servir en la comunidad con actividades e iniciativas ya votadas, y que se han comenzado a implementar a nivel de unión, asociación/misión e iglesias locales.

Los miembros del personal escuchan un mensaje especial vía Zoom a cargo de la señora Audrey Andersson, secretaria ejecutiva de la Iglesia Adventista en la División Transeuropea, quien animó a los líderes a que reflexionen en la conducción y la bondad de Dios al estar al frente y celebrar el centésimo aniversario desde que se organizó oficialmente la División Interamericana en 1922. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

“Tantas vidas han sido transformadas en toda Interamérica, y aún hay otras más que alcanzar, por lo que tenemos que buscar las bendiciones de Dios para crear cambio y transformación en todas partes a lo largo y a lo ancho del territorio”, dijo el pastor Henry.

La oradora invitada fue la señora Audrey Andersson, secretaria ejecutiva de la Iglesia Adventista en la División Transeuropea, quien reflexionó en la conducción y bondad de Dios.

“Así como los israelitas miraron hacia atrás a su travesía de veinte años y experimentaron arrepentimiento, renovación y victoria con Dios cuando realizaron sacrificios y colocaron una piedra que Samuel llamó Ebenezer, necesitamos mirar hacia atrás a nuestros ‘Ebenezeres’ personales y colectivos”, dijo Andersson.

Richard Powell (izquierda) y el hermano Nathaniel Powell cantan en dúo durante el primer culto del año en Interamérica, el pasado 4 de enero de 2022. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

“Dios quiere que alcancemos a los demás, que los busquemos y salvemos a los que nos rodean, pero quiere que involucremos a otros para que hagan lo mismos”, dijo. Andersson desafió a los líderes para que tengan valor y cuenten historias de la bondad de Dios en el pasado, avanzando en el nuevo año con mayor confianza para que Dios pueda liderar e intervenir en el futuro antes de que el regrese y nos lleve al hogar por la eternidad.

Los líderes de la iglesia cantaron y oraron por los enfermos del personal, sus familias extendidas, y por los miembros en todo el territorio de la División Interamericana.

Los líderes de la División Interamericana también se reunieron durante el día y la semana para afinar iniciativas, eventos y actividades que serán llevadas a cabo como parte de las celebración del centenario en los próximos meses.

 

La División Interamericana supervise la obra de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en México, América Central, el Caribe y las Antillas Francesas, además de Colombia y Venezuela. La División Interamericana y sus organizaciones administran miles de iglesias, cientos de instituciones educativas, universidades, hospitales y clínicas.

Para saber más sobre la Iglesia Adventista en Interamérica, visítenos en interamerica.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Líderes adventistas de Interamérica comienzan con los festejos del centenario y se comprometen a esfuerzos intensos de evangelización
Las Sagradas Escrituras
Líderes adventistas se comprometen a proclamar los mensajes de los tres ángeles en toda Interamérica