Dirigentes adventistas se disponen a cortar la cinta de inauguración del centro de vida sana en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, el 20 de diciembre de 2021. De izquierda a derecha: Los pastores David Celis, presidente de la Unión Mexicana del Sureste; de la División Interamericana, Tomás Torres, vicepresidente; Elie Henry, presidente; Filiberto Verduzco, tesorero; Ignacio Navarro, presidente de la Unión Mexicana de Chiapas; José Dzul, presidente de la Unión Mexicana Central y Antonio Rosas, contador de la Unión Mexicana Interoceánica. [Imagen: Juan Carlos Zavala]

19 de enero de 2022 | Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México | Yosainy Osaya de Colina – Unión Mexicana de Chiapas y Personal de Noticias de la DIA.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, en Chiapas, México, inauguró recientemente un centro de bienestar. Esta nueva institución, Centro de Vida Sana Dr. Filiberto Verduzco Ávila, proveerá remedios naturales y medicina preventiva con enfoque en cuidado integral de la salud mental, corporal y espiritual. Docenas de administradores, dirigentes y miembros de iglesia locales y nacionales, asistieron a la ceremonia de inauguración en Tuxtla Gutiérrez el pasado 20 de  diciembre de 2021.

“Este es un momento muy especial al inaugurar un centro como este”, dijo el pastor Ignacio Navarro, presidente de la iglesia en Chiapas. El centro pertenece a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en México y a la División Interamericana, dijo; y “es un espacio misionero en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en donde será presentado el plan de Dios para restaurar su creación y se anunciará el pronto regreso de Jesús”.

Dirigentes reunidos para un programa especial de inauguración dentro del centro de bienestar, transmitido en vivo a través de plataformas de medios sociales.[Imagen: Juan Carlos Zavala]

   [/caption]El pastor Navarro dijo que el centro de vida sana tiene tres características particulares: Presenta la marca registrada de la iglesia “Quiero Vivir Sano”, lleva el nombre de Filiberto Verduzco, tesorero de la iglesia en Interamérica y será un lugar que preste servicios a cualquier persona en Chiapas y de cualquier parte del país. “Quiero Vivir Sano” es la marca registrada de una iniciativa sobre estilo de vida creada por la Iglesia Adventista en Interamérica y promueve los ocho remedios naturales.

El pastor Verduzco, quien asistió a la  inauguración, agradeció a los dirigentes de las oficinas de la unión y a las ocho asociaciones locales este honor. “Dios es el único que puede dar salud y va a haber muchos pacientes enfermos del alma que van a necesitar atención especial por parte del Médico divino”, dijo el tesorero Verduzco. “Mis queridos hermanos y hermanas, la vida es un regalo de Dios y debemos enseñar los hábitos correctos que pueden llevar a un estilo de vida más saludable”.

El pastor Ignacio Navarro, presidente de la iglesia en Chiapas, México, se dirige a la audiencia, señalando la importancia del centro y su misión de proveer atención física y espiritual a cualquier persona que acuda a sus instalaciones. [Imagen: Juan Carlos Zavala]

Los dirigentes eligieron el nombre de este centro en honor al pastor Verduzco, por su inspirador liderazgo en el cumplimiento de la misión, explicó el presidente Navarro.

El Centro de Vida Sana inició su construcción en 2018 cuando la iglesia en Chiapas dedicó sus iniciativas y actividades en relación con la salud, de todo el año.

El centro tiene capacidad para atender hasta 100 pacientes al mismo tiempo y estará funcionando en su completa capacidad tan pronto como se finalicen los permisos restantes, dijeron los dirigentes de la iglesia. El centro cuenta con piscinas de hidroterapia, saunas, un gimnasio, comedor, nueve cuartos y suites, oficinas médicas y administrativas, una capilla, un auditorio al aire libre y un parque. Es el segundo centro de bienestar fundado por la Iglesia Adventista del Séptimo Día en México. Las Canoas Vida Sana ha estado operando durante décadas como sanatorio en  Montemorelos, Nuevo León, México, fundado por el Dr. Tomás Ramírez.

El Dr. Tomás Ramírez (tercero desde la izquierda)  agradece a los dirigentes de la iglesia el honor de que se le haya puesto su nombre al nuevo parque detrás del centro de bienestar. Acompañan al Dr. Ramírez, su esposa Concepción (izquierda) y sus hijos Dr. Juan Ramírez (segundo a la izquierda) y Andrés Ramírez. [Imagen: Juan Carlos Zavala]

El Dr. Ramírez, quien está ya jubilado, recibió este honor por su trabajo como educador de medicina preventiva. Siempre soñó con ver un centro de bienestar en Chiapas. Los dirigentes de la iglesia develaron su nombre en el parque que lo lleva, situado fuera del centro.

“En la década de 1970, cuando gradué de la Universidad Nacional Autónoma de México, cuestioné por qué las medicinas y antibióticos solamente curaban los síntomas, pero no las enfermedades y le pedí a Dios que me mostrara la forma de tratar las enfermedades en forma más eficaz y económica”, dijo el Dr. Ramírez. “Fue entonces cuando Dios me atrajo más de cerca a la Iglesia Adventista y comencé a tratar con plantas y métodos naturales. Tuve mi propia farmacia en Tuxtla Gutiérrez, en donde encontré muchas plantas medicinales, pero el mejor hallazgo fue la Palabra de Dios y eso es lo que sana”, dijo. Su hijo, el Dr. Juan Ramírez, quien trabaja en el Sanatorio Canoas, funge también como director médico del nuevo centro en Chiapas.

Vista del parque construido con las ocho estaciones que representan los ocho remedios naturales, parte de la iniciativa de la iglesia “Quiero Vivir Sano”. [Imagen: Juan Carlos Zavala]

Mientras el pastor Elie Henry, presidente de la iglesia en Interamérica, recorrió el centro y felicitó a la iglesia y a sus dirigentes por tan bello centro que representa a Dios, dijo: “Este es un centro para todos aquellos que necesitarán no solamente ayuda física, sino también espiritual. Este espacio representa el mensaje de que la Iglesia Adventista se preocupa por el bienestar de las personas”.

Muchos miembros de la iglesia se sintieron orgullosos de ver concluida la construcción del nuevo centro.

“Dios es tan grande, que ha permitido, a través de la fidelidad de la iglesia, esta hermosa instalación”, dijo José Antonio Gómez, un miembro de la Iglesia Adventista Central en Tuxtla Gutiérrez.

De izquierda a derecha: pastor Elie Henry, presidente de la iglesia en Interamérica, su esposa Ketlie; pastor Filiberto Verduzco, tesorero de la iglesia en Interamérica y su esposa Alma, visitan las piscinas de hidroterapia en el centro de bienestar. [Imagen: Juan Carlos Zavala]

Raúl Pérez Pimentel, un anciano de iglesia en la Iglesia Adventista Xochitlán, dijo que era admirable y maravilloso recorrer la nueva institución. “Esto es para honra del Señor y para beneficio de tantos; y deseo decirles a mis compañeros miembros de iglesia que verdaderamente merece la pena el ser fieles al Señor”.

“Deseamos que cada uno que visite este centro se sienta rodeado por los ángeles y que aquellos que trabajan aquí sientan que son instrumentos de salvación”, dijo el presidente Navarro.

Vista parcial de la entrada al nuevo Centro de Vida Sana Dr. Filiberto Verduzco Ávila, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. [Imagen: Juan Carlos Zavala]

Para saber más acerca del Centro de Vida Sana Dr. Filiberto Verduzco Ávila, visita umch.org.mx

Traducción-  Gloria A. Castrejón

Top news

El Comentario Bíblico de Andrews estará disponible en el Congreso de la Asociación General
En Puerto Rico, Iglesia Adventista designa nueva rectora de la universidad
Interamérica reflexiona en sus comienzos y la providencia de Dios durante celebración del centenario