18 de noviembre de 2021 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ted N.C. Wilson, President de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

Ted Wilson (TW): Saludos amigos. Esta semana, Nancy y yo compartiremos con ustedes algunas ideas sobre cómo ministrar a algunos de los seres más preciados y, sin embargo, más vulnerables del planeta: los niños necesitados.

Nancy Wilson (NW): Se nos dice que «El vínculo terrenal más tierno es el que liga a la madre con su hijo. » (HC 215.5), y, por supuesto, la estabilidad y el fuerte amor de un padre también tienen un impacto duradero. Las investigaciones muestran que los niños que crecieron en un hogar Cristiano amoroso y afectuoso son más resistentes y están mejor equipados para enfrentar los desafíos de la vida.

TW: Lamentablemente, sin embargo, millones de niños viven hoy sin madre, padre o ambos. De los más de 155 millones de niños clasificados como huérfanos, 15.1 millones han perdido a ambos padres. Cada día, 39,000 niños se ven obligados a abandonar sus hogares debido a la muerte de uno de sus padres, enfermedad o abuso familiar y abandono.

NW: Según las Naciones Unidas, Asia tiene 61 millones de huérfanos, con 20 millones solo en China. El continente Africano tiene 52 millones de huérfanos, India 30 millones y América Latina y el Caribe 10 millones. La historia no contada detrás de los números es el costo personal relacionado con zonas de conflicto, estatus de refugiados, desastres naturales, abuso de drogas, violencia, COVID y más.

TW: A lo largo de las Escrituras, Dios ha expresado su preocupación al pedirle a Su pueblo que se preocupe y cuide de los huérfanos. Él se imagina a sí mismo como » Padre de huérfanos y defensor de viudas Es Dios en su santa morada. 6 Dios hace habitar en familia a los desamparados…» (Salmos 68:5, 6).

En Salmos 27:10 leemos «Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.» Y una forma en que creo que el Señor cuida de estos seres preciados y vulnerables es a través de los miembros de Su cuerpo: La Iglesia.

NW: Este próximo Sábado, 20 de noviembre, ha sido designado como el «Día Mundial de los Niños Huérfanos y Niños Vulnerables» por la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Bajo la Direccción del Departamento de «Ministerio Adventista de Posibilidades,» Este evento anual fomenta la conciencia de la difícil situación de estos queridos niños y nos anima a cada uno de nosotros a hacer todo lo posible para ayudar.

TW: La Biblia nos recuerda, como seguidores de Cristo, responder a las necesidades de estos pequeños. En Mateo 19:14 (Dejad a los niños venid a Mi…), Se nos recuerda que debemos permitir que los niños vayan a Jesús, y en Salmos 82:3 se nos dice que debemos “Defender al pobre y al huérfano.”

Proverbios 31:8 (Abre tu boca por el mudo En el juicio de todos los desvalidos…) nos anima a hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos, e Isaías 1:17 (…haced justicia al huérfano…) establece claramente que debemos proteger a los huérfanos de quienes los maltratan. Mateo 25:35 (Porque tuve hambre, y me disteis de comer…)  Mateo 25:36  (estuve desnudo, y me cubristeis..) nos dice que debemos alimentar y vestir a los necesitados, porque al hacer esto, seguramente lo estamos haciendo por Jesús. Y Lucas 3:11  (…El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo..) y Romanos 12:13 (Compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad..) nos recuerda compartir nuestros recursos con los menos afortunados.

NW: ¿Cuáles son algunas acciones que puedes tomar ahora para ayudar a niños huérfanos y en situación de vulnerabilidad? El Ministerio Adventista de Posibilidades ofrece sugerencias y otras ideas en su sitio web, que se muestra en la parte inferior de la pantalla. [insert; www.possibilityministries.org/orphans].

Algunas de estas sugerencias incluyen, en primer lugar, orar por estos niños. Considerer la posibilidad de adoptar o convertirse en padres de crianza temporal, pero incluso si esto no es posible, ora para que estos niños encuentren un hogar o un centro de cuidado donde se les brinde amor. Otra forma de mostrar cariño es enviando un obsequio especial. Los niños necesitan saber que son especiales. Un regalo bien pensado significa mucho. Tantos niños luchan por tener las necesidades básicas de la vida. Un regalo especial puede aportarle mucho aliento.

TW: Dediquen un momento con estos niños y escuchen sus historias. Muéstrales a Jesús como su mejor amigo. Si es posible, quizá consideres la posibilidad de adoptar un niño. Esta es una decisión importante que puede traer esperanza, estabilidad y un futuro brillante para el pequeño. O tal vez desee considerar convertirse en padre de crianza. Si bien los aspectos específicos del cuidado de crianza temporal varían de un país a otro, este tipo de ministerio especial puede brindar una gran oportunidad para que los padres de crianza temporal marquen una diferencia duradera en la vida de un niño no solo temporalmente, sino posiblemente para siempre.

NW: Incluso en hogares donde uno o ambos padres están presentes, puede haber momentos en que una crisis golpea a una familia y crea un estrés tremendo que es especialmente difícil para los niños. Proporcionar un hogar lejos del hogar temporal puede ayudar a aliviar el estrés inmediato tanto de los padres como de los niños en este tipo de circunstancias.

TW: En el libro, Testimonios para la Iglesia, volumen 6, hay un capítulo completo dedicado al «Cuidado de los huérfanos». Es ahí donde leemos, «Que aquellos que aman al Señor abran su corazón y sus hogares para recibir a estos niños. No es el mejor plan cuidar a los huérfanos en grandes instituciones. Si no tienen parientes que puedan sostenerlos, los miembros de nuestras iglesias deben adoptar a estos pequeñuelos en sus familias o hallar hogares apropiados para ellos en otras casas. (6TI 284.3).

NW: Estos niños son en un sentido especial seres en quienes Cristo se fija, y descuidarlos es ofenderlo a él. Todo acto bondadoso expresado a ellos en el nombre de Jesús será aceptado por él como hecho a él mismo» (6TI 284.4).

TW: La Iglesia es bendecida con muchas organizaciones de apoyo dedicadas a brindar una variedad de servicios para huérfanos y niños vulnerables. Algunas de estas organizaciones se enumeran en el sitio web de Ministerio Adventista de Posibilidades Adventista en la dirección que se muestra en la parte inferior de la pantalla. [Insert: www.possibilityministries.org/orphans].

Que el Señor abra nuestros ojos y toque nuestro corazón, mostrándonos hoy cómo podemos ministrar mejor a estos preciosos niños, porque «de ellos es el reino de los cielos».

Oremos juntos. Padre celestial, Tú conoces el corazón, conoces la ubicación de todos los huérfanos en este planeta, tu corazón está con ellos, tu deseo de cuidarlos es grande, así que Señor bendice a la iglesia mientras cuida a los niños huérfanos y en vulnerabilidad, a través de su poder. Dirige a los miembros de la iglesia para que sepan exactamente cómo pueden participar en ayudar a los huérfanos, Señor, todos somos huérfanos en cierto sentido y estamos muy agradecidos de que nos hayas adoptado en tu maravillosa familia, ayúdanos a compartir esa buena noticia, que pronto vendrá Jesús y seremos parte de la familia de Dios para siempre. Gracias por escucharnos en esta oración, en el nombre de Jesús te lo pedimos, amén.

Top news

Líderes adventistas de Interamérica comienzan con los festejos del centenario y se comprometen a esfuerzos intensos de evangelización
Las Sagradas Escrituras
Líderes adventistas se comprometen a proclamar los mensajes de los tres ángeles en toda Interamérica