21 de noviembre de 2021 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana

“Necesitamos salir de lo que nos resulta cómodo, no importa dónde estemos, y mirar a los que nos rodean, asegurándonos de ser las manos y los pies de Dios”, dijo el pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, al animar a los líderes y miembros de iglesia para que escuchen el llamado de Dios de ayudar a los niños huérfanos y vulnerables. El pastor Henry desafió a los líderes para que actúen de manera más deliberada en servir a la comunidad, en momentos en que la iglesia mundial se enfoca en el Día de Énfasis en los Niños Huérfanos y Vulnerables el 20 de noviembre de 2021.

“Tenemos muchos huérfanos en nuestro medio y, no importa cuál sea su situación, es bueno cuidar de ellos, por lo que tenemos que brindarles lo que Dios quiere que hagamos por ellos”, dijo el pastor Henry.

Con tan solo un puñado de orfanatos que son operados por la iglesia y otras fundaciones adventistas, hay una urgente necesidad de arrojar más luz sobre un ministerio que está pidiendo que los cristianos colaboren, dijo el pastor Samuel Telemaque, director de ministerios de las posibilidades de la Iglesia Adventista en Interamérica y principal organizador del evento para todo el territorio.

El pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, desafía a los líderes de la iglesia para que se enfoque en alcanzar a los niños huérfanos y vulnerables de las iglesias y comunidades que los rodean, durante un programa en línea en el Día Mundial de Énfasis en los Niños y Vulnerables este 20 de noviembre de 2021. [Fotografía: captura de pantalla de la IAD]

Énfasis en los más vulnerables

“Hoy día comenzamos un sólido énfasis en algunos de los más vulnerables de nuestras iglesias locales y comunidades: los huérfanos, esos niños y jóvenes sin un progenitor”, dijo Telemaque. “Tenemos una maravillosa oportunidad de buscarlos y animarlos para auudarlos a hallar su identidad en Cristo”.

Los niños huérfanos y vulnerables conforman uno de los siete ministerios bajo los Ministerios Adventistas de las Posibilidades que también se ocupan de los sordos, los ciegos, los que carecen de movilidad física, lo que tienen desafíos mentales, los que están de duelo por la pérdida de su cónyuge y busca apoyar a los cuidadores de ellos.

Bajo ell ema “Restaurar mi identidad en Cristo”, el evento en línea buscó crear conciencia y enviar el claro mensaje de que niños huérfanos y vulnerables de la comunidad necesitan saber que ellos también pertenecen a la familia de Dios, dijo Telemaque.

El pastor Samuel Telemaque, director de los Ministerios de las Posibilidades de la Iglesia Adventista en Interamérica, recordó a los líderes y miembros a que actúen de manera deliberada para cuidar de los más vulnerables de sus comunidades. [Fotografía: captura de pantalla de la DIA]

Actuar de manera deliberada y marcar una diferencia

En su mensaje, el pastor Stepan Avakov, director del Centro de Apoyo a la Adopción en Rostov-on-Don, en Rusia, habló de algunos de los desafíos que enfrentan los niños huérfanos y vulnerables. Avakov animó a los líderes y a los miembros a que actúen de manera deliberada para marcar una diferencia. “Tenemos una comisión de parte de Jesús de ayudar a que los niños huérfanos y vulnerables puedan restaurar su identidad en él”, expresó.

Según se estima, hay 155 millones de niños huérfanos y vulnerables en el mundo, y hay muchas más vidas que no son tenidas en cuenta, dijo Avakov. Como cristianos, expresó, “podemos responder el llamado y salvar la brecha, apoyando la salvación de ellos. “Los niños huérfanos y vulnerables están profundamente heridos, y tenemos que orar por ellos y responder con amor a todos sus temores”, dijo Avakov.

Los líderes de Interamérica estiman que hay unos 8000 huérfanos en el territorio de la División Interamericana, dijo Telemaque.

El pastor Stepan Avakov, director del Centro de Apoyo a la Adopción en Rostov-on-Don, Rusia, se refirió a algunos de los desafíos que enfrentan los niños huérfanos y vulnerables, y desafió a los líderes para que marquen una diferencia allí donde se encuentran. [Fotografía: captura de pantalla de la DIA]

Establecimiento de una fuerza de tareas de coordinadores

Ya por meses, cada unión ha establecido una fuerza de tareas de coordinadores responsables de evaluar las necesidades de los huérfanos en sus respectivos territorios e implementar ministerios relevantes para ayudarlos a desarrollar la confianza y hallar una identidad y la plenitud en Cristo, expresó. “Estamos usando un modelo de discipulado que lleva a empoderar a las personas locales que cuentan con las habilidades y experiencia en una discapacidad específica, para que ayuden a las uniones, asociaciones e iglesias locales”.

Shelly Ann Hunte, coordinadora de tareas del ministerio de huérfanos de la Unión Caribeña, desafió a los líderes para que miren más de cerca a sus comunidades. En Trinidad y Tobago, hay cuarenta residencias comunitarias, u hogares de niños, que son supervisados por el gobierno, informó ella. La capacidad general es de 740. “Estos son niños que están creciendo sin una unidad familiar tangible; muchos no conocen a Jesucristo”, dijo Hunte. Hace poco se produjo un llamado de la Autoridad del Niño en Trinidad y Tobago para que las organizaciones cristianas ayuden en estos hogares de niños, y esa es una oportunidad para que la iglesia se haga presente y ayude, añadió ella.

“En nuestro vecindario o iglesia, hay niños que necesitan orientación y protección; tenemos que orar por esos niños”, dijo Hunte.

Shelly Ann Hunte, de la Unión del Caribe en Trinidad y Tobago, anima a los líderes para que estudien más de cerca los hogares de niños u orfanatos de sus comunidades. [Fotografía: captura de pantalla de la DIA]

En Venezuela Oriental, un nuevo centro comunitario especialmente dirigido a los que tienen necesidades especiales ayuda a muchos que sufren de autismo, síndrome de Down y otras actividades de necesidades especiales cada semana. También se ofrece apoyo socioemocional a los padres todas las semanas. El centro ofrece talleres de horneado, terapia de masajes, cocina para padres y también actividades para la familia, dijeron los organizadores.

Impacto en la región Mexicana del Norte

En la región Mexicana del Norte, la iglesia, en sus once asociaciones y misiones, llevó a cabo un día especial de énfasis en los ministerios de las posibilidades del 6-13 de noviembre, antes del día mundial de los niños huérfanos y vulnerables, para crear mayor conciencia sobre las necesidades de este grupo e involucrar a los miembros para que se comprometan con los ministerios. No solo que durante la semana se enfocaron en este ministerio, sino que también se enfatizaron los otros siete ministerios de las posibilidades que atienden a los necesitados, dijo el pastor David Maldonado, director de ministerios de las posibilidades de la Iglesia Adventista en la región Mexicana del Norte.

El pastor Arnulfo Gallegos habla con un grupo de niños de una comunidad marginada en Saltillo, Coahuila, en la región Mexicana del Norte, como parte del ministerio de brindar cuidado y atención a los niños vulnerables de muchos vecindarios cercanos al centro comunitario de la iglesia. [Fotografía: Unión Mexicana del Norte]

El plan de acción es conectarse más de cerca con los centros de niños, u orfanatos, para que evalúen mejor las necesidades del lugar, y trabajar con las autoridades locales para determinar el curso de acción, dijo Maldonado. “No es tan fácil visitar estos centros, pero los miembros están visitándolos todo lo posible en este momento”, dijo. Otro impacto en el que la iglesia se ha estado enfocando implica ayudar a miles de niños vulnerables y sus familias que han viajado desde América Central para buscar refugio en varios estados del norte.

Hace poco, en Saltillo, Coahuila, la iglesia local, mediante su centro comunitario, ha estado asistiendo a los niños vulnerables brindándoles comidas, involucrándolos en actividades, y enseñándoles cómo cultivar verduras, además de brindarles ayuda psicológica. De manera similar, en Reynosa, Tamaulipas, la iglesia ha organizado Clubes de Conquistadores con niños refugiados en un parque todas las semanas, y les ha brindado alimento. El plan es cuidar de cuatro mil familias y niños vulnerables durante los próximos seis meses. “Es un proyecto que hay traído la unión y ADRA, para trabajar juntos par ayudar y marcar una diferencia en estos refugiados y en muchas de las comunidades marginadas de la región”, dijo Maldonado.

Los niños de Reynosa, Tamaulipas, en la región Mexicana del Norte, participan de actividades organizadas por la iglesia y ADRA en la Unión Mexicana del Norte para cuidar de miles de niños refugiados vulnerables y sus familias, que han viajado desde América Central este año. [Fotografía: Unión Mexicana del Norte]

A medida que la División Interamericana se está volviendo cada vez más inclusiva en su énfasis en múltiples realidades, el ministerio necesita enfocarse en las actitudes cambiantes hacia los huérfanos, dijo el pastor Telemaque.

“Queremos ayudar a que las uniones cuenten con fondos para construir orfanatos, animar a más adopciones de los huérfanos, y mover a los líderes de la iglesia desde una comprensión teológica del ministerio para enfocarse en las necesidades, aspiraciones y proceso de asimilación de los huérfanos”, expresó. “Queremos que se liberin todos los dones que hay en nuestras iglesias, y facultar a más miembros de iglesia para que hagan más por los necesitados”.

El evento en línea de seis horas de duración contó con talleres, música, oración, presentaciones especiales y espirituales. Para ver el evento en línea, ingrese AQUÍ

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Más de 6700 se unen a la Iglesia Adventista de Interamérica en finalización de campaña en línea
Creencia No. 17: Dones y Ministerios Espirituales
Día del Servicio Voluntario Adventista en Interamérica honra a los que prestan servicios