22 de julio de 2021 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ted N.C. Wilson, President de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

TW: Hola amigos. Este próximo sábado, el 24 de julio, es un día muy especial, ya que ha sido designado como el «sábado de los niños». Auspiciado por el Departamento de Ministerio Infantil, este día brinda una oportunidad especial para destacar a los niños de la iglesia, animándolos a desarrollar una relación sólida con Jesús y a compartir su fe con los que los rodean. Y, teniendo esto en cuenta, mi esposa Nancy y yo quisiéramos dirigirnos especialmente a nuestros pequeños amigos, los niños, en el mensaje de hoy.

NW: El tema de este año para el Sábado de los Niños, es «LLAMADOS a ser Diferentes: donde los niños son LLAMADOS a seguir a Jesús. “Esto me recuerda una historia en la Biblia donde cuatro muchachos adolescentes fueron llamados a ser diferentes, no solo por que quisieran ser “diferentes” sino porque amaban a Dios y querían hacer lo correcto.

TW: Estos cuatro jovencitos vivían con sus padres en la ciudad de Jerusalén cuando la ciudad fue atacada por un enemigo. El ejército Babilónico capturó a estos muchachos y a muchos otros jóvenes, y se los llevó de sus hogares y de sus madres y padres a la lejana Babilonia.

NW: Una vez que llegaron a Babilonia, estos jóvenes fueron tratados de manera especial. Los Babilonios querían entrenarlos para que se volvieran como ellos y fueran leales a su nuevo país. Cambiaron los nombres de los niños y querían cambiar muchas otras cosas sobre ellos, incluso qué tipo de comida comían y qué Dios adoraban.

TW: Por supuesto, estamos hablando de Daniel y sus tres amigos: Sadrac, Mesac y Abednego. La historia de Daniel y el foso de los leones es popular, al igual que la historia de sus tres amigos y el horno de fuego. Pero, ¿sabías que antes de enfrentarse a esas GRANDES pruebas, primero se enfrentaron a lo que parecía ser solo una «pequeña» prueba?

NW: En Babilonia, a estos muchachos, junto con los demás que habían sido capturados, se les dio comida muy especial para comer, directamente de la mesa del rey. ¡Sin duda era una comida más elegante que la que habían visto en sus vidas! Pero había un problema: Primero, esta comida había sido sacrificada a los ídolos, y comerla sería similar a adorar a esos ídolos. En segundo lugar, la comida no era lo que Dios había dicho que era lo mejor para ellos. No solo eso, sino que, como hijos de Dios, sabían que no debían beber el vino, que contenía alcohol. Pero, ¿qué podían hacer?

TW: La Biblia nos da la respuesta en Daniel 1:8. La Nueva Traducción Viviente lo dice de esta forma: “Sin embargo, Daniel estaba decidido a no contaminarse con la comida y el vino dados por el rey.”

Sus tres amigos estuvieron de acuerdo con él, así Daniel fue a pedir un permiso especial para que solo comieran comida vegetariana simple y bebieran agua, pero cuando el hombre a cargo de ellos se preocupó, Daniel dijo: “Por favor, pruébanos durante diez días con una dieta de vegetales y agua” (Dan. 1:12).

Luego, al final de los diez días, hubo una prueba sobre quién lucía más saludable: Daniel y sus tres amigos, o los otros niños que habían estado comiendo y bebiendo el vino de la

mesa del rey. Y, como nos dice la Biblia, Dios bendijo a Daniel y a sus tres amigos, y estaba claro que estaban mucho más saludables que todos los demás. A partir de entonces, pudieron comer su comida vegetariana simple y saludable y beber agua.

NW: Y Dios continuó bendiciéndoles. La Biblia nos dice en Daniel 1:17, “A estos cuatro jóvenes Dios les dio aptitud excepcional para comprender todos los aspectos de la literatura y la sabiduría; y a Daniel Dios le dio la capacidad especial de interpretar el significado de visiones y sueños.”

Por supuesto, estoy segura de que estos chicos no querían ser diferentes a los demás. No es fácil destacar y ser considerado extraño o peor. Pero estos muchachos amaban a Dios y recordaban las lecciones que habían aprendido en casa, así que decidieron que harían lo correcto sin importar nada. ¡Y miren cómo Dios los bendijo! No solo eran más saludables, sino que Dios continuó bendiciéndolos de muchas otras formas.

TW: Debido a que fueron fieles en algo que muchas personas podrían considerar

como una «pequeña» cosa, Dios los bendijo y les dio responsabilidades cada vez mayores. Los tres amigos de Daniel se convirtieron en líderes en ese país, y el propio Daniel no solo fue un líder, sino un profeta de Dios, quien escribió algunas de las profecías más importantes de toda la Biblia.

Entonces, queridos jóvenes amigos, quiero animarlos hoy a ser como Daniel y sus tres amigos, a amar a Dios con todo el corazón y a serle siempre fiel, incluso en las «pequeñas» cosas, porque Él tiene planes GRANDES y maravillosos para ti!

Oremos juntos.

Padre celestial, solo oro para que bendigas a cada uno de estos jóvenes, muchachos, muchachas que buscan en el cielo las respuestas y la dirección en sus vidas, ayúdales a darse cuenta de que necesitan someterse completamente a tu voluntad, incluso en las pequeñas cosas. Necesitan hacer lo correcto, permitiéndote guiarlos por el camino de la vida, porque tienes grandes cosas reservadas para ellos a medida que llegamos al fin de los tiempos.

Ayúdanos Señor a darnos cuenta de que Jesús vendrá pronto, y que anhelas que todos te digamos: «Sí Señor, Yo Iré, seré parte de tu gran condición para el mundo». Bendice a estos jóvenes y bendice a sus padres y a todos los que están escuchando nuestras voces, Señor, danos a cada uno de nosotros una conexión maravillosa contigo, para que seamos fieles en las cosas pequeñas y grandes a través de tu poder mientras esperamos la venida de Jesús, gracias por escucharnos, en el nombre de Jesús lo pedimos, amén.

Top news

Líderes adventistas de Interamérica se enfocan en iniciativas más efectivas de evangelismo
Después de cinco años, Hope Channel Interamérica se alista para un mayor crecimiento
La pandemia ha golpeado muy duro a las Sociedades Bíblicas