Kruja es una encantadora población medieval en Albania, a solo 30 kilómetros al norte de la capital Tirana. Se encuentra bellamente situada entre cimas montañosas, con un verde valle que se extiende hasta la costa adriática.

Cada año, este poblado costero celebra un evento especial para animar a los jovencitos cuando terminan el noveno grado de educación primaria y tres años de educación secundaria. Los estudiantes visten un atuendo formal y desfilan frente a las personas que se reúnen en la plaza. Juntamente con sus padres y amigos celebran su exitosa graduación de escuela secundaria. El otoño siguiente, algunos de ellos dejarán este lugar para continuar su jornada estudiantil en la universidad.

     r

El programa en Kruja incluyó la actuación de dos jóvenes y talentosos cantantes, dijeron los organizadores de ADRA. El poblado costero de Kruja ha sido afectado severamente por un terremoto y la pandemia de COVID-19. [Imagen: ADRA Albania]

En una nueva iniciativa, el 21 de julio de 2021, la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), en Albania, se asoció con la municipalidad de Kruja para subrayar este éxito a pesar del devastador terremoto sufrido hace dos años y los recientes meses de aislamiento y distancia social causados por la pandemia de COVID-19.

El equipo de ADRA invitó a dos jóvenes y talentosos cantantes para organizar un concierto cuya memoria podría ayudar a causar un impacto perdurable en estos jovencitos y sus padres.

Kristi Qendro, representante de ADRA y directora del proyecto de la iniciativa de apoyo “Cada Niño. En Todas Partes. En la Escuela”, dirigió un positivo mensaje a los asistentes. Los animó a ir en pos de sus sueños y a continuar su educación a través de toda su vida.

 

Parte del equipo de organizadores del evento, de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales en Albania. [Imagen: ADRA Albania]

“La educación es muy importante en nuestra vida”, dijo la directora Qendro. Sí, hubo muchas dificultades y hasta víctimas debido al terremoto y la pandemia. Pero sigan soñando y en procura de sus sueños. Nunca, nunca deben rendirse. Sigan aprendiendo y desarrollándose”, les dijo.

En su mensaje, enfatizó también la importancia de la educación de las niñas y jovencitas, haciendo notar la necesidad de desafiar las costumbres y prácticas perjudiciales. “Tal vez nuestra percepción es que la educación no es importante para las niñas y jovencitas, pero esto debe cambiar. La educación de las niñas es tan importante como la educación de los niños. Al educar a una niña, estamos creando mejores condiciones para todas las familias y generaciones futuras”, dijo.

Dirigiéndose a los padres y otros ciudadanos presentes, la directora Qendro subrayó: El mantener a la juventud en la escuela forja una sociedad más sustentable y fuerte”.

El programa de esa cálida noche de verano concluyó con un discurso por el director de Educación y Cultura de Kruja. Los representantes de ADRA Albania dijeron que esperan que el impacto de esta iniciativa se prolongue por muchos años.

La versión original de esta noticia se publicó en el sitio de noticias de la División Transeuropea.

Traducción – Gloria A. Castrejón

 

Top news

Líderes adventistas de Interamérica se enfocan en iniciativas más efectivas de evangelismo
Después de cinco años, Hope Channel Interamérica se alista para un mayor crecimiento
La pandemia ha golpeado muy duro a las Sociedades Bíblicas