El 12 de junio de 2021, se llevó a cabo una ceremonia en Italia entre religiosos de diversas denominaciones, presentada por sus organizadores como una conmemoración de la aprobación del décimo aniversario de la constitución del Consejo de Iglesias Cristianas de Marcas y el vigésimo aniversario de la firma del documento Charta Oecumenica. Todo el evento fue grabado y cargado a YouTube.

Muchos miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de dentro y fuera del territorio de la División Intereuropea miraron el video y se mostraron extremadamente preocupados cuando se dieron cuenta de que dos pastores adventistas se encontraban entre los invitados. Uno de ellos es un pastor jubilado que estaba involucrado en la organización de un grupo de camaradería e intercambio de ministros de varias denominaciones cristianas que viven en la región italiana de Las Marcas.

Dada la presencia de dos pastores adventistas en esa celebración, la administración de la División Intereuropea buscó conocer las circunstancias y condiciones de esa presencia. Después de solicitar una aclaración de nuestra parte, la administración de la Unión Italiana efectuó comentarios sobre el evento, mediante la declaración que se presenta más abajo (Documento 1). Enfatizamos la declaración de que “esta acción no tuvo por propósito reconocer o validar el Documento Ecuménico de Estrasburgo. La Iglesia Adventista de Italia no lo reconoce, no cree en él y no está sujeta a semejante ecumenismo. De allí que no procuramos unirnos al Consejo Ecuménico de Iglesias (CEC)”. Al mismo tiempo, según la perspectiva de la administración de la unión, “seguimos abiertos a cualquier tipo de relación interreligiosa pero solo si estas relaciones no cuestionan nuestra concepción y creencias específicas en la palabra profética de Daniel capítulo 7 y Apocalipsis capítulos 13 y 17”.

Para clarificar la postura de nuestra iglesia respecto del diálogo con otras denominaciones religiosas y sobre el movimiento ecuménico, sentimos la responsabilidad de reafirmar los principios enunciados en el documento “Relación con otras denominaciones religiosas” (más abajo se incluye la declaración completa, en el Documento 2), votado por la Junta Directiva de la División Intereuropea en mayo de 2020, a saber, en los siguientes puntos:

“1. La Iglesia Adventista favorece el diálogo y las relaciones cordiales de respeto y comprensión mutuos con otras confesiones religiosas, a todos los niveles de nuestra organización como iglesia”.

“5. Todas las relaciones humanas deberían estar subordinadas a los principios y valores de la Palabra escrita de Dios, que da testimonio del Verbo Encarnado de Dios, Jesucristo, quien testifica de Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo”.

“7. (…) No deberíamos llegar a ser miembros de una organización cuyos principios, creencias, objetivos y misión estén en conflicto con los principios de la Palabra de Dios y las Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Tampoco deberíamos participar de alguna negociación o acuerdo que comprometa cualquiera de nuestros valores fundamentales”.

“8. La experiencia ha mostrado que el contexto del diálogo interiglesias es un ambiente excelente para que nosotros nos relacionemos con los líderes de otras denominaciones religiosas, lleguemos a conocerlos personalmente, así como las enseñanzas de las comunidades que representan. También crea un ambiente adecuado para darnos a conocer, al explicar las creencias y puntos de vista adventistas en varias otras áreas de nuestra vida y misión como iglesia. Una relación amistosa y respetuosa puede derribar muchos prejuicios sin fundamento y promover la cooperación fructífera en muchos ámbitos de interés común”.

“9. Por otro lado, existe el riesgo real de que, al tratar de alcanzar a personas de otras denominaciones religiosas, quedemos atrapados en un sistema que nos impide predicar el mensaje que Dios nos ha encomendado. Ser miembro de una organización ecuménica, por ejemplo, implica la aceptación de pautas que están en contradicción con nuestra comprensión de la unidad, la eclesiología y la misión de la iglesia. Por ello, la División Intereuropea recomienda fuertemente que los adventistas tengan un estatus de observadores, consultores o invitados”.

Lamentamos profundamente que dos pastores adventistas hayan asistido a la celebración mencionada, que buscó conmemorar el vigésimo aniversario de la Charta Oecumenica, transmitiendo así la idea de que por su mera presencia la apoyan plenamente. No aprobamos y estamos en oposición a esa iniciativa. Es nuestro deber ser claros y consecuentes respecto de la posición de la Iglesia Adventista y su relación con otras instituciones religiosas, permaneciendo abiertos a un diálogo cordial y fructífero, pero con reservas en relación con cualquier compromiso que llame a cuestionar la especificidad del mensaje y la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Esa es la posición que esperamos de todos los que, en el nombre de la Iglesia Adventista, se pongan en contacto con otras instituciones religiosas y sus representantes.

La administración de la División Intereuropea de la Iglesia Adventista del Séptimo Día

La versión original de esta noticia y declaraciones previas fueron publicadas en el sitio de noticias de la División Intereuropea.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Líderes adventistas de Interamérica se enfocan en iniciativas más efectivas de evangelismo
Después de cinco años, Hope Channel Interamérica se alista para un mayor crecimiento
La pandemia ha golpeado muy duro a las Sociedades Bíblicas