14 de junio de 2021 | Montemorelos, Nuevo León, México | Keila Urbano y Noticias de la División Interamericana

Una niña de 9 años en el estado mexicano de Baja California mostró que nadie es demasiado joven para compartir a Jesús y motivar a otros para que lo acepten como su Salvador personal. Wendy Escalante, de la iglesia adventista Patrimonial de la ciudad de Tijuana, participó de los esfuerzos de evangelización que se están llevando a cabo en su región y otros lugares a lo largo y a lo ancho de México.

Escalante nació en una familia adventista y jamás ha participado de un club de evangelismo para niños. Tampoco ha tomado lecciones de cómo dar estudios bíblicos, aunque asiste a la Escuela Adventista Salud y Saber local y estudia música y canto.

Wendy Escalante comparte el mensaje en una iglesia adventista en Baja California, México. La jovencita comenzó a predicar desde que tenía 3 años, y hace poco dio estudios bíblicos a un grupo de creyentes, lo que resultó en dos bautismos. Sus esfuerzos, juntos con los de cientos de laicos de Baja California, han resultado en más de quinientos bautismos como parte de esfuerzos de evangelización locales y nacionales llevados a cabo en el segundo trimestre del año. [Fotografía: captura de pantalla]

A pesar de su tierna edad, Escalante ya ha servido como niña predicadora y colportora, dijeron los líderes de la iglesia local. En todos sus esfuerzos, la jovencita ha contado con el apoyo constante de su familia, en especial de sus padres Oscar y Mitzel.

Escalante comenzó a mostrar interés en ser evangelista desde que tenía 3 años. Cuando cumplió 6, comenzó a predicar en otras iglesias. Entre sus talentos, sus padres descubrieron que podía memorizar textos bíblicos y que la música ocupaba un lugar particularmente importante en su vida.

“Nos sentimos naturalmente orgullosos de ella porque es un ejemplo para nosotros y sus hermanos”, dijo Mitzel Escalante, la mamá de Wendy. “Nos está enseñando y ayudando a hallar alegría en la Palabra de Dios”.

Wendy Escalante estudia la Biblia antes de dirigir un estudio bíblico y momentos de oración. [Fotografía: Mitzel Sapien]

Justo antes del comienzo de la pandemia del COVID-19 hace más de un año, los Escalante y otros miembros de la iglesia local iniciaron un grupo de estudio de la Biblia con otros adultos. Desafortunadamente, las actividades tuvieron que ser suspendidas debido a las restricciones derivadas de la pandemia. Un hombre llamado David, sin embargo, aceptó seguir estudiando con la ayuda de Wendy. Terminó los estudios bíblicos y fue bautizado al comienzo de la pandemia.

La crisis de salud no detuvo a la niña, que en ese entonces aún no estaba bautizada, y quien muy pronto se pasó a los medios sociales, grabando lecciones bíblicas y cargando sus videos en YouTube. Su iniciativa atrajo a quince personas, que mostraron interés en llegar a conocer mejor a Jesús. Entonces, con la ayuda y ante la presencia de sus padres, Wendy comenzó a hacer videollamadas para conversar con sus visitas al grupo de estudio de la Biblia y repasar lo que habían aprendido.

Por diversas razones, el grupo se volvió cada vez más pequeño, hasta que quedó solo una mujer, Vanessa Trujillo. Durante una semana especial de evangelismo público en el Estado de Baja California y antes de que Wendy se lo preguntara, Trujillo pidió ser bautizada.

Vanessa Trujillo (izquierda) y Wendy Escalante (derecha) posan para una fotografía después de ser bautizadas el 29 de mayo de 2021 en Tijuana, Baja California, México. Escalante, de solo 9 años, orientó a Trujillo en los estudios bíblicos hasta que ambas fueron bautizadas, como parte de esfuerzos de evangelización en todo el estado y el país. [Fotografía: Asociación de Baja California]

“[Trujillo] decidió bautizarse porque, al estudiar la Biblia, aceptó que, como lo expresa Marcos 16:16, ‘el que creyera y fuera bautizado será salvó’”, informó el pastor Juan David García, director de evangelismo de la Iglesia Adventista en la región Mexicana del Norte, al referirse a la obra misionera de Escalante.

Escalante y Trujillo asistieron a la campaña de evangelización “Profecías de esperanza” en su iglesia local y escucharon al orador invitado, el pastor Raúl Pérez, del 22-29 de mayo de 2021. Al final de la serie, ambas tomaron la decisión de ser bautizadas.

Las reuniones de evangelización en la congregación de Patrimonial de Tijuana fueron parte de esfuerzos más extendidos en todo el estado y el país. En total, 349 grupos pequeños participaron y 585 personas fueron bautizadas en la Asociación de Baja California, informaron los líderes de la iglesia en la región. Para la semana final especial de evangelismo participaron cincuenta predicadores, incluidos evangelistas laicos, pastores locales, maestros, colportores y pastores invitados de otras regiones.

Wendy Escalante acompaña en la plataforma a líderes de la iglesia local y de la unión durante una reunión de predicadores laicos llevada a cabo el 21 de octubre de 2019 en Tijuana, Baja California, México. [Fotografía: Mitzel Sapiel]

El pastor Juan Hilario Olguín, presidente de la Iglesia Adventista en la Asociación de Baja California, dijo que se siente agradecido porque todos apoyaron la iniciativa de evangelización mediante preparativos cuidadosos y detallados. “Es la pasión, el amor, la dedicación y los sacrificios que los miembros de iglesia en Baja California tienen por la salvación de las personas lo que motivó a que todos apoyaran esta iniciativa”, expresó.

Sharon Domínguez colaboró con esta noticia.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Padre e hijo terminan jornada de 322 kilómetros en kayak para apoyar a ADRA
La pandemia del COVID-19 no ha terminado, dice ADRA
Congreso en línea de mayordomía fortalecerá a los miembros de iglesia de Interamérica