La familia Hernández Medina muestra ilustraciones frente a su tienda en su casa, durante el Camporí Virtual de Aventureros en toda la isla, llevado a cabo en Puerto Rico del 16-18 de 2021. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

5 de mayo de 2021 | Mayagüez, Puerto Rico | Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana

No había otra cosa que sonrisas en cientos de rostros de niños de los hogares adventistas de Puerto Rico, porque los Clubes de Aventureros de la isla se unieron para un camporí en línea el mes pasado. El Camporí de Aventureros en toda la isla atrajo a más de 550 niños de 4 a 9 años para un fin de semana en sus hogares en el que estudiaron la Biblia, participaron de desafíos espirituales, físicos y misioneros, y obtuvieron decenas de especialidades, entre otras cosas. Varios clubes armaron tiendas manteniendo la distancia social en los terrenos de sus iglesias durante varias horas durante el día para una interactividad segura durante el evento de tres días, que se llevó a cabo del 16-18 de abril de 2021.

El Club de Aventureros Guerreros de Jesús de Esperanza, de Arecibo, Puerto Rico, acamparon por varias horas durante el día en los terrenos de la iglesia. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

“Fue importante hacerle saber a esta generación joven, ya agobiada por una rutina en medio de una pandemia continuada, que cada uno de ellos tiene una misión de compartir el evangelio con los que los rodean”, dijo el pastor David Sebastian, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Puerto Rico y principal organizador del evento. “No quisimos que se perdieran el evento planificado hace años, y hacer que participaran desde sus casas es lo mejor que les pudimos ofrecer”, dijo. Fue la primera vez que la Iglesia Adventista en Puerto Rico organizó un camporí virtual. El Camporí del Club de Aventureros nacional anterior se llevó a cabo en 2012.

Con el tema de la vida del Juan el Bautista, el camporí hizo saber a cada Aventurero que cada niño tiene una misión cuando nace en esta tierra, y que Dios puede equiparlos, así como lo hizo con Juan el Bautista para que la cumplan.

“Nuestra misión es la misma que la de Juan el Bautista, quien preparó el camino para la venida de Jesús, de manera que muchos puedan estar listos para su segunda venida y participen del gran camporí celestial cara a cara”, dijo Sebastian al dirigirse a cientos de niños mediante la plataforma cerrada de Zoom.

Kiriam Muñíz, líder del Club de Aventureros Juana Díaz del sur de Puerto Rico, ora junto a dos miembros del club y a otro líder del club por un agente de policía en la calle, como parte de una actividad misionera durante el camporí del fin de semana. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

“Los niños estaban tan entusiasmados y felices de tener un evento especial solo para ellos y los miembros de su familia”, dijo Sebastian. “Los padres enviaron fotografías de sus desafíos de actividades físicas, los proyectos espirituales en los que trabajaron, y aun se vistieron como en los tiempos bíblicos para imitar el ministerio de Juan el Bautista”, dijo Sebastian. “Hasta vi videos de Aventureros que pretendías que estaban bautizando a sus hermanos y sus perros, de manera que realmente se la tomaron en serio”, dijo Sebastian.

“Sigan siendo activos en sus clubes y continúen compartiendo su fe con otros”, dijo el pastor Luis Rivera, presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico, al saludar a la delegación de Aventureros. Rivera también destacó la importancia de esos clubes uniformados que ofrece la Iglesia Adventista como una gran herramienta que ayuda a los jóvenes a participar de actividades recreativas entretenidas que enseñan valores para la vida.

El pastor Andrés Peralta, director asociado de Ministerios Jóvenes de la Iglesia Adventista mundial, saludó a los jovencitos durante el programa en línea. “Estoy tan satisfecho de que quieran preparar el camino para cuando Jesús venga a esta tierra, y queremos que sepan que estamos aquí para apoyarlos en esa misión”, dijo Peralta.

Un miembro del Club de Aventureros de Zona Nordeste B de la Asociación Puertorriqueña del Este, salta a la cuerda durante un desafío físico que fue parte del camporí. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

El pastor Al Powell, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Interamérica, recordó a los Aventureros que Dios también espera que ellos compartan el amor de Dios con otras personas. “Somos la luz en este mundo, y eso significa que ustedes también pueden hacer brillar el evangelio a los que los rodean”, dijo Powell.

El evento fue transmitido desde los estudios de la sede del territorio en Mayagüez, por medio de algunas presentaciones pregrabadas, segmentos musicales, historias animadas, un desfile virtual de cada club, una feria de especialidades que contó con la enseñanza de 19 especialidades diferentes que se enseñaron durante porciones en vivo del programa del fin de semana. El evento también contó con juegos en línea de conocimientos bíblicos, oraciones por las personas de los diversos vecindarios, reconocimientos a los líderes de los clubes, una ceremonia de investidura, y artes y manualidades.

El Club de Aventureros Lessem. Bethesda 1 San Sebastián de la Asociación Adventista del Oeste de Puerto Rico participa del desfile virtual. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

Para saber más sobre la Iglesia Adventista en Puerto Rico, sus iniciativas y actividades, ingrese a adventistas.pr

David Sebastian colaboró con este artículo.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En Colombia, matrimonio solicita bautismo después de sobrevivir al COVID-19 y sumarse a club de ciclismo
Dirigentes y personal reanudan trabajo presencial en oficinas de la División Interamericana
En México, niña de 9 años muestra que nadie es demasiado joven para participar del evangelismo