Trabajadores voluntarios de la isla de Santa Cruz empacan uno de cuatro contenedores con artículos destinados a las víctimas de la erupción el volcán en San Vicente. [Fotografía: Pastor Timothy]

26 de mayo de 2021 | Santa Cruz, Islas Vírgenes de los Estados Unidos | Royston Philbert/NCC y Noticias de la División Interamericana

Los adventistas de diez islas de la región Norteña del Caribe unieron fuerzas hace poco para brindar asistencia urgente a los cientos de personas desplazadas por las erupciones del volcán La Soufrière en San Vicente y las Granadinas. El volcán, que había estado inactivo durante más de cuarenta años, envió lava desde la montaña que cubrió la atmósfera sudeste del Caribe con cenizas tóxicas el año pasado.

“Hemos descubierto que aún hay importantes brechas en las necesidades básicas, lo que incluye faltantes de alimentos, agua, higiene, artículos de higiene y equipos de protección individual”, dijo el pastor Alexander Isaacs, director de ministerios de salud de la Iglesia Adventista en el territorio del Caribe inglés. “Las necesidades son amplias, y estamos trabajando a contra reloj para llevar esos artículos esenciales a los afectados”. Al comienzo de las erupciones del 9 de abril de 2021, más de veinte mil personas se vieron desplazadas e incapaces de retornar a sus hogares.

Artículos asistenciales recolectados en San Martín son cargados en un camión que se dirige al puerto para enviar el cargamento a San Vicente y las Granadinas. [Fotografía: Christina Blythe]

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), por medio de Wilmoth James, director local en la Asociación Norteña del Caribe, colaboró con los líderes de Servicios Comunitarios de la región para responder y aliviar la incomodidad de los residentes de San Vicente y las Granadinas. Los líderes también recolectaron una ofrenda especial para los afectados por la catástrofe en todas sus congregaciones el pasado 24 de abril.

Cuatro contenedores de seis metros con artículos fueron recolectados en Santa Cruz. Otros contenedores recolectados el mes pasado en San Eustacio, Anguila, Tórtola y San Martín incluyeron miles de cajas de agua, paquetes de artículos de higiene personal, agentes de limpieza, artículos de tocador y prendas de vestir. Asimismo, los miembros de iglesia de Santo Tomás recolectaron miles de dólares para San Vicente. Este mes también se enviaron más cargamentos, dijeron los líderes de la iglesia.

El pastor Trent Berg y trabajadores voluntarios posan con los artículos asistenciales en Virgen Gorda destinados a San Vicente. [Fotografía: Asociacíon Norteña del Caribe]

“Muchos de ustedes han observado las imágenes desgarradoras de los efectos que esta actividad sísmica ha tenido sobre las personas de San Vicente”, dijo el pastor Desmond F. James, presidente de la Iglesia Adventista en la Asociación Norteña del Caribe, al hacer un llamado a los líderes de la iglesia de la región a comienzos del mes pasado. “Nos sentimos sumamente agradecidos por la robusta respuesta que mostraron los pueblos del norte en una respuesta masiva y compasiva en dinero efectivo y otras ayudas para nuestros hermanos y hermanas afectados por la catástrofe”. Los líderes de la iglesia ya han distribuido los artículos a los afectados.

Wilmoth James dijo que equipos de emergencia de ADRA trabajaron en el lugar para movilizar a los miembros de manera de apoyar la necesidad en la isla de San Vicente. “Nos sentimos agradecidos a Dios porque los miembros se unieron para esta misión de misericordia. Creemos que varios factores contribuyeron a la respuesta, lo que incluye la estructura establecida por ADRA a lo largo de los años en las islas, los depósitos de ADRA establecidos en cada isla para activarlos durante emergencias, y la generosidad de los miembros de iglesia. “Los miembros [de nuestro territorio] saben lo que significa dormir sin un techo sobre la cabeza y estar necesitando agua”, dijo. “El hecho es que el espíritu de generosidad que todavía está vivo en los miembros de la Asociación Norteña del Caribe es maravilloso de presenciar”.

El pastor Howard Simon y un voluntario posan listos para enviar el contenedor con artículos desde Anguila a San Vicente. [Fotografía: Alma Gumbs]

Peters dijo que “los miembros compraron prendas de vestir y otros alimentos, las comunidades colaboraron con la iglesia y llevaron a cabo esfuerzos totales de brindar apoyo a la iniciativa”.

Los artículos donados fueron a las personas de los diez refugios que supervisa la Iglesia Adventista en San Vicente y las Granadinas. Artículos adicionales fueron provistos para el programa diario de alimentación que aún está en curso en la iglesia de San Vicente.


Voluntarios de Tórtola descargan artículos en el puerto para ser enviados a San Vicente. [Fotografía: Dwayne Nibbs]

Los miembros de iglesia en la Asociación Norteña del Caribe continuarán recolectando fondos para apoyar a las personas afectadas de San Vicente durante los próximos días y semanas.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En Colombia, matrimonio solicita bautismo después de sobrevivir al COVID-19 y sumarse a club de ciclismo
Dirigentes y personal reanudan trabajo presencial en oficinas de la División Interamericana
En México, niña de 9 años muestra que nadie es demasiado joven para participar del evangelismo