27 de abril de 2021 | Caracas, Venezuela | Steven Rosado y Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Venezuela está de luto por la pérdida de Pablo Carreño, tesorero de la iglesia en el Este de Venezuela, quien falleció por complicaciones del virus COVID-19 la semana pasada. El tesorero Carreño falleció después de haber sido admitido en una clínica en Maracay, el 22 de abril de 2021. Tenía 45 años.

“Pablo dejó una marca indeleble como tesorero de la Unión Venezolana Oriental”, dijo el Pastor Jorge Atalido, presidente de la iglesia en esa unión venezolana. “Él fue un moderno José cuando se trataba de finanzas, un esposo modelo, siempre atento con su esposa y un padre ejemplar”.

El Pastor Josney Rodríguez, secretario ministerial de la iglesia en Interamérica y ex presidente de la Unión Venezolana Oriental, dice que recuerda al tesorero Carreño como una persona empática, asertiva, generosa y humilde, quien siempre se esforzó en pos de la excelencia aun cuando esto significara esfuerzos, dinero o tiempo extra. Pablo Carreño y Josney Rodríguez trabajaron juntos como administradores de unión durante más de ocho años.

Pablo Carreño, tesorero de la Unión Venezolana Oriental, situada en Caracas, Venezuela, falleció el 22 de abril de 2021. [Imagen: Unión Venezolana Oriental

“Todos lo amaban y uno podía ver la mano de Dios guiando su vida”, dijo el Pastor Rodríguez. “Fue un gran apoyo para la unión en algunos de los tiempos más difíciles en los que se puede vivir”. Fue instrumento vital en el establecimiento de muchas instituciones en la Unión Venezolana Oriental”, agregó. “Su familia, la iglesia y amigos han perdido a un gran hombre de Dios, pero su legado continúa”.

Los dirigentes de la iglesia celebraron dos servicios especiales en línea, el 24 y el 25 de abril, para celebrar su vida y honrar su memoria. Administradores y dirigentes de la División Interamericana hablaron acerca de su vida durante el programa.

“Estamos muy tristes por haber perdido a un siervo de Dios”, dijo el Pastor Elie Henry, presidente de la iglesia en Interamérica. “Fue un miembro de nuestra junta directiva por muchos años y lo vamos a extrañar grandemente”. El Pastor Henry dijo que los dirigentes de la iglesia en la División Interamericana habían estado orando diariamente por la salud del tesorero y su completa recuperación. “Aun cuando no entendemos la forma en que Dios trabaja, continuamos confiando en Dios, porque él está al control y Jesús viene muy pronto”, dijo.

“Son momentos como estos los que nos hacen reflexionar en cuán importante es para nosotros y nuestra familia estar preparados espiritualmente”, dijo el Pastor Luis Paredes, secretario ministerial de la iglesia en el Este de Venezuela. “Debemos seguir adelante confiando en que Dios va delante de esta embarcación que espera llegar al puerto del reino celestial”.

Pablo Carreño nació en Venezuela e inició su servicio en favor de la iglesia como contador de la Asociación Venezolana Occidental. En sus más de 26 años de servicio, trabajó como gerente de una compañía de alimentos, contador y tesorero asistente en el Hospital Adventista de Venezuela, en Barquisimeto, tesorero de la Unión Venezolana Occidental, antes de prestar sus servicios en la Unión Venezolana Oriental por más de 11 años hasta su fallecimiento.

A Pablo Carreño le sobreviven su esposa Nairim, su hijo Oscar y su hija Carol.

Traducción – Gloria A. Castrejón

 

 

Top news

Padre e hijo terminan jornada de 322 kilómetros en kayak para apoyar a ADRA
La pandemia del COVID-19 no ha terminado, dice ADRA
Congreso en línea de mayordomía fortalecerá a los miembros de iglesia de Interamérica