9 de noviembre de 2020 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana.

“No se engañen pensando que las cosas van a mejorar. Las cosas solo se volverán más complicadas y confusas”, dijo el pastor Ted N. C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista mundial, al dirigirse a los principales líderes adventistas de Interamérica en el día de hoy por vía Zoom. “De eso se tratan los mensajes de los tres ángeles, de llamar a las personas para que salgan de la confusión, de Babilonia, del caos, a una comprensión clara de que Dios tiene un plan para todos si le permiten que él obre en sus vidas”.

El pastor Wilson hizo un claro llamado a los administradores y directores de departamento de la división, las uniones y las instituciones en el comienzo de las juntas de fin de año de la División Interamericana, para que sean parte de la última proclamación del movimiento adventista.

“Pasen tiempo con la Palabra de Dios y el espíritu de profecía, oren con fervor, ayuden a que otros sean dirigidos al último clímax maravilloso de la historia de la tierra, en el que el pueblo de Dios será probado por el fuego como nunca antes”, dijo el pastor Wilson. La pandemia es tan solo un llamado a despertar que recuerda a cada creyente que tiene que estar listo para lo que vendrá, añadió.

El pastor Ted N. C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista mundial, habla a los miembros de la Junta Directiva de la División Interamericana, en el primer día de sesiones durante la junta de fin de año, este 9 de noviembre de 2020. [Fotografía: captura de pantalla de la DIA]

Regreso a las bases

“Es tiempo de que volvamos a las bases”, dijo el pastor Wilson. Instó a los líderes a que fijen sus ojos en Cristo, su justicia, y proclamen el evangelio eterno a todas las personas en todas partes. También recordó a los administradores que no tienen que dejarse engañar pensando que son la cabeza de la Iglesia Adventista allí donde les toca dirigir. “Jesús es la única cabeza de la iglesia, y nosotros somos sus facilitadores, a su servicio”.

Explicó que ahora más que nunca, los líderes y los miembros necesitan estar completamente comprometidos con la proclamación final del mensaje del evangelio.

“Ha llegado el tiempo de ser serios, aún más serios de lo que hemos sido respecto de la maravillosa misión que se le ha encomendado a la Iglesia Adventista del Séptimo Día”, dijo el pastor Wilson. “Ustedes no son tan solo otra denominación o una iglesia o una iglesia humanitaria, u otro grupo bueno de personas que brinda algún tipo de asistencia. Son parte de un grupo único de personas bosquejado en Apocalipsis 12, que guarda los mandamientos de Dios y tiene el testimonio de Jesús, fieles a la Palabra de Dios y a esta gran misión que él les ha encomendado”.

En términos simples, “están aquí para decirles a las personas que Jesús viene pronto”, añadió.

Administradores de la División Interamericana, de izquierda a derecha: Pastores Filiberto Verduzco, tesorero, Elie Henry, presidente, Leonard Johnson, secretario ejecutivo, comienzan las Juntas de Fin de Año de Interamérica por vía Zoom desde Miami, Florida, Estados Unidos, el 9 de noviembre de 2020. [Fotografía: captura de pantalla de la DIA]

Sesión de oración

Durante su mensaje devocional, el pastor Wilson expresó su profundo dolor y envió condolencias a las víctimas de las catástrofes naturales en el territorio de la División Interamericana, en especial a los afectados por el Huracán Eta en América Central.

El pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, pidió a los casi doscientos miembros de la junta directiva que participen en sesiones de oración por las víctimas del Huracán Eta en Panamá, Nicaragua, Honduras, Belice, Guatemala, Cuba, Bahamas, las Islas Caimán y aun partes de México. También se llevaron a cabo oraciones por los cientos de víctimas de la pandemia en Interamérica hasta el momento.

Informe del secretario

En su informe, el pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la División Interamericana, agradeció al personal de la división, las uniones, los campos locales y las iglesias locales por su dedicación y compromiso por reportar con exactitud sobre el crecimiento de los miembros y el servicio en el territorio.

Para el fin del segundo trimestre de 2020, el total de miembros alcanza 3.678.220, una pérdida reflectiva de unos 30 mil miembros respecto de 2019, dijo. Los nuevos bautismos, miembros agregados por profesión de fe y cartas de traslado recibidas, sumaron 110.671. Sin embargo, los ajustes por muertes en los libros, los ajustes de los que se fueron o fueron retirados de la iglesia, sumaron 140.759.

El pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista en Interamérica, presenta su informe a la junta directiva. [Fotografía: Osman Longa/DIA]

“Esto es algo que nos entristece y nos preocupa”, dijo el pastor Johnson. Se están informando periódicamente las cifras, dijo, y se están llevando a cabo auditorías de miembros para enfatizar una realidad que acaso no les guste a los líderes, pero dijo: “Tenemos que contar a cada miembro, y tenemos que luchar por retener a nuestros miembros”.

Las cifras de pérdidas fueron realmente preocupantes para el pastor Juan Caicedo, presidente de la Iglesia Adventista en la región Colombiana del Sur. “Esto me provoca gran preocupación; me lleva a pensar en cómo repasar o ajustar nuestro plan estratégico para implementar planes más prácticos, para que nuestros pastores y laicos se aseguren de retener mejor a los miembros”, dijo Caicedo. “Necesitamos implementar elementos más deliberados para evaluar y proyectar hacia dónde necesitamos ir, para ser más efectivos en la retención de miembros”.

Los planes de acción para la retención serán revisados en la finalización de las sesiones dentro de dos días, dijo el pastor Henry. “El objetivo es que, cuando los miembros de iglesia se unan a la iglesia, permanezcan activos alistándose para la venida de Cristo, y tenemos varios puntos de agenda para responder a eso”.

El pastor Johnson informó que este año se añadieron hasta el momento 69 nuevas congregaciones, en comparación con las 393 congregaciones organizadas en 2019, una disminución significativa atribuida mayormente a cuestiones relacionadas con la pandemia. Asimismo, su informe incluyó cifras sobre el número de Servicios de Voluntarios Adventistas y Empleados del Servicio Internacional que están actualmente en servicio y las uniones que se han sumado al Sistema de Gestión de la Iglesia Adventista, en otros temas.

Un grupo de casi doscientos miembros de la Junta Directiva de la División Interamericana, durante las sesiones del día de hoy. [Fotografía: captura de pantalla de la DIA]

Durante la sesión de la junta en el día de hoy, los miembros de la junta directiva también recibieron un informe sobre planes de acción de la iniciativa de evangelismo I Will Go Inter-America. En los próximos dos días, los líderes repasarán los puntos específicos de la iniciativa, específicamente en las áreas de servicio comunitario y educación. El plan misionero I Will Go será votado oficialmente esta semana e implementado en todo el territorio de la División Interamericana durante los próximos cinco años.

La agenda de las reuniones también incluye la votación sobre nuevos reglamentos, informes financieros, y la revisión de iniciativas y actividades adicionales. Para saber más, ingrese a interamerica.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Padre e hijo terminan jornada de 322 kilómetros en kayak para apoyar a ADRA
La pandemia del COVID-19 no ha terminado, dice ADRA
Congreso en línea de mayordomía fortalecerá a los miembros de iglesia de Interamérica