15 de julio de 2020 | Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México | Uriel Castellanos / Noticias de la DIA

A medida que las cifras de afectados por el coronavirus se disparan en México, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el Estado de Chiapas está sintiendo el dolor de perder cientos de miembros de iglesia en las últimas semanas. Los líderes de la iglesia llevan registro de 275 muertes entre sus miembros que, se cree, fallecieron debido a la pandemia del coronavirus. Entre los fallecidos hay dos empleados de la iglesia y un pastor jubilado.

Joel Álvarez, de 52 años, que era contador del sistema educativo de escuelas adventistas en la Asociación Central de Chiapas en Tuxtla Gutiérrez, falleció en el día de ayer por complicaciones producidas por el COVID-19. Pasó sus últimos diez días conectado a un respirador, informaron los líderes de la iglesia. Lo sobreviven su esposa Mayra, un hijo y una hija.

Humberto Pérez Aguilar, de 59 años, que era pastor distrital en Tecpatán en la sección noreste del estado, falleció el 28 de junio. Acababa de completar treinta años de servicio activo en la iglesia este año y deja a su esposa Lea y tres hijas.

Miguel Ramos Contreras, de 65 años, quien se retiró del servicio activo a la iglesia hace tres años, falleció el 3 de julio. Trabajó como capellán de instituciones educativas durante años, y es recordado como uno de los primeros capellanes experimentados de la región. Lo sobreviven su esposa Susana y dos hijos.

La familia Álvarez aparece rodeada por parientes durante el servicio conmemorativo en honor de Joel Álvarez, un contador del sistema educativo adventista que falleció el 14 de julio de 2020, después de luchar contra el COVID-19. La Iglesia Adventista de Chiapas llevó a cabo un servicio conmemorativo de dos horas de duración para honrar el servicio dedicado de Álvarez a la iglesia durante los últimos 18 años. Álvarez se convirtió en el tercer empleado de la iglesia y el miembro número 275 en perder la vida como resultado de la pandemia. [Fotografía: Chiapas Mexican Union]

“Estamos pasando por un momento difícil en este momento”, dijo el pastor Ignacio Navarro, presidente de la Iglesia Adventista en la Unión Mexicana de Chiapas. “Las últimas tres semanas han sido las más complicadas”. El pastor Navarro, junto con los líderes en la sede de la unión, han dirigido servicios conmemorativos en línea para esos tres empleados, honrándolos por su dedicada labor en favor de la misión de la iglesia.

Menos de 24 horas después de su muerte, los líderes de la iglesia en Tuxtla Gutierrez hablaron del trabajo de Joel Álvarez, durante un servicio conmemorativo de dos horas de duración que tuvo lugar más temprano en el día de hoy. Enviaron sus condolencias a la familia y ofrecieron mensajes de esperanza a la familia Álvarez, que se congregó en su hogar para mirar.

Cientos de miembros de iglesia enviaron mensajes de solidaridad cristiana por la pérdida de Álvarez, y compartieron sus experiencias con él.

Mayra Cadena agradeció a los líderes de la iglesia y a los demás miembros por sus oración, apoyo y mensajes de fe y condolencias. “Hay muchas familias que están pasando por momentos de tanto dolor”, dijo. “Lo único que puedo decirles es que se aferren al Señor, porque Jesús viene pronto. Cadena dijo que aguarda con ansias el día en que pueda ver a su padre, que falleció hace un tiempo, su esposo y su bebé que falleció días después de su nacimiento hace tres años. “Solo Dios puede ayudarnos a estar firmes y aguardar la segunda venida de Cristo”, expresó.

El pastor Ignacio Navarro, presidente de la Iglesia Adventista en Chiapas, Mexico, dice que la iglesia está pasando por momentos difíciles, porque más de 275 miembros han fallecido como resultado del COVID-19. [Fotografía: Unión Mexicana de Chiapas]

“Tenemos una enorme cantidad de miembros que están sufriendo de síntomas muy evidentes de COVID-19, si bien no todos los casos han sido confirmados”, dijo Navarro.

Los pastores locales se han estado conectando mediante mensajes de celular y en línea para brindar consuelo a las familias que han sobrevivido y los miembros que se están viendo afectados por la pandemia.

Hay 79 empleados de la iglesia que con casos positivos confirmados de COVID-19. Los líderes llevan registro de más de 4000 que, creen, están sufriendo de síntomas de coronavirus, pero muchos no se han sometido a la prueba.

Las cifras del gobierno de Chiapas muestran que se han producido 742 muertes como resultado del coronavirus y se han confirmado 5201 casos positivos. En el resto del país, las cifras nacionales indican que más de 36.300 personas han perdido la vida por la pandemia y que hay 311 mil casos positivos confirmados. Las cifras siguen escalando todos los días.

Los miembros de iglesia reciben una caja con alimentos durante la distribución masiva que organizó la iglesia el mes pasado en beneficio de las familias necesitadas de Chiapas. [Fotografía: Unión Mexicana de Chiapas]

Los líderes de la iglesia continúan llevando a cabo cultos de adoración, seminarios y campañas de evangelismo en línea, dijo Navarro.

Aun cuando hay muchos miembros sin trabajo y sin poder sustentar a sus familias, ellos siguen apoyando la misión de la iglesia por medio de sus diezmos y ofrendas. Según datos actualizados hasta el mes pasado, la iglesia ha sufrido una disminución del 30 por ciento en la recaudación de contribuciones. Es un monto significativo, pero Dios seguirá guiándolos, dijo Navarro.

La Iglesia Adventista en Chiapas ha logrado ayudar a miles de familias adventistas necesitadas con cajas de alimentos desde abril en todo el territorio, y a miles de la comunidad, por medio de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en Chiapas.

Navarro informó que cada uno de los ocho campos locales de Chiapas han distribuido artículos médicos y medicamentos, además de proveer de tanques de oxígeno para el tratamiento del coronavirus a los hospitales y de ayudar a los miembros de iglesia durante su tratamiento en las instituciones de salud.

Dos miembros de iglesia de la región de Soconusco sostienen las cajas de alimentos que les brindó la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chiapas, México. [Fotografía: Unión Mexicana de Chiapas]

La iglesia de Chiapas cuenta también con un médico que está en coordinación con los profesionales de salud para brindar consejos médicos a los empleados y miembros que sospechan que podrían tener síntomas del COVID-19, por medio de una línea telefónica como así también por llamadas de video. La línea está disponible las 24 horas del día. Los pastores también han estado recordando a los miembros que tienen que continuar practicando el distanciamiento social y las medidas de higiene.

“Estos son momentos de grandes desafíos, pero es momento de estar unidos y de rodillas en oración como una gran familia, una gran familia adventista”, dijo Navarro.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chiapas, México, cuenta con cerca de 258 mil miembros y 3229 iglesias y congregaciones. La iglesia opera una universidad y 31 escuelas primarias y secundarias.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Líderes de Ministerios a Campus Públicos afirman a los estudiantes en su papel de compartir el evangelio en el campus y la comunidad
El énfasis renovado en los mensajes de los tres ángeles puede ser un punto de inflexión
En Interamérica, líderes de ministerios de salud se comprometen a fortalecer las iniciativas de ‘I Will Go’ en sus congregaciones y comunidades