20 de marzo de 2020 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Marcos Paseggi, Adventist Review

Un miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el Reino Unido ha fallecido del coronavirus (COVID-19), según el presidente de la Unión Asociación Británica Ian Sweeney. Sweeney, que coordinó momentos especiales de oración en línea en la noche del 18 de marzo de 2020, no brindó información adicional sobre el miembro fallecido.

En un mensaje por correo electrónico dirigido a Adventist Review este 19 de marzo, Victor Hulbert, director de comunicación de la División Transeuropea, confirmó la muerte de un miembro de iglesia, añadiendo que la persona vivía en la región de Londres. Ya se había informado de la muerte de otro miembro en China a comienzos de febrero.

Hulbert también contó que “todas las iglesias del Reino Unido e Irlanda ahora han cerrado, y muchas están trabajando de maneras innovadoras para continuar con los contactos y los cultos”. Dijo que lo mismo se aplica a la mayoría de los demás países de la región, si bien los líderes regionales no cuentan con una lista completa actualizada por el momento. Los principales eventos regionales para los próximos meses han sido cancelados.

Circunstancias inusuales

En su mensaje y momentos de oración de 19 minutos el 18 de marzo, Sweeney dijo que los eventos actuales están forzando a los miembros adventistas a que implementen procedimientos y practiquen hábitos a los que no están acostumbrados.

“El distanciamiento social va en contra de la cultura a la que estamos acostumbrados los adventistas”, dijo Sweeney, quien reconoció que las congregaciones adventistas locales suelen ser conocidas por su cercanía y por pasar tiempo juntos.

Sweeney también recordó a los miembros de iglesia que la fe también implica ser ciudadanos responsables. “Nuestra fe tiene que ser acompañada de acciones responsables”, dijo al repasar algunas de las últimas directivas del gobierno para prevenir y luchar contra el COVID-19.

Al mismo tiempo, Sweeney pidió a los miembros que vayan más allá de las regulaciones actuales para ver el panorama completo.

“La crisis del COVID-19 pasará, pero la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día seguirá adelante”, dijo. “Puede que las iglesias hayan cerrado, pero la iglesia no se ha detenido; los cultos de la iglesia pueden haber sido suspendidos, pero la iglesia aún sigue viva, aún sigue avanzando”, añadió.

Acerquémonos a Dios

Durante la sesión especial de oración en línea, Sweeney hizo un decidido llamado a usar la crisis actual para acercarse a Dios. Basó sus breves declaraciones en Santiago 4:8, donde Santiago escribió: “Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes” (NVI).

“Si esta epidemia nos enseña algo, es de nuestra gran necesidad de acercarnos a Dios”, expresó. “Tenemos que ser responsables y distanciarnos físicamente, pero no necesitamos distanciarnos socialmente de Dios; podemos acercarnos a él”.

Cuando nos acercamos a Dios

Sweeney reconoció que el mundo está asustado y lleno de temor. “Nadie realmente sabe cómo será el mundo al fin de la pandemia del COVID-19”, dijo. Pero no debería impedirnos tomar una decisión consciente de acercarnos al Señor no importa lo que pase.

“Al acercarnos a [Dios], él puede —en su bondad, en su sabiduría y en su poder— otorgarnos la sanción. Y él puede otorgarnos no solo la sanación del virus; puede garantizarnos la sanación de nuestra mente: de nuestro temor, de nuestras preocupaciones y de nuestras angustias”, enfatizó Sweeney.

Los acontecimientos actuales también deberían convertirse en una oportunidad de acercarnos a los demás todo lo que sea posible, según Sweeney.

“Aun si tomamos [nuestra] responsabilidad en serio, si estamos sanos y según nos sea posible, al acercarnos a Dios, también podemos acercarnos a otros para ayudarlos en sus necesidades”, señaló.

Finalmente, Sweeney hizo un apasionado llamado para orar por los que están de duelo.

“Para los que están de duelo, oramos para que Dios pueda estar muy cerca de ellos de manera muy especial y muy real. Creámoslo o no, todos somos muy bendecidos y muy afortunados: Tenemos un Dios en quien podemos confiar y a quien podemos acercarnos”, expresó.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Nueva plataforma en línea provee oportunidades para estudiantes colportores en México
En Interamérica, la Conferencia SeLD, en línea, enfocará su atención en liderazgo en tiempos inusuales
Cómo un hogar de ancianos adventista logró mantenerse libre del COVID-19 en Italia