A continuación se presenta un comunicado de prensa de la División Intereuropea de los Adventistas del Séptimo Día, fechado el 24 de febrero de 2020. —Los editores

El sábado 25 de enero de 2020, el pastor de una congregación local en Italia firmó una declaración conjunto con otros grupos religiosos que, si bien se enfocaba en el diálogo respetuoso entre las diversas denominaciones religiosas, contenía algunas declaraciones que van en contra de los principios adventistas del séptimo día en lo que respecta a las relaciones entre las iglesias.

La administración de la División Intereuropea desaprueba la firma del documento ecuménico y reafirma su postura referida a la participación de entidades y representantes de la iglesia en emprendimientos ecuménicos.

Como resultado, los directivos de la División Intereuropea desean aclarar la participación de pastores y líderes adventistas en encuentros y eventos con representantes de otras entidades religiosas.

La División Intereuropea alienta a todas sus entidades para que se rijan y eduquen a otros sobre los principios que se encuentran en la Biblia, en los escritos de Elena G. White, y en diversos documentos y declaraciones producidas por la Iglesia Adventista, en lo que respecta a nuestra relación con otras religiones y denominaciones. Confirmamos que:

1. La Iglesia Adventista favorece el diálogo y las relaciones cordiales de respeto y comprensión mutuos con otras confesiones religiosas en todos los niveles de la organización eclesiástica.

2. Estamos plenamente convencidos y defendemos decididamente que la libertad de conciencia y la libertad religiosa son derechos inherentes a todos los seres humanos, no como algo que reclamamos solamente para nosotros sino como un derecho que tiene que ser otorgado a todos, aun a los que piensan de manera diferente que nosotros.

3. El diálogo y la comprensión mutua no significan, sin embargo, estar de acuerdo con otros solo para garantizar relaciones cordiales con ellos.

4. Nuestras creencias fundamentales han sido cuidadosa y detenidamente construidas sobre el seguro fundamento de la Biblia. Estas declaraciones de fe definen nuestra identidad como iglesia, y siempre deberían ser conservadas como nuestro punto distintivo.

5. Como representantes de la Iglesia Adventista, deberíamos hablar con claridad en favor de la comunidad que representamos. Por ello, no deberíamos negociar o comprometer nada que vaya en contra de los principios de nuestra iglesia y sus creencias fundamentales.

Apreciamos la declaración de la Unión Italiana de Iglesias publicada el 31 de enero. Esto demostró con claridad que el evento de Bolonia no cambia la postura oficial de la Iglesia Adventista en Italia.

Declaración de la Unión Italiana de la Iglesia Adventista del Séptimo Día

Apreciados hermanos:

Somos conscientes de la incomodidad, el desasosiego y la desilusión que ha resultado de la noticia concerniente a un evento ecuménico en el cual el pastor adventista Giovanni Caccamo tomó parte y durante el cual firmó un documento titulado “Documento Ecuménico de Bolonia”.

Este evento y la firma del documento no representan la posición de la Unión Italiana. Como directivos de la Unión Italiana, no éramos conscientes de ese programa, que fue una iniciativa local del pastor de Bolonia. Expresamos nuestras disculpas por la situación que produjo

Como directivos y líderes de la iglesia, apreciamos y apoyamos todas las iniciativas que nos permiten testificar de nuestra fe con respeto y amistad. Es nuestra intención garantizar que nuestra voz pueda ser oída en cada encuentro, sea ecuménico o no, de manera de compartir nuestra fe con otras personas.

Nos distanciamos, sin embargo, de cualquier declaración que socave nuestra libertad de evangelizar o que nos lleve a conformarnos con decisiones tomadas por otros bajo la dirección de una iglesia. No podemos reconocer, y no lo reconoceremos, la autoridad de esa iglesia sobre nuestras elecciones.

En consecuencia, si bien el documento firmado puede tener en su conjunto buenas intenciones, y a pesar del hecho de que reconocemos las buenas intenciones que lo inspiraron, a saber, establecer un diálogo pacífico y respetuoso entre y con las diferentes denominaciones religiosas de la región, en algunas partes, no refleja la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Siendo conscientes de ello, nos distanciamos de ese documento.

Que el Señor nos ayude a ser buenos testigos de la fe y la gracia que hemos recibido en Cristo, sabiendo que nuestra misión jamás tiene que verse condicionada por ninguna organización o poder terrenales.

—Directivos de la Unión Italiana de los Adventistas del Séptimo Día

La versión original de este comunicado de prensa fue publicado por el sitio de noticiasde la División Intereuropea.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En Guatemala, la Iglesia Adventista inicia distribución de alimentos a miles de familias adventistas
Fe en tiempos del COVID-19
Se multiplican los cultos en vivo por Internet mientras las iglesias permanecen cerradas