El campus de la Academia Regional Adventista del Este en Río Grande, Puerto Rico, es una de las dos instituciones educativas de la región que están ofreciendo inscripción gratuita después de los terremotos que han azotado diariamente la isla durante más de un mes. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

14 de febrero de 2020 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens, División Interamericana

Después de una serie de terremotos, que han forzado el cierre de más de ochocientas escuelas públicas, la Iglesia Adventista de Puerto Rico está ofreciendo inscripciones gratuitas en las escuelas que opera la denominación en la isla.

“No estamos seguros cuándo abrirán otra vez las escuelas en la isla, y entendemos que es importante que los estudiantes completen su año escolar, de manera que nos sentimos más que felices de ofrecer inscripción gratuita en nuestras escuelas primarias y secundarias que tengan espacio disponible en sus salones de clase”, dijo el pastor José A. Rodríguez, presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico.

“Nuestra misión como iglesia es servir, y no queremos que los niños se pierdan el año escolar más de lo que ya lo han hecho”, dijo Rodríguez. “Tenemos algunos escuelas que ya han llenado esos espacios vacíos y están descubriendo que hay una larga lista de espera”.

La Academia Adventista Metropolitana en San Juan, Puerto Rico, ya llenó más de cien lugares con nuevos estudiantes gracias a una iniciativa de la Iglesia Adventista en Puerto Rico que busca ayudar a que los estudiantes completen el año escolar en mayo. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

El anuncio fue transmitido la semana pasada a través del canal de televisión nacional y los medios impresos.

Las escuelas de la región este del país están ofreciendo aranceles o colegiatura gratuitos, inscripción, uniformes y artículos escolares a más de 130 estudiantes que ya se han registrado. En la región occidental, varias escuelas están ofreciendo aranceles gratuitos y un diez por ciento de descuento por el resto del año escolar (hasta mayo).

Algunas de las escuelas que fueron destruidas parcialmente o dañadas están terminando el año escolar en tiendas temporarias construidas especialmente para los próximos cuatro meses, dijo Rodríguez. “Nuestras escuelas han estado realizando simulacros en caso de terremoto o de que surja cualquier otra emergencia, por cuestiones de seguridad”, dijo.

Los docentes y los miembros de iglesia armaron salones de clase temporarios el mes pasado en el campus de la Academia Adventista del Suroeste en Sabana Grande, para que reinicien las clases. La academia se ubica cerca de donde fue el epicentro de los terremotos que comenzaron hace más de un mes. [Fotografía: Unión Puertorriqueña]

Poco después de que el Huracán María devastó la isla en 2017, las instalaciones de las escuelas adventistas sufrieron algunos daños y las clases tuvieron que ser interrumpidas. Como resultado, más de cuatrocientos estudiantes decidieron irse, según Rodríguez. “Eso ha abierto las puertas para que la iglesia dedique más recursos y ofrezca inscripciones gratuitas o con descuentos hasta mayo”, explicó.

“Todos están estresados y ansiosos por esta situación de terremotos, en especial los más jóvenes, de manera que estamos brindando servicios psicológicos extras y tomando medidas de seguridad para que los estudiantes alivien ese estrés en el que viven constantemente”, dijo Rodríguez.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Interamérica celebra la capacitación de más de 17 mil ancianos de iglesia
Bajo consumo de carne es clave en lucha contra calentamiento global, dice un estudio
La salud mental, emocional y espiritual del pastor es el enfoque de un nuevo estudio