La casa de una familia adventista en Guayanilla, en el sur de Puerto Rico, que fue dañada por la sucesión de terremotos que golpearon a la isla especialmente el 6 y 7 de enero de 2020, con una magnitud de 6.4 o más. [Fotografía: Leonel Escobales, Asociación Sur de Puerto Rico]

7 de enero de 2020 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens/DIA

Los líderes de la Iglesia Adventista en Puerto Rico aún están atónitos por una serie de terremotos que comenzaron el 6 de enero, y culminaron con un temblor de 6.4 de magnitud en las primeras horas del 7 de enero. Los terremotos han golpeado por sobre todas las cosas zonas del sur de la isla, principalmente en Guayanilla y Guánica, provocando la muerte de una persona y lesionando a una decena de otras, además de causar cortes de energía eléctrica. No se ha informado de muertes entre los miembros de iglesia.

“Como país jamás hemos tenido que enfrentar un terremoto semejante desde que tengo memoria”, dijo el pastor José A. Rodríguez, presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico.

Una estructura destruida después de que los terremotos azotaron el epicentro en el sur de Puerto Rico esta semana. [Fotografía: Leonel Escobales, Asociación Sur de Puerto Rico]

[/caption]

“A las 4.24 me desperté porque la casa se sacudía, y entonces se produjo una réplica tras otra. A veces son como diez temblores en el día, por lo que hay mucha incertidumbre para todos nosotros aquí en Puerto Rico”, dijo Rodríguez, que vive en la zona occidental de la isla. Aunque los sismos han sido más Fuertes en el sur, toda la isla ha sentido cada temblor, dijo Rodríguez.

“Hay tanta incertidumbre ahora, porque los puentes están caídos, las rutas han colapsado, la energía no ha sido restaurada y muchos se están refugiando en parques y estadios”, dijo.

Hasta el momento, las casas de seis miembros han sido destruidas, y los líderes de la iglesia en la Asociación Sur de Puerto Rico están reuniendo información sobre las necesidades de emergencia de los miembros.

Entrada principal del Hospital Adventista de Bella Vista en Mayagüez, Puerto Rico, tomada el 7 de enero de 2020, durante el momento en que ingenieros estructurales inspeccionaron los pisos superiores para evaluar los daños. [Fotografía: Cortesía de Lynette Matos/Amor 90.9]

Las clases en las tres escuelas adventistas de la Asociación Sur de Puerto Rico han sido suspendidas hasta la semana que viene, esperando una evaluación por parte de los ingenieros. No se reanudarán las clases hasta que la ocupación de las instalaciones de las instituciones sean declaradas seguras, dijo Rodríguez. No se ha informado de grandes daños a iglesias o a instituciones educativas adventistas en otras partes de la isla.

En las primeras horas de esta mañana los líderes de la iglesia se reunieron con ingenieros estructurales para evaluar el tercer y cuarto pisos del Hospital Adventista de Bella Vista en Mayagüez. Los ingenieros no hallaron ningún daño estructural. Los pacientes tuvieron que ser evacuados brevemente debido a un corte de la energía eléctrica en esos dos pisos, mientras el generador para esos dos pisos era estabilizado.

Luis Rivera, tesorero de la Iglesia Adventista en Puerto Rico y presidente de la Junta Directiva del Hospital de Bella Vista, dijo que “el hospital está operando dentro de las limitaciones de la situación, y está funcionando con los generadores que tienen instalados”.

Una tienda levantada fuera del hospital adventista para acomodar al personal y los pacientes mientras las réplicas continúan golpeando la isla. [Fotografía: Cortesía de Lynette Matos/Amor 90.9]

La Universidad Adventista de las Antillas en Mayagüez también sufrió daños.

El pastor Rodríguez y un equipo de líderes conducirá hasta Guayanilla en el sur en el día de mañana 8 de enero para visitar a los miembros afectados y evaluar las necesidades, para que puedan proceder a asistir a los miembros y a los residentes de la comunidad.

“Parece que aún estamos tratando de recuperarnos plenamente del Huracán María y ahora esto, pero nos sentimos agradecidos a Dios por su protección, y pedimos a nuestros hermanos de todo el mundo que oren por nosotros”, dijo Rodríguez.

Un área para sentarse fuera del Hospital de Bella Vista, que será usaa por el personal de la institución y los pacientes que necesitan buscar refugio antes y durante las réplicas. [Fotografía: Cortesía de Lynette Matos/Amor 90.9]

Muchos líderes de la iglesia de la Iglesia Adventista en Interamérica han llamado a Rodríguez para expresarle palabras de aliento y oraciones.

Rodríguez visitará varias estaciones de radio en unas horas para animar al público en general para que mantenga la calma y la confianza en Dios.

Los líderes de la iglesia continuarán evaluando las necesidades en las zonas más afectadas, y planificando maneras de ayudar en los próximos días y semanas.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Interamérica presenta en línea semana de oración para familias pastorales
En Haití, Hospital adventista celebra bendiciones e impacto comunitario diez años después de terremoto
Volcán erupciona cerca de importantes instituciones adventistas en las Filipinas