Búsquedas Populares

El Coro Adventista Gospel Kreyol canta durante la ceremonia especial para celebrar la gracia y las bendiciones de Dios en el Hospital Adventista de Haití, diez años después de que un masivo terremoto se cobró la vida de doscientas mil personas en Puerto Príncipe, el 12 de enero de 2010. Personal de la iglesia y el hospital se reunió el 12 de enero de 2020 para conmemorar la dedicada atención que la institución ha brindado durante toda la década y compartir sus planes de expansión para los próximos años. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

16 de enero de 2020 | Puerto Príncipe, Haití | Libna Stevens/DIA

Líderes y miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Haití se reunieron en los terrenos de su institución más prestigiosa, el Hospital Adventista de Haití, para celebrar la vida y la bondad de Dios al cumplir el décimo aniversario del devastador terremoto que se cobró la vida de más de doscientas mil personas en Puerto Príncipe, Haití, el 12 de enero de 2010.

Directivos de la Universidad de Loma Linda, Adventist Health International, cirujanos, personal médico, y miembros de la comunidad se reunieron para una ceremonia especial el 12 de enero de 2020, para recordar el impacto del hospital y su asistencia a los muchos heridos en los días, semanas, meses y años que siguieron a la catástrofe, además de compartir los nuevos planes de expansión que buscan continuar brindando servicios de salud de primera calidad a la comunidad y a la nación.

“En estos diez años, Haití ha experimentado una cosa tras otra, y los que han sufrido mucho han crecido a través de los desafíos”, dijo el pastor Pierre Caporal, presidente de la Iglesia Adventista en Haití y vice presidente de la junta del hospital. “Como iglesia, podemos alabar a Dios por su gracia y, específicamente, por el servicio de calidad que ha brindado el hospital al pueblo de Haití, gracias al compromiso de la Universidad de Loma Linda, Adventist Health International, misioneros, personal del hospital y muchos otros que se han asociado para fortalecer esta institución de salud a lo largo de los años”.

El pastor Pierre Caporal, presidente de la Iglesia Adventista en Haití, alaba a Dios por su gracia y bendiciones después del terremoto del 12 de enero de 2010. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Participación de la Universidad de Loma Linda

El rector de la Universidad de Loma Linda, el doctor Richard Hart, que fue testigo del nacimiento del hospital hace más de 35 años, ha sido fundamental a la hora de apoyar a la institución, que es parte de la red de Adventist Health International de instituciones adventistas de salud. Hart dijo que a pesar de los altibajos financieros, jamás hubo un momento para renunciar a la institución.

“Haití siempre ha tenido un lugar especial en mi corazón”, dijo Hart. “Ocupa un lugar especial para la Universidad de Loma Linda, y tiene un lugar muy especial para Adventist Health International. Aunque es triste recordar [lo que pasó hace diez años], también queremos mirar hacia el futuro, por lo que se están instaurando planes para continuar fortaleciendo el hospital, para enviar personal aquí, mejorar los equipos y remodelar el edificio”.

Las mejoras más recientes al hospital en estos últimos tres años incluye nuevas y modernas salas de operaciones, un laboratorio clínico, y la remodelación del departamento de emergencias, como así también una unidad pediátrica mejorada que está casi completa, dijo el doctor Hart.

El hospital adventista ha actualizado sus servicios de terapia física durante los últimos quince meses, ha estado llevando a cabo cada vez más cientos de cirugías ortopédicas por año desde 2010, formalizará planes para un programa de residencia con los cirujanos ortopédicos de la Universidad de Loma Linda y un programa de residencias en Haití, y volverá a abrir sus servicios ortesis y protésicos en agosto de 2020.

El doctor Richard Hart (derecha), rector de la Universidad de Loma Linda, habla durante la ceremonia, de los planes futuros de hacer que el Hospital Adventista de Haití sea su segundo campus internacional. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Mejoras al hospital y planes de expansión

“Tenemos un objetivo para este hospital en Haití, que es transformarlo en un verdadero hospital escuela. Nuestro objetivo es trabajar con la universidad [adventista], trabajar con el gobierno de Haití, y trabajar con otras instituciones adventistas”, dijo el doctor Hart.

El plan, que ya ha sido aprobado por la junta de salud de la Universidad de Loma Linda, procura designar al Hospital Adventista de Haití como campus global de Loma Linda. Se convertiría así en el segundo campus global internacional después del hospital adventista en Malaui, dijo Hart.

Los planes de expansión inmediata incluyen una nueva área común que contará con 24 camas adicionales. Se espera que la sección esté terminada a comienzos de 2021, dijo Jere Chrispens, gerente general del Hospital Adventista de Haití. Chrispens también explicó los planes de construir más viviendas para el personal médicos y otros voluntarios que cumplen funciones en el hospital, para que se alojen a corto o largo plazo, en esfuerzos coordinados con la Universidad de Loma Linda y Adventist Health International. Los apartamentos existentes en el campus para los voluntarios actuales ya han sido remodelados, y también me mejorado el aspecto de todo el hospital y sus terrenos, añadió.

Harry Jean, representante de la municipalidad de Carrefour, quien se vio beneficiado de varias cirugías ortopédicas en el Hospital Adventista de Haití junto con varios miembros de su familia, celebró la obra de la institución adventista, su clara misión, y cuán fundamental fue después del terremoto. “Ustedes hacen tanto por la comunidad; sigan brindando un servicio de calidad para el país. Jamás dejen de hacerlo”, dijo Jean.

El Hospital Adventista de Haití, ubicado en Diquini, Carrefour, en Puerto Príncipe, Haití, es actualmente una institución de 52 camas y pronto tendrá una sección con otras 24 camas para otros pacientes que buscan sus servicios de salud. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Hart expresó un aprecio especial por la sociedad con AdventHealth de Florida, por su dedicación a ayudar a fortalecer el programa en el Hospital Adventista de Haití.

Para el doctor Scott Nelson, jefe de cirugía del Hospital Adventista de Haití y profesor asociado de la Universidad de Loma Linda y quien ha estado viviendo intermitentemente en Haití desde el terremoto y también llevado a cabo miles de cirugías durante los últimos diez años como parte del personal del Hospital Adventista de Haití, la experiencia en esa institución ha sido transformadora.

El doctor Nelson, que es cirujano traumatólogo ortopédico, fue uno de los primeros en llegar a Haití, menos de 48 horas después de la catástrofe. “Planeaba estar durante un breve período de tiempo, pero pronto quedó claro que necesitaba quedarme por más tiempo”, expresó el doctor Nelson en francés durante la ceremonia especial. “Viví aquí en el hospital durante los siguientes seis meses, y he continuado desde entonces con mi pasión por la misión de este hospital y las necesidades de Haití”.

“A partir de esa tragedia surgió la oportunidad de renovar la misión del Hospital Adventista de Haití de servir a los necesitados”, dijo Nelson. “En un comienzo, era a las miles de víctimas de esa trágico día hace ya diez años. Ahora continuamos incrementando esa misión y sirviendo a los que no cuentan con los medios para acceder a los servicios de salud”.

El doctor Scott Nelson, director de cirugía del Hospital Adventista de Haití, cuenta sobre su experiencia cuando llegó a la institución 48 horas después de la catástrofe y durante los siguientes diez años. [Fotografía: Libna Stevens/IAD]

El Hospital Adventista de Haití brinda servicios de calidad

El doctor Nelson dijo que la tragedia le brinda la oportunidad de mejorar la calidad de los servicios en el Hospital Adventista de Haití.
“Tenemos la capacidad de ofrecer servicios que nunca antes fueron posibles en Haití. Algunos de esos servicios son raros aun en los centros más avanzados de Norteamérica. Nuestro trabajo aquí se ha hecho posible debido a la compasión del personal local del hospital, generosos donantes, voluntarios y, lo que es más importante, gracias al poderoso Dios que nos ha bendecido cada día”.

El Hospital Adventista de Haití es considerado el mejor hospital de emergencias en el área metropolitana, según el Ministerio de Salud de Haití, dijo Franck Geneus, jefe de personal médico del Hospital Adventista de Haití. “El hospital no es el que más capacidad tiene pero se encuentra al frente de las cirugías traumatológicas y ortopédicas y, cuando otras salas de emergencias rechazan pacientes, los envían a nuestra sala de emergencias”, explicó. Geneus, que ha estado al frente del personal médico durante más de ocho años, dijo que durante los diez años que pasaron desde el terremoto, el hospital ha tratado a más de 150 mil pacientes.

Los servicios de fisioterapia siguen creciendo

Irma Henry, que se graduó del programa de fisioterapia de la Universidad de Loma Linda y comenzó a trabajar en el Hospital Adventista de Haití hace casi dos años, dijo que el número de pacientes que reciben fisioterapia ya sea con internación o no ha estado creciendo marcadamente. Según Henry, en 2017, se vieron unos 3417 pacientes de fisioterapia; en 2018, se trataron a unos 4000 pacientes, y en 2019, unos 4,805.

Irma Henry, que se graduó del programa de fisioterapia de la Universidad de Loma Linda, junto al centro de fisioterapia que ofreció tratamientos a más de 4000 pacientes durante 2019. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Momento de silencio

“La mayoría de los pacientes llegan como resultado de accidentes cerebrovasculares, accidentes de motocicleta, o son transeúntes atropellados, con fracturas y correcciones a deformidades”, dijo Henry, que supervisa otras cinco personas en el departamento de fisioterapia. Henry dijo que no hay dos días iguales, y que ha tenido que aprender a ser flexible y a adaptarse a lo que los pacientes podrían necesitar para llegar al consultorio. “Muchos luchan incluso para llegar aquí a sus tratamientos semanales, y algunos necesitan descuentos por los servicios que les permitan continuar la terapia”.

Ha sido una experiencia que le ha enseñado muchas lecciones, mayormente en su vida de oración, al buscar ser un mejor vehículo de esperanza y atención para todos los pacientes. El apoyo y el trabajo en equipo de su personal y del resto del personal médico en el Hospital Adventista de Haití ha marcado una diferencia en su vida profesional y crecimiento espiritual, expresó.

Después de que observó un momento de silencio por todas las víctimas del terremoto, Fritz Bissereth, director de ADRA Haití, contó sobre las más de cuatro mil toneladas de alimentos que fueron distribuidas en los meses y años después del terremoto. Asimismo, se construyeron más de seiscientos refugios para las familias en Carrefour, y se llevaron a cabo numerosos proyectos que ayudaron a suplir las necesidades básicas de decenas de comunidades, mientras las personas desplazadas procuraban reconstruir sus vidas.

Adventist Health Services Interamérica

El doctor Elie Honore, presidente de Adventist Health Services Inter-America (AHSIA) y quien supervise 14 hospitales y 24 clínicas en el territorio, dijo que el crecimiento del Hospital Adventista de Haití ha llevado a la institución a grandes alturas, y que es considerada como una de las mejores proveedoras de servicios de cirugía ortopédica en Haití. “El Hospital Adventista de Haití cuenta con servicios de laboratorio de primera línea, un excelente departamento de emergencias, y un excepcional departamento de cirugía que, creo yo, califica para la Comisión Conjunta de Acreditación Internacional en los próximos dos o tres años”, dijo Honore.

Jere Chrispens, gerente general del Hospital Adventista de Haití, sostiene una placa especial entregada por Adventist Health International, por los destacados servicios de salud que ha brindado la institución en los últimos diez años. Junto a Chrispens se encuentra, de izquierda a derecho, el doctor Elie Honore, presidente del Hospital Adventista de Haití; el doctor Richard Hart, rector de la Universidad de Loma Linda, el doctor Scott Nelson, director de cirugía en el Hospital Adventista de Haití y Franck Geneus, director del personal médico en la institución. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Honore agradeció a la Universidad de Loma Linda, a Adventist Health International y a sus muchos socios por el continuado apoyo a lo largo de las casi cuatro décadas en que el Hospital Adventista de Haití ha estado brindando servicios de salud en Carrefour. “Nuestra sociedad con Adventist Health International ha sido muy exitosa desde sus comienzos en 2006”, dijo Honore. “Adventist Health International ha contribuido con los salarios de la mayoría del personal, recaudado una significativa cantidad de dinero para equipos y suministros por varios millones de dólares, y desde entonces ha estado involucrada con el Hospital Adventista de Haití a ese nivel”.

Durante los últimos diez años, el doctor Honore explicó que Adventist Health International ha brindado un apoyo continuado a la gestión de la institución, gracias a personal de la Universidad de Loma Linda, misioneros médicos diferidos, gestión de las instalaciones, mantenimiento y otro personal técnico, todos los cuales han estado recibiendo un estipendio de Adventist Health International”.  Asimismo, en 2010, Florida Hospital fue otro contribuyente activo que adoptó al Hospital en su programa Footprint Partnership, que hoy incluye a toda la corporación AdventHealth. La organización también ha sido fundamental a la hora de actualizar el departamento de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Adventista de Haití.

Bendiciones inmensurables para el Hospital Adventista de Haití

“El apoyo y las bendiciones han llegado más allá de mis expectativas”, dijo Honore, que cumplió un importante papel para la creación del Hospital Adventista de Haití en 1979. A comienzos de la década de 1980, Honore se convirtió en administrador y médico en el Hospital Adventista de Haití, y ha cumplido un papel fundamental a la hora de guiar, dirigir y supervisar el hospital en medio de los altibajos financieros, un liderazgo pobre y crisis de gestión a lo largo de los años.

Decenas de personas se reunieron en los jardines del Hospital Adventista de Haití el 12 de enero de 2020, donde se atendió a miles de personas horas después del terremoto que azotó el país hace diez años. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

“Vemos que de la tragedia llegó el éxito, y del dolor el dar gloria a Dios”, dijo el doctor Hart. “Aguardamos con ansias esta relación continuada con la institución en el futuro”.

Durante la ceremonia especial, el doctor Hart entregó una placa conmemorativa a los directivos del Hospital Adventista de Haití en nombre de Adventist Health International. La placa dice “Adventist Health International, celebración de la vida y acción de gracias, por todo lo que el Señor ha hecho por el Hospital Adventista de Haití y su iglesia durante los últimos diez años. ‘Grande es Jehová y digno de suprema alabanza, su grandeza es insondable’ Salmos 145:3”.

El Hospital Adventista de Haití cuenta con 52 camas y un personal de 180 personas, tres salas de cirugía y un laboratorio. Ofrece servicios de ortopedia, medicina interna y externa, fisioterapia y urología, como así también pediatría, ginecología y obstetricia, educación para la salud, pasantías de enfermería y medicina, capacitación médica continua y muchos servicios más.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Michael Kruger es nombrado presidente de ADRA
Se lanza el Cántico Duradero del Amor de Dios para el Sábado de la Creación 2020
Entidades adventistas del Norte de California brindan actualizaciones mientras se acercan los incendios forestales