Dirigentes adventistas en Interamérica participan en ejercicios de estiramiento y respiración durante el segundo día de la cumbre de salud de todo el territorio, celebrada este año en Punta Cana, República Dominicana, el 23 de enero de 2020. [Imagen: Libna Stevens -DIA]

23 de enero de 2020 | Punta Cana, República Dominicana | Nigel Coke -DIA

“Estamos haciendo una fabulosa tarea de no movernos lo suficiente”, exclamó el profesor Jason Aragón al dar comienzo a su presentación, llamada “Levántate, Levántate”.

El profesor Aragón hizo referencia a una investigación hecha sobre Inactividad Global, realizada durante el período de 2001 a 2016, la cual indica que 8 de cada 10 adultos o niños, no practican suficientes actividades físicas semanalmente y que este fue el mayor factor de riesgo en relación con enfermedades no transmisibles, salud mental y calidad de vida.

Haciendo destacar las cifras obtenidas en tal investigación, el presentador Aragón señaló que la inactividad en todos los estratos económicos no fue diferente, independientemente de si la persona es rica o pobre y de toda diferencia demográfica.

“El hacer suficiente ejercicio, en vez de sentarse todo el día, ayudará al flujo de oxígeno en todo nuestro cuerpo y en el cerebro, lo cual nos ayudará a darnos claridad de mente y a tomar mejores decisiones”, dijo el presentador Aragón, quien es el director del programa de posgrado en salud pública y medicina preventiva en la Universidad de Montemorelos, en México.

Jason Aragón, director del programa de posgrado en salud pública y medicina preventiva de la Universidad de Montemorelos, México, habla a los dirigentes de la iglesia sobre la importancia de incorporar la aptitud física en su vida diaria, en cualquier edad. [Imagen: Nigel Coke -DIA]

“Si deseas ser rico en términos de tu aptitud física, eres en realidad dueño de tu propio destino”, dijo el presentador Aragón. Ningún otro comportamiento en relación a la salud depende tanto de tu fuerza de voluntad como el ejercicio”, añadió. “Cuando se trata de aptitud física, puedes ser rico si pones de tu parte el esfuerzo. Puedes depositar diariamente en esa cuenta”.

El poder del comportamiento sedentario

Según el Estudio Dallas Bed Rest de 1966, se probó a cinco individuos para conocer su oxigenación y fortaleza antes y después de tres semanas de inactividad total en la cama, después de ocho semanas de entrenamiento físico intenso. Cuarenta años después, se realizaron pruebas a esos mismos cinco individuos, que habían mantenido actividad física regular durante los cuarenta años. Los investigadores hallaron que su oxigenación y fortaleza había disminuido durante los cuarenta años (como resultado de la edad) a un nivel similar de lo que había disminuido cuando los cinco individuos estuvieron de reposo total durante tres semanas en 1966. La pérdida muscular y la disminución de su capacidad pulmonar se produjo muy rápidamente apenas interrumpieron completamente su actividad física.

“La pérdida de músculo se acelera más cuando estamos acostados o sentados por largos períodos de tiempo, que cuando estamos practicando actividades físicas…ese es el poder del movimiento”, enfatizó.

Jason Aragón hizo su presentación el segundo día de la Cumbre de Salud patrocinada por la División Interamericana en Punta Cana, del 22 al 26 de enero. Los asistentes incluyeron dirigentes de la iglesia y directores de ministerio de salud de todo el territorio de Interamérica.

Jason Aragón demuestra un ejercicio a realizar sentados, para que lo practiquen los asistentes a la cumbre de salud durante el segundo día del evento [Imagen: Nigel Coke -DIA]

Durante la presentación, el profesor universitario hizo participar a los asistentes en ejercicios físicos, a fin de ilustrar y reforzar la necesidad de actividades físicas.

Al redefinir la etapa de jubilación, el presentador Aragón sugirió que la jubilación no consistía en que la persona encuentre un sitio en el cual sentarse, sino en tener la capacidad de moverse y disfrutar de la vida haciendo cosas por sí misma de la manera como era el caso durante su vida laboral.

En conclusión, alertó a la audiencia proponiendo que si deseaban “ganarle tiempo” a la muerte, debían caminar a un ritmo más acelerado que como se mueven actualmente.

“Los músculos se debilitan al ir avanzando en edad. Entre más fuertes estén nuestros músculos, mejor podrán combatir el envejecimiento. Movilízate como si tu vida dependiera de ello, porque realmente así es”.

Para leer más sobre la Cumbre de Salud de Interamérica, visítanos en interamerica.org

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

Interamérica celebra la capacitación de más de 17 mil ancianos de iglesia
Bajo consumo de carne es clave en lucha contra calentamiento global, dice un estudio
La salud mental, emocional y espiritual del pastor es el enfoque de un nuevo estudio