Desde la izquierda, el ministro de seguridad de Jamaica Horace Chang dialoga con Lincoln Edwards, rector de la Universidad Norteña del Caribe y la vicerrectora Charlene Sharpe, en la conferencia de Religión y Prevención del Delito organizada por la Facultad de Religión y Teología. Fotografía: Universidad Norteña del Caribe

4 de diciembre de 2019 | Mandeville, Manchester, Jamaica | Byron Buckley/NCU/DIA

Horace Chang, ministro de seguridad de Jamaica ha felicitado a la Universidad Norteña del Caribe, una institución adventista, por brindar a los jóvenes en riesgo la oportunidad de seguir estudios terciarios por medio de su programa RESCUE (RESCATE).

El programa, que fue lanzado hace tres años, sigue la sigla RESCUE (del inglés Restaurar la Confianza de Cada Estudiante Mediante la Eudcación), y desde su creación ha invertido más de 800 mil dólares para ayudar a 75 estudiantes, lo que incluye exintegrantes de pandillas, estafadores, jóvenes abusadas sexualmente y huérfanos.

Al dar un mensaje en una conferencia reciente sobre religión y prevención del delito en la Universidad Norteña del Caribe, Chang describió al programa RESCUE como “excelente” y como algo que merece la colaboración y el apoyo del Ministerio de Seguridad para resolver algunas de las cuestiones sociales que afectan la presencia del delito.

Chang destacó que el gobierno se encontraba en proceso de reformular la manera en la que los ministerios, los departamentos y las agencias llevan a cabo actividades de intervención social en las comunidades. “No es suficiente tan solo diseñar proyectos que creemos que son necesarios para las personas de esas comunidades”, dijo Chang a los reunidos en el campus de Mandeville de la Universidad Norteña del Caribe el pasado 26 de noviembre de 2019.

“Tenemos que operar, y lo haremos, en forma colectiva para garantizar los beneficios y derechos sociales de estos ciudadanos. Tenemos que incluir, y lo haremos, a todos los entes interesados en la comunidad, como es el caso de la iglesia, para asociarnos para desarrollar iniciativas sustentables y que resulten relevantes para esas comunidades”, añadió Chang.
El ministro de seguridad hizo un llamado a las organizaciones religiosas para que reconozcan el valor y el potencial de ser agentes de cambio, teniendo la capacidad de prevenir y anular la conducta delictiva. “Estamos invitando a esas organizaciones para que se asocien con el gobierno en la lucha contra el delito y la criminalidad”, expresó.

En sus declaraciones a la conferencia, que fue organizada por la Facultad de Religión y Teología de la Universidad Norteña del Caribe, su rector Lincoln Edwards dijo que la institución ha hecho un llamado a las iglesias y otras organizaciones civiles para que identifiquen a jóvenes que están en riesgo de verse influenciados por elementos criminales y que los envíen, junto con la financiación correspondiente, a la institución.

“Creemos que es mucho más barato y más ventajoso educar a los estudiantes que mantenerlos en prisión durante períodos extendidos de tiempo”, sostuvo Edwards.

“Por ello, instó al gobierno y a toda Jamaica a que se asocie con nosotros para expandir el programa RESCUE, de manera que llegue a muchos más jóvenes. Cuanto más jóvenes asistan a la Universidad Norteña del Caribe, menos estarán a disposición de las pandillas o los estafadores”, expresó.

El rector explicó que, como organización de índole religiosa, la Universidad Norteña del Caribe cree que la Iglesia tienen un importante papel que cumplir para hallar soluciones al dilema generalizado del delito. Como tal, la conferencia sobre prevención del delito fue planificada con soluciones posibles en mente.

Edwards señaló que la institución cuenta con un excelente programa de Justicia Penal por medio del cual ha brindado capacitación a los integrantes de las fuerzas de seguridad en áreas críticas del deber.

Asimismo, señaló que el programa de justicia restaurativa de la comunidad que posee la universidad es “un elemento clave” a la hora de ayudar a las comunidades y a la policía en la resolución de disputas, entre otros servicios.

Edwards añadió que en casos de situaciones traumáticas que se producen en las fuerzas de seguridad, se despachan consejeros de la Universidad Norteña del Caribe para atender a los colegas y familiares de los trabajadores afectados.

“Nuestras diversas iglesias ofrecen consejería a las familias que están de duelo, ayudándolas a enfrentar la situación, brindando apoyo a los hijos de familias con problemas económicos, para que esos jóvenes permanezcan en el colegio y puedan tener un futuro, en lugar de que sean reclutados por las pandillas o los estafadores,” expresó el rector de la institución.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Interamérica presenta en línea semana de oración para familias pastorales
En Haití, Hospital adventista celebra bendiciones e impacto comunitario diez años después de terremoto
Volcán erupciona cerca de importantes instituciones adventistas en las Filipinas