14 de noviembre de 2019 | Cochabamba, Bolivia | Unión Misión de Bolivia y Adventist Review

Los dirigentes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Bolivia están pidiendo a los miembros de iglesia que oren al pasar este país por tiempos difíciles, como resultado de los disturbios civiles y políticos que experimenta.

Después de la disputada elección del 20 de noviembre de 2019, han surgido todo tipo de protestas sociales y demostraciones públicas masivas en esta nación de América del Sur. De acuerdo con los informes regionales, el estado de tensión ha causado el cese de muchas actividades laborales, bloqueo de calles en las principales ciudades, escasez de suministros y un estado general de agitación y desasosiego en la comunidad.

Oración y ayuno

Hiram Kalbermatter, presidente de la Iglesia Adventista en Bolivia, dijo que al escalar esta crítica situación, los dirigentes de la iglesia entendieron que lo mejor que podían hacer era dedicar tiempo al ayuno y la oración. Según informaron los dirigentes, las iglesias locales y los hogares se convirtieron en centros en donde los miembros se reunieron a orar, pidiendo la intervención de Dios.

“Se programaron sesiones de oración diaria, a las 10:00 a.m., 3:00 p.m. y 8:00, por todo el país”, dijo el presidente Kalbermatter. “Se invitó a más de 125,000 miembros de iglesia en Bolivia a ayunar y orar el sábado 9 de noviembre”.

Posición de la Iglesia Adventista

El presidente Kalbermatter enfatizó que la Iglesia Adventista en Bolivia respeta a los dirigentes políticos legalmente establecidos, siguiendo el consejo de la Palabra de Dios a ese respecto

“Siguiendo el ejemplo de Jesús, la posición oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es la de no intervención en asuntos relacionados a partidarismo político”, dijo el presidente Kalbermatter. “Apoyamos la decisión  de cada miembro de votar en las elecciones de acuerdo a su propia conciencia”.

El presidente Kalbermatter explicó también que la Iglesia Adventista se opone a cualquier tipo de violencia y abuso que pueda actuar en detrimento de la libertad de conciencia y la libertad de elección

“Defendemos los principios del amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,  humildad y dominio propio, según los define el apóstol Pablo como fruto del Espíritu, en Gálatas 5: 22, 23 (NVI)”, dijo el presidente Kalbermatter.

Esperanza en medio de la lucha 

Los dirigentes y miembros de la Iglesia Adventista en todo Bolivia se movilizaron para ofrecer paz y esperanza en medio del conflicto que impera en la nación. En la región oriental, los miembros del Club de Conquistadores y otros jóvenes adventistas salieron a las calles a orar en favor de la paz. También distribuyeron materiales impresos sobre el tema de la esperanza y de cómo encontrarla, informaron los dirigentes de la iglesia.

En la región oeste de Bolivia, los dirigentes y miembros de la iglesia oraron porque Dios protegiera a las escuelas adventistas en toda la región.

En el territorio central, en Vinto, Cochabamba, las demostraciones públicas se han manifestado cerca del plantel de la Universidad Adventista de Bolivia. Los dirigentes locales informaron que tanto la facultad, como el personal y los estudiantes, se reunieron a orar, pidiendo a Dios que cuidara de la institución y de sus residentes.

“Alabamos a Dios porque en medio del saqueo y la destrucción tan generalizados, hasta el momento no hemos tenido informes de ningún daño sufrido en las escuelas o iglesias adventistas”, dijo el presidente Kalbermatter”.

La original version (versión original) de este informe se publicó en el news site (sitio de noticias) en español de la División Sudamericana.  

 

Traducción – Gloria A Castrejón

 

Leaders of the Seventh-day Adventist Church in Bolivia called on church members to pray as the country goes through trying times as a result of civil and political unrest.

After a contested election on October 20, 2019, massive public demonstrations and social protests have erupted across the South American nation. According to regional reports, the state of tension has caused cessation of many work activities, blockage of streets in major cities, shortages, and a general state of restlessness in the population.

Praying and Fasting

Hiram Kalbermatter, president of the Adventist Church in Bolivia, said that in the wake of the escalating situation, church leaders understood that the best they could do was to spend time praying and fasting. According to church leaders, local churches and homes have become centers where members meet to pray, asking God to intervene.

“Daily prayer sessions were set up for 10:00 a.m., 3:00 p.m., and 8:00 p.m. across the country,” Kalbermatter said. “On Saturday [Sabbath], November 9, more than 125,000 church members in Bolivia were invited to fast and pray.”

Adventist Church’s Position

Kalbermatter emphasized that the Adventist Church in Bolivia respects duly constituted political leaders, following the advice of God’s Word on the matter.

“Following Jesus’ example, the official position of the Seventh-day Adventist Church is not to interfere in matters related to partisan politics,” Kalbermatter said. “We support the decision of each member to vote in elections according to his or her conscience.”

Kalbermatter also explained that the Adventist Church opposes any form of violence and abuse that may be detrimental to freedom of conscience and freedom of choice.

“We defend the principles of love, joy, peace, longsuffering, kindness, goodness, faithfulness, gentleness, and self-control as defined by the apostle Paul as the fruit of the Spirit in Galatians 5:22-23,” Kalbermatter said.

Bringing Hope in the Midst of Strife 

Adventist Church leaders and members across Bolivia moved to offer peace and hope in the midst of the strife engulfing the nation. In the eastern region, Pathfinder Club members and other Adventist young people took to the streets to pray for peace. They also shared literature on the topic of hope and how to find it, church leaders reported.

In western Bolivia, leaders and church members prayed for God to protect the Adventist schools across the region.

In the central region, in Vinto, Cochabamba, public demonstrations have come close to the Bolivia Adventist University campus. Local leaders reported that faculty, staff, and students gathered to pray, asking the Lord to take care of the school and its residents.

“We praise God because in the midst of widespread looting and destruction, so far, we have no report of any damage to Adventist schools or churches,” Kalbermatter said.

The original version of this story was posted on the South American Division Spanish-language news site.

Top news

Interamérica llevará a cabo escuela en línea de evento de misión transcultural
Ministro de seguridad de Jamaica celebra el programa de la universidad adventista para estudiantes especiales
Cientos asisten a apertura de la nueva sede de Escrito Está