Los visitantes del nuevo Centro de Bienestar Andreasen en la Universidad Andrews repasan la lista de cientos de donantes que hicieron que el proyecto se hiciera realidad. Fotografía: Noticias de la Universidad Andrews

Cientos de integrantes de la comunidad de la Universidad Andrews en Berrien Springs, Míchigan, Estados Unidos, se reunieron frente al nuevo Centro de Bienestar Andreasen para la ceremonia del corte de cintas, el jueves 26 de septiembre de 2019.

David Faehner, vicerrector de promoción, dio la bienvenida a los presentes, y recordó la ceremonia de colocación de la piedra fundamental del Centro de Bienestar Andreasen 18 meses antes. Faehner notó que se sumaron 1400 donaciones de muchas personas que ayudaron a que la universidad tenga ese edificio. También reconoció a Niels-Erik Andreasen, quien le da nombre al centro, y que cumplió funciones en la Universidad Andrews durante 22 años.

Propósito del Centro

Dominique Gummelt, director de Bienestar de la Universidad Andrews y director ejecutivo del Centro Andreasen, reflexionó sobre el propósito de las nuevas instalaciones.

“Es la misión de la iniciativa de Bienestar de la Universidad ayudar a que cada persona viva según su potencial más pleno y, ahora que hemos iniciado esta travesía, el nuevo Centro de Bienestar Andreasen proveerá una nueva y amplia senda para que nuestros deseos de bienestar se hagan realidad”.

Kenneth Choi, presidente de la Asociación de Estudiantes de Posgrado de la Universidad Andrews, compartió una perspectiva estudiantil sobre el nuevo Centro de Bienestar Andreasen. “Esta es una oportunidad para que unamos a todos los diversos estudiantes, y también a todas las personas diferentes de nuestro campus”, dijo. Fotografía: Noticias de la Universidad Andrews

Gummelt expresó gratitud a todos los que contribuyeron de una u otra manera.

“Gracias a cada uno de ustedes, que ha hecho posible la creación de una exitosa iniciativa de bienestar en la Universidad Andrews”, dijo Gummelt. “Les pido amablemente que oren por nosotros, por nuestro equipo, por nuestra institución, para que podamos avanzar juntos y lleguemos a transformar el mundo por medio del poder del bienestar”.

Beneficios para los estudiantes y el personal

Kenneth Choi, presidente de la Asociación de Estudiantes de Posgrado de la Universidad Andrews, compartió una perspectiva estudiantil sobre el edificio, destacando de qué manera conectará mejor a los estudiantes en el campus.

“Ahora tenemos una razón para levantarnos en la mañana y salir a caminar”, dijo Choi. “Este es un lugar en el que podremos estar con otros y al mismo tiempo ser más saludables. Para socializar y ponernos en estado. Es una oportunidad para que unamos a todos los diversos estudiantes, y también a todas las personas diferentes de nuestro campus”.

Andrea Luxton, rectora de la Universidad Andrews (izquierda), comparte un momento alegre con Maurice R. Valentine, presidente de la Unión Asociación del Lago (al centro) y Artur Stele, uno de los vicepresidentes de la Iglesia Adventista y presidente de la Junta Directiva de la Universidad Andrews, durante la apertura del nuevo Centro de Bienestar Andrews. Fotografía: Noticias de la Universidad Andrews

Judith Fisher, directora del Centro de Consejería y Pruebas, destacó que el personal docente y no docente también espera con ansias contar con un campus más saludable.

“La Universidad Andrews, nuestra institución transformadora del mundo, se ha asociado una vez más con una comunidad de amigos, y hoy celebra aun otra inversión destinada a brindar resultados transformadores”, dijo Fisher. “Es un momento electrizante para cada uno de nosotros, para cada miembro del personal docente, no docente e integrantes de esta comunidad de fe, que han observado con expectativa la construcción de este edificio. El centro de bienestar de última generación es un símbolo de nuestro compromiso con la tarea de priorizar el cultivo de la mente, del cuerpo y del alma, como mayordomos fieles creados a imagen de Dios”.

Una conexión entre el bienestar y el Creador

Michael Hildebrand, presidente del Municipio de Oronoko, presentó sus felicitaciones a la Universidad Andrews y formuló la siguiente: “¿Qué pasaría si la comunidad se uniera con la universidad y decidiera ser la comunidad más saludable del mundo?” Y añadió: “Ni siquiera sé si es un designación posible de alcanzar, pero acaso es una conversación que vale la pena tener”.

A continuación, Paul Stokstad, copresidente del Consejo de Rectoría, compartió sus reflexiones. Stokstad expresó: “Es una jornada importante para Andrews, y espero que esa importante jornada continúe año tras año tras año. Por ello, Señor, te agradecemos por tu maravilloso don, y lo usamos para tu gloria”.

Los visitantes disfrutan de un recorrido por las instalaciones del nuevo centro en la Universidad Andrews, que incluye obras de arte originales las paredes del edificio. Fotografía: Noticias de la Universidad Andrews

Dan Carrick, director distrital del senador del Estado de Míchigan Kim LaSata, compartió un tributo en nombre de LaSata, del representante del estado Brad Paquette, y del congresista Fred Upton. El mensaje destacó: “La determinación exhibida por la universidad es un esfuerzo de brindar y establecer la importancia del bienestar de todos los individuos, tanto en el campus como en toda la comunidad”. También expresó: “Quizá la característica más importante del Centro de Bienestar Andreasen es que el centro se dedicará a conectar el bienestar con el Creador”.

Un lugar de conexión

La rectora Andrea Luxton reiteró la esperanza de que el Centro de Bienestar Andreasen sea un lugar para que los miembros de la institución y la comunidad en general puedan conectarse. Luxton animó a los presentes a que se lleven de regalo un ejemplar del libro Rest and Redemption [Descanso y redención], de Niels-Erik Andreasen, publicado como una edición especial por la Andrews University Press.

Artur Stele, uno de los vicepresidentes de la Iglesia Adventista y presidente de la Junta Directiva de la Universidad Andrews, elevó entonces una plegaria, pidiendo la bendición de Dios sobre el Centro de Bienestar Andreasen y sobre la vida de los que allí ingresaran. Después de su oración, veinte personas participaron de la ceremonia del corte de cintas, antes de que todos los presentes fueran invitados a ingresar para tomar algo y recorrer las instalaciones.

Niels-Erik Andreasen, presidente emérito de la Universidad Andrews, destacó: “Este centro es atractivo y tentador, brillante por fuera y por dentro, espacioso y lleno de oportunidades fascinantes que están diseñadas para mantenernos bien y con buena salud. Está haciendo que la universidad sea un buen lugar para que se reúnan los estudiantes, el personal docente y no docente, los amigos y los vecinos, un segundo edificio de bienvenida a nuestro campus, y me agrada y me honra que lleve mi nombre”.

Un padre y sus dos hijos pequeños miran de cerca la piscina del nuevo Centro de Bienestar Andreasen, en el campus de la Universidad Andrews, el 26 de septiembre de 2019. Fotografía: Noticias de la Universidad Andrews

El Centro de Bienestar Andreasen de la Universidad Andrews abre sus puertas oficialmente el lunes 6 de octubre de 2019.

La versión original de este artículo fue publicado en el sitio de noticiase de la Universidad Andrews.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Interamérica facilita programa de certificación para pastores locales
Centenares corren durante la carrera «A Moverse para Vivir», en el norte de Colombia
Líderes de la Iglesia Adventista aprueban plan de paridad de diezmos entre las divisiones