Centenares de niños, jóvenes y adultos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, en la región de la costa del Atlántico de Colombia, corrieron con amigos y personas de la comunidad para hacer resaltar las iniciativas “A Moverse para Vivir” y Quiero Vivir Sano”, el 6 de octubre de 2019, en Santa Marta, Magdalena, Colombia. Imagen: Asociación Colombiana del Atlántico.

15 de octubre de 2019 | Santa Marta, Magdalena, Colombia | Daniela Arrieta y Personal de Noticias de la DIA

Más de 400 adventistas del séptimo día y sus amigos corrieron recientemente a lo largo de algunas zonas de la ciudad costera de Santa Marta, en el norte de Colombia, durante la carrera anual para promover el estilo de vida saludable, dentro de las iniciativas de la iglesia “Moverse para Vivir” y Quiero Vivir Sano”.

Delegaciones adventistas y sus amigos, procedentes de algunas ciudades de la región de la costa, se reunieron  muy temprano el domingo 6 de octubre para hacer ejercicios de calentamiento, promover la salud e invitar a los espectadores a unirse a la carrea de seis kilómetros. Este es el tercer evento celebrado por la iglesia en la región de la Asociación Colombiana del Atlántico.

“Nuestro objetivo fue promover un estilo de vida saludable con un evento deportivo y crear interés en los deportes tanto en los niños, como en los jóvenes y los adultos”, dijo Joel Revollo, director de ministerio de salud en la Asociación Colombiana del Atlántico y principal organizador de este evento. “Deseábamos proporcionar un día de reunión familiar con diferentes delegaciones de la iglesia y sus amigos de toda la Asociación del Atlántico”.

Conocida como “Olimpiadas Oceánicas”, la carrera representó también una oportunidad para dar a conocer el amor de Dios a través de libros sobre salud y esperanza, además de la distribución de centenares de revistas sobre prevención del cáncer de mama.

Centenares de participantes tomaron parte en ejercicios de calentamiento muy temprano en la mañana, antes de iniciar la carrera. Imagen: Asociación Colombiana del Atlántico

[/caption]Se entregaron premios a los ganadores en las categorías de niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

Kevin Pájaro, uno de los ganadores en la categoría juvenil, estuvo entre los 40 participantes que fueron invitados por miembros de la iglesia a tomar parte en la carrera. Esta fue la primera vez que el joven Pájaro se unió a una actividad de la iglesia.

“Qué gran idea para motivar a todas las personas a practicar un estilo de vida saludable”, dijo el joven Pájaro. “Esto estuvo muy bien organizado”.

El director Revollo dijo que fue importante tener participando en el evento a cuantas personas fuera de la iglesia se pudo. “Son nuestros amigos y constituyen el campo que Jesús nos dejó para que les brindemos la esperanza de salvación”.

Los participantes corren a través de los seis kilómetros de recreación facilitada por la iglesia en la ciudad de Santa Marta, en el Estado de Magdalena, en el norte de Colombia. Imagen: Asociación Colombiana del Atlántico

Entre los participantes hubo tres personas con necesidades especiales que terminaron la carrera de 6 kilómetros en su silla de ruedas, dijo el director Revollo. “Nos alegró tanto que se unieran a nosotros”. No se trató solamente de animarlos a terminar la carrera, sino el hecho de permitir la inclusión de personas con desafíos de orden físico, explicó el director Revollo.

Los dirigentes de la iglesia agradecieron a los patrocinadores y a las agencias del gobierno por proveer seguridad durante la carrera.

El Pastor Mauricio Buitrago, director de ministerio de salud de la iglesia en la región Colombiana del Norte, felicitó a los directores de la región Colombiana del Atlántico por su evento anual que promueve la iniciativa mundial de la iglesia “A Moverse para Vivir”.

“Los más de 21 millones de adventistas del séptimo día en todo el mundo se están esforzando en favor del lema “a moverse para vivir”, dijo el Pastor Buitrago.

Los organizadores distribuyen fruta entre todos los participantes, después de la carrera. Imagen: Asociación Colombiana del Atlántico

[/caption]Mientras tanto, la iglesia en la costa del Atlántico va a continuar promoviendo un estilo de vida saludable entre sus miembros y amigos, a través de actividades que mejoren los hábitos de alimentación, ejercicio físico, aspectos ambientales favorables y muchos otros aspectos involucrados en la salud en forma integral, dijo el director Revollo.

Traducción – Gloria A Castrejón

 

Top news

En Bolivia, dirigentes piden a los miembros que oren por escuelas adventistas bajo amenaza
Iglesia Adventista de Guatemala fomenta valores entre los niños de la iglesia y la comunidad
En Sudamérica, los dirigentes oran en medio del estado de inestabilidad política en Bolivia