13 de agosto de 2019 | June Valley, Papúa Nueva Guinea | Jarrod Stackelroth, Adventist Record

La Iglesia Adventista del Séptimo Día Silva Memorial, ha abierto un albergue para víctimas de violencia doméstica en su propiedad situada en June Valley, el cual se piensa que es el primero de esta clase en la Unión Misión de Papúa Nueva (PNGUM).

Este refugio va a proveer acomodo temporario a aquellas personas afectadas por la violencia familiar o sexual y será también un eje central de educación y toma de conciencia, dijeron los dirigentes de la iglesia.

El funcionamiento de este refugio que ofrece seguridad temporaria, se hace posible a través del esfuerzo conjunto de la iglesia adventista local y la Agencia de Desarrollo y Recursos asistenciales (ADRA) en Australia y Papúa, Nueva Guinea (PNG), así como del Colegio Avondale de Educación Superior.

Miembros de iglesia y vecinos se reúnen para la reciente apertura de la Casa June Valley en la Iglesia Adventista del Séptimo Día Silva Memorial, en Papúa Nueva Guinea. La casa servirá de refugio temporario para víctimas de violencia familiar, dijeron los dirigentes de iglesia local. Imagen: Adventist Record

“La Iglesia Adventista Silva Memorial se siente orgullosa de ser la primera en la Unión Misión de Papúa Nueva Guinea de tener tales instalaciones  … y estamos muy agradecidos a ADRA PNG, ADRA Australia y al Colegio de Avondale por la oportunidad de ser parte de este gran movimiento para ayudar a nuestra comunidad a atender estos asuntos relacionados con la violencia familiar y sexual”, dijo el anciano de iglesia Harry Aurere, de la Iglesia Adventista Silva Memorial. “La iglesia necesita ser parte integral de ese movimiento para prevenir que tales cosas ocurran dentro de nuestras comunidades y familias”.

La importancia de esta ocasión se vio subrayada con la asistencia de invitados especiales, incluyendo la de la secretaria de Desarrollo de la Comunidad y Religión de Papúa, Nueva Guinea, del consejero económico de la Alta Comisión Australiana en Papúa Nueva Guinea, Ed Wilkinson, el director general de ADRA Australia, Paul Rubessa y el presidente de la región de la iglesia conocida como División del Pacífico Sur, Glenn Townend.

“Cuán estupendo es encontrarnos aquí y poder constatar la esperanza y el optimismo”, dijo el director Wilkinson”.  Es un proyecto fantástico, especialmente como proyecto en favor de la comunidad para tratar de atender este problema tan serio. Aquí es donde realmente necesita comenzar, no solamente en términos de atender las necesidades de mujeres afectadas por la violencia familiar y sexual, sino en términos de prestar atención a la tan crítica parte educativa de este asunto  —la transformación de las creencias y percepciones de los hombres y la sociedad de Papúa Nueva Guinea”.

Brad Watson, profesor titular del Colegio Avondale, que ha estado estudiando el problema de la violencia familiar, presentó un cheque en favor de este proyecto, a nombre de la Iglesia Adventista del Séptimo Día Avondale Memorial, en Cooranbong, New South Wales, Australia.

El presidente de la División del Pacífico Sur de la Iglesia Adventista, Glenn Townend, eleva la oración de dedicación en la inauguración de la Casa June Valley, en la Iglesia Adventista del Séptimo Día Silva Memorial, de Papúa Nueva Guinea. Imagen: Adventist Record

Tanto los representantes del gobierno, como los de la iglesia, expresaron la esperanza de que la casa de June Valley provea un modelo a seguir por otros grupos de iglesia en el país, que vayan al frente en atención al problema de la violencia familiar y sexual en todo Papúa Nueva Guinea.

Con la asistencia de centenares de miembros de la iglesia y la comunidad, se dedicó este edificio y se elevaron oraciones antes de que el presidente Townend cortara la cinta simbólica, declarando oficialmente abierto dicho albergue.

La versión original  de esta noticia se publicó en Adventist Record.

Traducción – Gloria A Castrejón

 

Top news

En Interamérica, las escuelas adventistas ofrecen educación inclusiva para todo estudiante
En El Salvador, la Iglesia Adventista Involucra a los miembros en una masiva distribución de impresos
División Norteamericana analiza el camino hacia la paridad financiera