Un grupo de familias son bienvenidas en el escenario de la Universidad Adventista de Colombia, durante un programa especial como parte de un proyecto de ayuda a las familias migrantes de Venezuela y a las familias necesitadas locales en Medellín, Colombia, el 27 de julio de 2019. Veinte familias recibieron herramientas, equipos y materias primas, como parte de Ministerios Servid de la universidad, para que comiencen sus pequeños emprendimientos que les ayuden a sustentar a sus familias. Fotografías: Unión Colombiana del Norte

14 de agosto de 2019 | Medellín, Colombia | Daniela Arrieta/Noticias de la DIA

Jhonny Alberto Peña recuerda con claridad el día 22 de marzo. Fue el día en que dejó su Venezuela natal para viajar a la ciudad de Medellín en la vecina Colombia.

“Fue duro irme de allí, dejar a mi familia, mis bebés, mi esposa, para buscar un mejor futuro para ellos”, dijo Peña.

Peña ahora vive en Medellín junto con su familia, que se le sumó hace tres meses. Al igual que muchas familias de migrantes de Venezuela, su familia huyó de la inestabilidad política y económica en Venezuela para buscar una vida mejor.

La familia de Peña es una de veinte familias que se están beneficiando de un proyecto especial a cargo de los líderes y el personal de la Universidad Adventista de Colombia en Medellín. La iniciativa especial ayuda a familias de bajos ingresos, brindándoles las herramientas que necesitan para comenzar sus propios pequeños emprendimientos, dijo Zulay Herrera, directora de la iniciativa.

Zulay Herrera (derecha) directora del proyecto Ministerios Servid, saluda a una de las personas beneficiadas con la iniciativa. Fotografía: Unión Colombiana del Norte

“En esta ocasión tuvimos la oportunidad de ayudar a quince familias de migrantes venezolanos y a cinco familias locales de Medellín, con las herramientas y la capacitación que necesitan para comenzar sus pequeños emprendimientos”, dijo Herrera. Entre el equipo dado a las familias hubo hornos, máquinas industriales de alimento, máquinas de coser, carros móviles de alimento e impresoras, entre otros artículos.

Peña y el resto de las familias participaron de una tarde de alabanzas y testimonios el 27 de julio, durante una ceremonia especial. Antes de eso recibieron once horas de capacitación de parte de los docentes universitarios sobre el uso de los equipos, cómo vender sus productos y cómo administrar sus pequeños emprendimientos.

“Aprendí de personas de la Iglesia Adventista que me contaron del proyecto y gracias a Dios, recibimos un carrito para comidas rápidas con el cual hemos podido suplir nuestras necesidades”, dijo Peña.

Al mismo tiempo, las familias recibieron materias primas para comenzar sus emprendimientos, juegos para los niños, una canasta de alimentos de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en Colombia, el libro especial del año de la iglesia titulado Esperanza para las familias de hoy, de Willie y Elaine Oliver, Biblias, lecciones de estudios bíblicos y otros artículos.

Una de las familias se une en oración, durante el programa especial del sábado. Fotografía: Unión Colombiana del Norte

El proyecto continuará con más orientaciones por parte de los líderes de la universidad adventista, que se reunirán con los dueños de los pequeños emprendimientos para ayudarlos en el proceso. “La idea es reunirnos una vez al mes durante los próximos cuatro meses, para que puedan ver cómo desarrollar, cómo ejecutar sus proyectos y orientarlos de acuerdo con debilidades o errores”, explicó Herrera.

Muchos de los beneficiados como Peña han comenzado a ayudar a otros necesitados.

El proyecto se ha hecho posible gracias a muchas familias adventistas y no adventistas que han contribuido con fondos, alimentos y materias primas para el proyecto, y han ofrecido transporte para distribuir los artículos en los hogares de los beneficiarios.

Los líderes de la universidad continuarán realizando un seguimiento a las familias por medio de los Ministerios Servid, una iniciativa que comenzó hace ocho años para la comunidad cercana, y planean alcanzar y beneficiar a otras veinte familias en noviembre.

Para saber más sobre el proyecto de Ministerios Servid de la Universidad Adventista de Colombia, visite unioncolombiana.org.co

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En las Bahamas, Iglesia Adventista asiste a los miembros que se están reubicando en Nassau
Las experiencias adversas en la infancia pueden ser mortales, pero hay esperanza, afirma experta
En Norteamérica, cumbre se enfoca en ayudar a reconocer y detener el abuso