Dos series de esculturas de bronce instaladas en los terrenos de las oficinas corporativas de AdventHealth, en Altamonte Springs, Florida, Estados Unidos, Sanación en Bethesda y el Gran Maestro Sanador, fueron bíblicamente inspiradas y representan el deseo de Jesús de restaurar la salud integral de las personas. Imagen por Southern Tidings

10 de julio de 2019 | Altamonte Springs, Florida, Estados Unidos | Southern Tidings

Al conducir su vehículo para llegar a su trabajo o al caminar dirigiéndose a una u otra reunión, podría verse a los empleados que laboran en las oficinas corporativas de AdventHealth, en Altamonte Springs, Florida, Estados Unidos, deteniéndose en su camino para reflexionar antes de incorporarse o regresar al ajetreo de su día de labor.

Sus paradas de descanso incluyen frecuentemente los estanques, las flores y las fuentes de agua en los terrenos de poco más de doce hectáreas y, en otras ocasiones, la serie de esculturas bíblicamente inspiradas instaladas en la propiedad.

La serie de esculturas, en dos partes, realizada por el artista escultor Victor Issa, incluye la obra escultórica Sanación en Bethesda, situada en la rotonda o plaza circular de la institución, con una escena final en el edificio que contiene las oficinas; y la de el Gran Maestro Sanador, situada en un andador o vía peatonal al lado del lago de la misma propiedad. Cada una representa el ministerio de curación de Cristo en esta tierra —muy similar a aquello hacia lo que apunta la misión de AdventHealth.

“Somos tan bendecidos de venir a trabajar día con día y observar esta expresión artística de nuestra fe, nuestro ministerio, aquí mismo en nuestras instalaciones y de contar con algo que simboliza aquello que promueve nuestra organización —la sanación integral de la persona”, dijo  Sandra Johnson, vicepresidenta ejecutiva y directora administrativa de AdventHealth.

AdventHealth, un sistema nacional de instituciones de salud patrocinado por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, consta de casi 50 hospitales y centenares de centros de salud. El sistema comparte una sola misión: “Hacer extensivo el ministerio de curación de Cristo” y la perspectiva de proveer atención de salud integral a las personas -de cuerpo, mente y espíritu. Es un llamado sagrado formulado directamente a partir del propio ministerio integral de curación de Jesús, que inspira a los miembros a formar relaciones sanadoras con las personas a las que prestan sus cuidados de salud, incluyendo también a esos miembros del equipo que prestan sus servicios en la institución corporativa en vez de directamente al lado del lecho de los enfermos.

“Considero un gran privilegio trabajar en instituciones centradas en Cristo, tales como  AdventHealth, a fin de traer a la existencia una representación tridimensional clara y significativa de su misión y visión”, dijo el escultor Issa. “En un nivel personal, el trabajar en composiciones litúrgicas de gran envergadura, me brinda la oportunidad de profundizar más hondamente en el ministerio de Cristo”.

El primer grupo escultórico que se puede observar al entrar en los terrenos de AdventHealth, es Sanación en Bethesda, el cual representa las diferentes manifestaciones de la enfermedad: En La Mujer Angustiada —la mental; en El Hombre Farisaico (lleno de justicia propia)  —la espiritual y, en La Madre y su Hijo —la física. Otra estatua en este grupo es El Hombre Enfermo, el hombre que personifica todas las características de la enfermedad. Es aquel al que le preguntó Jesús, de acuerdo a lo registrado en Juan 5: 6: “¿Quieres quedar sano?” (NVI). La escena final de esta composición, situada dentro del recibidor de las oficinas principales, expresa la restauración y la nueva vida después de la curación llevada a cabo por el Salvador.

El segundo grupo de estatuas, El Gran Maestro Sanador, fue dedicado durante una ceremonia especial con la Junta de Regentes de AdventHealth, en el mes de febrero de 2019. Al igual que Sanación en Bethesda, El Gran Maestro Sanador representa el deseo de Cristo de que las personas gocen de salud integral, excepto que esta composición lo hace tomando en cuenta varias historias de sanación registradas en la Biblia. Los personajes incluyen un centurión romano, un marginado leproso, un niño pequeño, el recolector de impuestos, Nicodemo y una joven madre y un niño acompañado de su ovejita.

“Toda la serie de esculturas es un recordatorio físico del ministerio de curación de Cristo”, dijo Ted Hamilton, primer vicepresidente y jefe de integración de la misión de AdventHealth. “Les muestra a los miembros de nuestro equipo que la labor que realizan tiene realmente un significado; y a nuestros visitantes, líderes de la comunidad y socios, les hace saber que se encuentran en un lugar cuya “promesa de marca” es la salud integral de la persona”.

De acuerdo con los dirigentes de la organización, la “promesa de marca” de AdventHealth  es para cada paciente que entra por las puertas de sus instalaciones. Y es una que señala hacia un Salvador que ofrece sanación y restauración radicales para todos aquellos que se atreven a creer, de acuerdo con Lucas 6:17 (NVI): “Así que toda la gente procuraba tocarlo, porque de él salía poder que sanaba a todos.”

La original version (versión original) de esta noticia se publicó en Southern Tidings.

Traducción – Gloria A Castrejón

 

Top news

En las Bahamas, Iglesia Adventista asiste a los miembros que se están reubicando en Nassau
Las experiencias adversas en la infancia pueden ser mortales, pero hay esperanza, afirma experta
En Norteamérica, cumbre se enfoca en ayudar a reconocer y detener el abuso