12 de julio de 2019 | Loma Linda, California, Estados Unidos | Sandra Blackmer, Adventist Review

Es posible que las prioridades tengan que ver más con nuestra salud y longevidad de lo que muchos puedan pensar, dijo Ted Hamilton, director general de integración y vicepresidente principal de Misión y Ministerio de AdventHealth, durante su presentación plenaria en la Cumbre Mundial de Salud celebrada en la Universidad Loma Linda del 9 al 13 de julio de 2019.

“Tal vez no todo tenga que ver con dieta y ejercicio, o con tofu y triatlones”, dijo. Tal vez se trate más bien de vivir bien y en forma integral durante toda nuestra vida” y de encontrar el equilibrio apropiado.

Sin embargo, admitió que no es muy fácil encontrar ese equilibrio.

En búsqueda de equilibrio

En 1863, la cofundadora de la Iglesia Adventista, Elena G. White, recibió una visión de 45 minutos de duración enfatizando la necesidad de una reforma en favor de la salud, que eventualmente generó un sistema de atención a la salud que comprende entre 300 a 400 centros de atención a la salud en el mundo”, dijo el director Hamilton. A partir de esa visión, Elena G. White escribió en Mensajes Selectos: “Vi que era un deber sagrado atender nuestra salud, y despertar a otros ante su deber en este sentido… Vi que no debíamos guardar silencio sobre el asunto de la salud, sino que debíamos despertar las mentes a este tema”. (t. 3, pp. 318, 319).

Elena G. White escribió también en El Ministerio de Curación, que “el aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimenticio conveniente, el agua y la confianza en el poder divino, son los verdaderos remedios” (p. 127). Pero aun Elena G White y Jaime, su esposo, tuvieron sus luchas en el equilibrio de la vida, hizo notar el director Hamilton. Después de que Jaime White sufriera un severo ataque de apoplejía en 1865, tanto su propio ministerio como el de la Sra. White, “se vieron comprometidos, siendo que ella tuvo que cuidar de él y ayudarlo en su recuperación”. Así que el estilo de vida saludable comprende varios componentes, agregó.

Muestra misión es ofrecer esperanza

Necesitamos ver a Jesús como nuestro ejemplo, aconsejó el director Hamilton, y citó entonces Juan 13: 35, en donde se registra que dijo Jesús: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros”. Jesús no dijo que la gente sabría que somos sus discípulos “porque somos vegetarianos, guardamos el sábado o devolvemos nuestros diezmos; sino porque nos amamos unos a otros”, explicó el director. Y entonces hizo la pregunta: “¿Somos una iglesia en la que nos amamos unos a otros y les podemos enseñar a los demás a amarse unos a otros?”

Al hacer notar que se llama frecuentemente a los capellanes a aconsejar a personas que sufren de soledad y de aliento, el director, Hamilton sugirió que nuestra misión es la de ofrecer esperanza, “una esperanza viviente por causa de la resurrección de Jesucristo; una transcendente esperanza viva”.

Annie Flint, una maestra de escuela del siglo diecinueve, es un ejemplo de cómo vivir en esperanza, dijo el director Hamilton. Se le desarrolló una artritis incapacitante cuando tenía poco más de veinte años, llegando al punto en el que ya no le fue posible caminar. Pero Annie Flint eligió la esperanza. Se convirtió en una poetisa que dio a conocer a otros su esperanza y fe en Dios a través de sus escritos llenos de inspiración, dijo el director Hamilton.

“Nosotros también debemos tener esperanza”, añadió. Necesitamos salir y compartir con el mundo tanto nuestra esperanza como nuestro amor”.

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

Líderes adventistas de Interamérica comienzan con los festejos del centenario y se comprometen a esfuerzos intensos de evangelización
Las Sagradas Escrituras
Líderes adventistas se comprometen a proclamar los mensajes de los tres ángeles en toda Interamérica