Más de seiscientos administradores, educadores, pastores, directores de departamento y directivos se reunieron para el tercer programa anual del Segmento de Desarrollo del Liderazgo (SeLD) de Interamérica, llevado a cabo en Miami, Florida, Estados Unidos, del 15-17 de julio de 2019. Fotografía de Libna Stevens/DIA

24 de julio de 2019 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens/DIA

Cientos de líderes de todos los niveles de la Iglesia Adventista en Interamérica fueron llamados a acelerar su potencial de liderazgo, durante el tercer programa anual del Segmento de Desarrollo de Liderazgo (SeLD), llevado a cabo del 15-17 de julio de 2019 en Miami, Florida, Estados Unidos.

Los más de seiscientos administradores, pastores, educadores, ancianos de iglesia, directores de departamento y directivos que se reunieron para el tercer programa anual del SeLD en Interamérica recibieron el desafío de mantener relevante y efectiva la organización a la que sirven para cumplir la misión de la iglesia.

Una misión que cumplir

“Tenemos una misión que completar, y tenemos que caminar sabiendo hacia dónde estamos yendo y, dado que sabemos hacia dónde estamos yendo, tenemos que estar preparados”, dijo el pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica. La iglesia necesita buenos líderes que puedan asistir a la creciente feligresía de 3,8 millones de miembros, que está esparcida en 24 uniones y 151 campos locales, para así fortalecer la iglesia, dijo el pastor Henry.

“Nuestros fieles miembros están impulsando la iglesia hacia la victoria, trabajando juntos [con los líderes] para representar a Cristo y expandir su reino”, dijo el pastor Henry. “Sigan siendo líderes que toman esta obra a pecho, que sirven al Señor con humildad, siempre enfocados en la misión que Dios nos ha dado”.

El pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana, anima a los líderes para que continúen sirviendo al Señor con humildad, enfocados en la misión. Fotografía de Libna Stevens/DIA

El pastor Henry desafió a los líderes para que “sigan edificando el Reino de Cristo con el compromiso pleno de continuar con la obra de Dios y ser testigos de su pronto regreso”, dijo el pastor Henry.

La capacitación de tres días, bajo el lema “Acelere su potencial para el liderazgo”, contó con más de treinta oradores y expertos de la Iglesia Adventista mundial, Norteamérica e Interamérica.

Objetivos de la conferencia

La Conferencia del SeLD tuvo por objetivo ayudar a guiar a los líderes de la organización para que desarrollen su capacidad de liderazgo, expongan a los líderes de la organización a tendencias, cuestiones y mejores prácticas del liderazgo organizacional, y brinden un foro de intercambio y exposición intercultural, explicó el pastor Balvin Braham, asistente del presidente de la División Interamericana a cargo del desarrollo del liderazgo de la Iglesia Adventista en Interamérica.

“El SeLD no es tan solo para que los participantes lo pongan en práctica”, dijo Braham, “sino que crea una plataforma para que se produzca un diálogo significativo en toda la división sobre prioridades fundamentales del liderazgo que se trataron durante la conferencia”.

El pastor Balvin Braham, asistente del presidente de la División Interamericana a cargo del desarrollo del liderazgo de la Iglesia Adventista en Interamérica. Fotografía de Libna Stevens/IAD

Braham explicó que la iglesia tiene que luchar contra diversas perspectivas y cosmovisiones en el área del cumplimiento de la misión, por lo que es importante que continúe invirtiendo en el desarrollo del liderazgo.

“Las nuevas generaciones presentan nuevos desafíos al liderazgo actual de la iglesia, por medio de prácticas y conceptos divergentes, y esto produce una tensión entre ellos y las demás generaciones tanto dentro como fuera de la iglesia”, según Braham. “Las prácticas de liderazgo no pueden permanecer estáticas, y es necesario hallar nuevos enfoques para hacer frente a las realidades de marcos corporativos que producen una aprendizaje compartido que puede ser contextualizado y generalizado”.

Un educador

Glennys Lugo, de Aruba, tiene muy en claro cuál es su misión. Lugo está al frente de la única escuela adventista de la isla, y trabaja como directora de educación en la sede de la Misión de Aruba.

Como directora de la Escuela Adventista J. N. Andrews, con un personal de cuatro docentes y cincuenta niños de preescolar y primer grado, la mayoría de los cuales no son adventistas, Lugo dijo que venir a la Conferencia del SeLD por primera vez la inspiró para continuar preparando a los niños para que sean testigos de Cristo.

Glennys Lugo, de Aruba, es la directora de la única escuela adventista en la isla y asistente por primera vez a la conferencia de este año del SeLD. Fotografía de Libna Stevens/DIA

“Dios me ha recordado lo que tengo que hacer y seguir haciendo para llegar a ser una líder no solo intelectual sino también espiritual, siempre confiando en el Señor, porque es su institución”, expresó.

Lugo, que tiene 42 años y es madre de tres hijos, ha estado administrando la escuela durante siete años, y dijo que está muy ocupada preparando a la escuela para expandirse hasta ser una escuela primaria completa dentro de los próximos cuatro años. Lugo dijo que asistir al SeLD le dio el impulso para escoger estrategias que necesita seguir. Planea mantener las conexiones con otros docentes y directores de Jamaica y el territorio del Caribe inglés que conoció durante la conferencia, y transmitir ese conocimiento aprendido a su personal.

“Me encanta lo que se enfatizó durante la capacitación, de que nadie es jefe, de que todos somos iguales y que Dios nos ha puesto en un lugar para cumplir la misión de la iglesia”, dijo Lugo. Ella hace su parte, junto con el personal de la institución, para promover una vida de oración todos los días en la escuela.

Un anciano de iglesia

Para Sydney Grant, que tiene 44 años y es anciano de iglesia en la iglesia adventista de Clarks Town en el norte de Jamaica, asistir a la conferencia del SeLD por primera vez después de 18 años en ese cargo, le amplió la mente respecto de cuán enfocado se encuentra el liderazgo de la iglesia para cumplir la misión de compartir el evangelio, no importa el cargo que ocupen. “Esto me ha iluminado tanto, porque los ojos de los líderes están abiertos para ver a la iglesia en una escala más amplia, y así pueden recibir orientaciones sobre algunas cuestiones que puedan surgir”.

Sydney Grant, anciano de iglesia de la iglesia adventista de Clarks Town, dijo que el SeLD amplió su mente para ver cuán enfocados están los líderes para cumplir con la misión de compartir el evangelio. Fotografía de Libna Stevens/DIA

Grant es un capacitador de matemáticas que trabaja para el Ministerio de Educación de Jamaica y se mantiene ocupado ayudando a su pastor, que supervisa otras cuatro iglesias en el distrito. Grant siente que predicar, visitar, enseñar y servir a la iglesia requiere la clase de perspectiva que tienen que ayudarlo a controlar el ritmo y no dejarse consumir por todo el trabajo.

“Servir en la iglesia es un trabajo de tiempo completo”, dijo Grant, pero algo que le resulta normal, dijo, porque creció en la iglesia con un padre que fue anciano de iglesia durante más de cincuenta años.

“Creo que es un honor servir porque me mantiene los pies en la tierra cuando surgen desafíos, pero sé que es importante utilizar mis habilidades para garantizar que la obra se lleve a cabo”. Grant es parte de ocho ancianos de iglesia de su iglesia que rotan entre otras iglesias de su distrito para ayudar a atender a los miembros por medio de visitas, estudios bíblicos y cultos todos los meses. Se le record que mantener el equilibrio entre el trabajo de la iglesia y la familia son fundamentales para él como esposo y padre de tres hijos, dijo.

Grant, que fue uno de los 21 delegados de su asociación, cree que la iglesia como organización continuará avanzando con éxito mientras evalúa su trabajo y garantiza una mejor rendición de cuenta de sus líderes.

La doctora Ella Simmons, vicepresidenta de la Iglesia Adventista mundial, habla durante uno de los seminarios de gestión departamental, como parte de la Conferencia del SeLD. Fotografía de Libna Stevens/DIA

“Al observer la misión de la iglesia, necesitamos asegurarnos que cada líder sea transformado y que cada departamento trabaje junto para crecer en la misión”, dijo Grant.

Un tesorero de asociación

Samuel Britton, que tiene 60 años y es de Panamá, fue designado hace poco tesorero de la Asociación Central de Panamá. Con una vasta experiencia como administrador, no solo en Interamérica sino también como misionero que trabajó en El Cairo, Egipto, Britton trabajó para fortalecer un centro de influencia y varios otros proyectos. Asimismo, trabajó tres años en Estambul, Turquía, participando de un trabajo pionero con una decena de proyectos, además de ser secretario-tesorero del campo local allí.

“Aun si uno tiene experiencia trabajando para la iglesia, los líderes necesitan comprender que hay un período de transición que es parte de cualquier cambio de puesto”, dijo Britton. “Es importante que los administradores o líderes ejemplifiquen y estén actualizados en las buenas prácticas de negocios, en especial para que la iglesia pueda seguir adelante”.

Una de las muchas cosas que se lleva de la Conferencia del SeLD es que cada obrero o líder no es más que un siervo, y que lo importante es permitir que Dios use a cada uno de sus hijos para contribuir con el progreso de la misión de la iglesia. “No tiene que ver con una responsabilidad ejecutiva sino con un liderazgo espiritual”, dijo Britton.

Samuel Britton, tesorero de la Asociación Central de Panamá, se mostró agradecido de que la iglesia esté invirtiendo en la capacitación para el desarrollo del liderazgo de sus administradores, educadores, pastores, líderes y miembros en general. Fotografía de Libna Stevens/DIA

Britton dijo que disfrutó de todas las presentaciones y seminarios sobre controles internos que fueron dirigido específicamente por el Servicio de Auditoría de la Asociación General, y se siente agradecido de que la iglesia esté invirtiendo en la capacitación para el desarrollo del liderazgo de sus administradores, educadores, pastores y miembros de iglesia que dirigen a otros dentro de la organización de la iglesia.

Certificación del SeLD

Todos los delegados a la Conferencia del SeLD de este año recibieron un certificado después de completar veinte horas de educación continua en el liderazgo, y los que también asistieron los dos años anteriores recibiron un certificado por sesenta horas, dijo Braham.

El pastor Braham pidió a los líderes del SeLD que “permanezcan involucrados” y que “nos mantengan proactivos y nos ayuden a dar forma al futuro del liderazgo aquí en nuestra división”.

Los delegados a la Conferencia del SeLD oraron juntos, asistieron a sesiones plenarias y decenas de seminarios sobre liderazgo y supervisión pastoral efectivas, resolución de problemas y toma de decisiones, estrategias para hacer crecer las finanzas de la iglesia, cómo hacer frente a temas críticos y mucho más.

Para ver una galería de fotografías de la Conferencia del SeLD, entre AQUÍ

Para seguir el programa de la Conferencia del SeLD 2019 en Interamérica,

Entre AQUÍ para verlo en inglés

Entre AQUÍ para verlo en español

Entre AQUÍ para verlo en francés

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Las experiencias adversas en la infancia pueden ser mortales, pero hay esperanza, afirma experta
En Norteamérica, cumbre se enfoca en ayudar a reconocer y detener el abuso
Actualización del sitio web del Sábado Dedicado a la Creación a tiempo para evento en octubre