La Iglesia Adventista del Séptimo Día -Éfeso, en la isla de San Martín (St. Marteen), dedicó nuevamente su templo el 2 de junio de 2019, después de que el huracán Irma lo destruyera hace casi dos años. Los dirigentes y miembros de la iglesia lo celebraron en grande con un servicio de adoración de alabanza y gratitud a Dios. Imagen: Iglesia Adventista Éfeso -Facebook

19 de junio de 2019 | Santa Cruz (St. Croix), Islas Vírgenes de Estados Unidos | Royston Philbert – Personal de Noticias DIA

Veintiún meses después de que la Iglesia Adventista Éfeso en la isla de San Martín fuera destruida por el huracán Irma, de categoría 5, la iglesia abrió sus puertas a los miembros y amigos para una celebración especial el 2 de junio de 2019.

Más de 300 miembros encontraron asiento en el recientemente remodelado edificio de la iglesia para el servicio de nueva dedicación dirigido por el Pastor Desmond James, presidente de la Asociación Norte del Caribe.

“Todos sabemos lo que sucedió aquí hace casi dos años y, el reconstruir una iglesia es como reconstruir una nación”, dijo el Pastor James. “Y es más, para nosotros, significa que la iglesia de Dios está dando un nuevo paso en la continuación de la misión que tenemos aquí en esta isla”. El Pastor James agradeció al pastor local y a los miembros voluntarios por su arduo trabajo en la reconstrucción del templo.

Los miembros de la iglesia asisten al servicio de nueva dedicación. Imagen: Iglesia Éfeso

El presidente de la Unión Asociación del Caribe, Dr. Kern Tobias se dirigió a los asistentes y animó a los miembros a permitir que el edificio trajera alabanza a Dios, porque lo que habían logrado había sido a través del él.

“Esta nueva dedicación trae gloria y honra a Dios por su bondad hacia todos nosotros. Es una nueva ocasión para alabar el nombre de Dios”, dijo el Pastor Tobias.

El 4 de septiembre de 2017, el huracán Irma causó una amplia destrucción en San Martín y, mientras los miembros revisaban los escombros de lo que había sido su iglesia, luchaban contra una sensación de desesperanza, recuerdan los dirigentes de la iglesia local. Después de la tormenta, los miembros tuvieron que adorar en la Iglesia Adventista Philipsburg, situada a poco más de dos kilómetros, la cual sustentó solamente daños mínimos.

“Estuvimos adorando durante tres meses en la Iglesia Adventista Philipsburg”, dijo el Pastor Kumal Smith, quien dirige la Iglesia Adventista Éfeso. “Ellos nos recibieron con los brazos abiertos y disfrutamos mucho de esa camaradería conjunta. Pero no hay como estar en casa, así que decidimos levantar una carpa en el predio mismo de la iglesia Éfeso. Fue allí en donde habíamos comenzado, así que ya estábamos familiarizados con los desafíos, pero deseábamos estar juntos como iglesia.

El Pastor Kumal Smith (derecha), quien dirige la Iglesia Adventista Éfeso reconoce la labor de algunos miembros por su dedicación y contribución durante la redificación del santuario. Muchos miembros recibieron las gracias por su duro trabajo en la reconstrucción del edificio. Imagen: Iglesia Adventista Éfeso -Facebook

Dijo también el Pastor Smith que, durante la fase de reconstrucción, la iglesia recibió una gran medida de ayuda voluntaria. “Estamos muy agradecidos con los miembros que utilizaron ampliamente sus dones y talentos en la reconstrucción del santuario” dijo. “Aun cuando muy frecuentemente se lamentaban de sentirse tan cansados, ellos nunca disminuyeron sus esfuerzos. Los felicitamos de todo corazón”. Comentó que había personas a quienes se les pagaba por sus labores diarias, pero que se quedaban voluntariamente hasta muy noche y trabajaban durante los fines de semana, mientras que las expertas cocineras de la iglesia los alimentaban, añadió el Pastor Smith.

Shanka Serrant, el jefe de los ancianos de la iglesia y su equipo, dirigió en forma concienzuda el proceso de reconstrucción. Aunque el proyecto experimentó en algún momento sus reveses y contratiempos, la iglesia, con sus más de 500 miembros, puede ahora celebrar la nueva dedicación de su santuario.

Aunque los miembros de la iglesia se reunieron dentro de una carpa durante 21 meses, los servicios de adoración de la iglesia, reuniones y servicios de salud para la comunidad y otras actividades, continuaron sin interrupción después de haber azotado el huracán, dijo el Pastor Smith.

Organizada en 1993, la Iglesia Adventista Éfeso creció en número después de efectuada una campaña de evangelización dirigida por el evangelizador Roosevelt Daniels. El templo fue dedicado el 28 de octubre de 2001 por el Pastor John Josiah, un ex presidente de la Asociación del Norte del Caribe de los adventistas del séptimo día.

 

Miembros de iglesia disfrutan de las nuevas sillas durante el programa especial de nueva dedicación de la Iglesia Adventista Éfeso. Imagen: Iglesia Adventista Éfeso -Facebook

[/caption]“Ha sido para mí una bendición ver terminado el proyecto de reconstrucción de la Iglesia Adventista Éfeso”, dijo el Dr. Henry Peters, un ex pastor de esa congregación que fungiera durante su construcción original. “Es realmente asombroso ver la dedicación de los miembros y el legado que están dejando a la nueva generación”.

Para saber más acerca de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en San Martín y otras islas que forman la Asociación Norte del Caribe, pulsa northcaribbeanconference.org

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

Las experiencias adversas en la infancia pueden ser mortales, pero hay esperanza, afirma experta
En Norteamérica, cumbre se enfoca en ayudar a reconocer y detener el abuso
Actualización del sitio web del Sábado Dedicado a la Creación a tiempo para evento en octubre