Hago un llamado sincero a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en todo el mundo, para que den inicio a una firma iniciativa mundial de oración por nuestros miembros y la organización de la iglesia en la nación de Burundi en la región central de África, que están experimentando abusos sistemáticos a la libertad religiosa por parte del gobierno. Durante más de seis meses, el gobierno de Burundi ha acosado y abusado de manera creciente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día al encarcelar, golpear e intimidar a los líderes y miembros adventistas.

El gobierno ha impedido que la Iglesia Adventista pueda funcionar por medio de los líderes debidamente elegidos de la Unión Misión de Burundi, que fueron designados de manera legal y adecuada por la División de África Centro Oriental de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día. Es aparente que las maravillosas actividades de Todo Miembro Involucrado que hacen que el pueblo de Dios ayude a otros por medio del método de Cristo de tratar con las personas física, mental, social y espiritualmente, no han sido valoradas por el gobierno de Burundi.

Durante este tiempo, he apelado personalmente al presidente de Burundi sin que la presidencia me respondiera. Ahora hacemos un llamado a él y a sus ministerio de gobierno para que adhieran al derecho internacional, los protocolos de las Naciones Unidas, y los preceptos de la Organización de la Unión Africana, de honrar la libertad religiosa y la libertad de conciencia de todos los ciudadanos de Burundi y el equipo administrativo adventista legítimo en ese país.

El viernes 10 de mayo, el debidamente designado presidente de la Unión Misión de Burundi de los adventistas del séptimo día, el pastor Lamec Barishinga, fue arrestado junto con el Pastor Lambert, un presidente de campo local. Esto es completamente ilegal, no ético y va en contra de todas las protecciones lógicas e internacionales de la libertad religiosa y la libertad de conciencia.

Hago un llamado a los adventistas del séptimo día para que oren por nuestros miembros de iglesia de Burundi, por la libertad religiosa en ese país, y por la liberación de todos los adventistas encarcelados. Oren por favor hasta que veamos cómo la mano poderosa de Dios cambia esta terrible situación en Burundi. Apelo a los gobiernos de todas las naciones del mundo, y en especial de África, a que intercedan con el gobierno de Burundi en nombre de la libertad religiosa del pueblo de Burundi y, específicamente, de los adventistas del séptimo día que están siendo abusados por el gobierno de ese país.

Este es el “Día Número 4” en esta altamente injusta e ilegal interferencia del gobierno de Burundi en las actividades eclesiásticas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día´, al arrestar a nuestro debidamente designado presidente de la Unión de Burundi. Por favor, oren con fervor y sin cesar en todo el mundo por la libertad religiosa de los miembros temerosos de Dios en Burundi.

Brindaremos actualizaciones periódicas de este abuso de la libertad religiosa en Burundi, y destacaremos el número de días de injusticia religiosa hasta que la situación se corrija. Oren por favor y aboguen por los miembros de iglesia de Burundi, para que el Dios de todo el universo intervenga según su poder que todo lo puede.

A NUESTROS FIELES MIEMBROS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA EN BURUNDI: No han sido olvidados. La familia de la iglesia mundial, con millones de miembros en todo el mundo, está orando por ustedes. Manténganse fieles a las verdades bíblicas de Dios y a la estructura legítima de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, designada por la División de África Centro Oriental, mientras reclaman las siguientes promesas de la Biblia:

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas”. Josué 1:9.
“No los temáis, porque Jehová, vuestro Dios, es el que pelea por vosotros”. Deuteronomio 3:22.
“Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará ni te desamparará. No temas ni te intimides”. Deuteronomio 31:8. “No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová”. Jeremías 1:8.

Cobren ánimo al recordar Apocalipsis 2:10, donde dice “Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida”.

Por favor, sepan que he orado personalmente por todos ustedes como miembros de iglesia y por el pastor Lamec Barishinga, el legítimo presidente de la Unión Misión de Burundi, por el pastor Lambert, y por otros 21 que han sido encarcelados. Tengan ánimo. Dios los cuidará. También he orado por el gobierno de Burundi, para que brinda libertad religiosa a sus ciudadanos y a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Burundi.

Ted N C Wilson, presidente

Iglesia Adventista del Séptimo Día

Silver Spring, Maryland

Estados Unidos de América

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Adventistas distribuyen dos millones de ejemplares del libro misionero de este año en Chiapas, México
En Interamérica, editores preparan artículos para la Enciclopedia de los Adventistas del Séptimo Día
Cómo las comunidades de fe pueden cambiar el diálogo del odio al amor