El presidente de la División Interamericana, Pastor Elie Henry (derecha), elogia la labor del Pastor Antulio Espinoza (segundo a la izquierda), creador de la iniciativa «Quiero Vivir Sano», que ha sido puesta en ejecución en las iglesias y comunidades de todo el territorio interamericano por más de 10 años.  Marilú, la esposa del Pastor Espinoza (izquierda), posa junto a su esposo el 30 de abril de 2019, juntamente con el Pastor Arturo King, presidente de la iglesia en la Unión Mexicana del Norte (centro) y el Dr. Ismael Castillo, rector de la Universidad Montemorelos (cuarto desde la izquierda), quien ha sido un elemento clave en el entrenamiento y promoción de dicho programa de salud. Imagen por Keila Trejo -DIA

14 de mayo de 2019 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens -DIA

Los administradores y miembros de la junta directiva de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Interamérica, agradecieron recientemente al Pastor Antulio Espinoza la creación de la iniciativa «Quiero Vivir Sano» que ha estado siendo implementada con mucho éxito en el territorio de Interamérica por más de 10 años. El programa gira en torno del mensaje de salud predicado por la Iglesia Adventista, el cual enfatiza la temperancia y bienestar físico, mental y espiritual de la persona.

La iniciativa “Quiero Vivir Sano» consta de ocho pasos para practicar un estilo de vida saludable: Tomar agua, mantener una actitud positiva, consumir ensaladas, hacer ejercicio, descansar, evitar alimentos no nutritivos, desayunar mejor, cenar menos  y promover la felicidad.

“Usted le ha dejado un legado muy importante a la iglesia, no solamente en Interamérica, sino también en otros continentes, para mostrar que le debemos dar importancia al arte de vivir bien», dijo el Pastor Elie Henry, presidente de la iglesia en Interamérica. “Sé bien que algún día vamos a ver los frutos de su valiosa labor que ha motivado a miles de personas a promover esta iniciativa en sus comunidades».

El Pastor Espinoza y su esposa Marilú fueron honrados en las oficinas sede de la División Interamericana en Miami, Florida, el 30 de abril del presente.

El Pastor Antulio Espinoza, de la Unión Mexicana del Norte, sostiene su presea junto a su esposa Marilú, después de que los administradores de la iglesia y miembros de la junta directiva aplaudieron su entrega y compromiso a la misión de la iniciativa «Quiero Vivir Sano», durante una sesión especial en las oficinas principales de la División Interamericana.  Imagen por Keila Trejo -DIA

Fue una pequeña escuela primaria de iglesia, en Tecate, Baja California, en el norte de México, la que en 2009 comenzó a poner en práctica un programa piloto que enseñaba a los alumnos a tomar decisiones más saludables cada día.

“A partir de ese comienzo, el Pastor Antulio Espinoza y todas sus ideas movilizaron la entera región del norte de México,  abarrotaron la Arena Monterrey con el lanzamiento del programa en toda la ciudad, lo vieron involucrarse en pos de un récord mundial Guinness por la más grande ensalada que estuvo en exhibición en la Plaza Monterrey y traspusieron mares y regiones remotas en la División Interamericana”, dijo Belkis Archbold, directora de ministerio de salud de la iglesia en Interamérica.

“Deseamos darle las gracias, Pastor Espinoza, porque usted le permitió a Dios que lo iluminara al diseñar este programa», dijo la directora Archbold.

Se elogió también a los dirigentes de la iglesia en la Unión Mexicana del Norte por su ejemplar implementación de dicha iniciativa, así como a los dirigentes de la Universidad Montemorelos por el importante papel desempeñado al instruir a los promotores de salud en cuanto a la metodología del programa y elaborar proyectos y actividades adicionales, así como más investigación en torno a este programa.

Belkis Archbold, directora de ministerio de salud de la iglesia en Interamérica, habla sobre el éxito del programa de salud en todo el territorio de Interamérica y otras partes del mundo. Imagen por Keila Trejo -DIA

La iniciativa ha sido grandemente elogiada por el Dr. Armando Barriguete, presidente de Epode International Networ —una organización sin fines de lucro que apoya los programas de base comunitaria que despiertan la conciencia en cuanto a la obesidad y enfermedades no contagiosas en todo Latinoamérica, dijo la directora Archbold, quien se ha reunido en varias ocasiones con el Dr. Barriguete y dirigentes gubernamentales en varios países de la División Interamericana. “El Dr. Barriguete dice siempre que «el modelo único que ustedes tienen es esencial para un estilo de vida saludable y ustedes deben continuar dándolo a conocer a otros, a fin de que muchos más puedan ver lo que ustedes tienen para ofrecerles», dijo al directora Archbold.

Gracias al programa “Quiero Vivir Sano», propio de la DIA, Interamérica ha experimentado una explosión en términos de toma de conciencia respecto a la salud. Esta iniciativa va a seguir siendo una parte integral de la labor misionera enfocada en la salud, en nuestro territorio», dijo la directora Archbold.

“Hemos podido observar que lo que los miembros de iglesia estaban esperando era algo sencillo y fácil de seguir y de entender; un programa que esté en armonía con los ocho remedios naturales de los que habla Elena G. White en su libro El Ministerio de Curación, explicó la directora Archbold.

Un entrenador guía a la multitud en la Plaza Explanada de los Héroes, en Monterrey, Nuevo León, México, el 13 de abril de 2014, después de que la Iglesia Adventista distribuyera unas 20,000 ensaladas durante una iniciativa de impacto sobre la salud para promover un estilo de vida saludable entre la creciente epidemia de obesidad en el país. El evento formó parte de las actividades realizadas durante las ocho semanas de la iniciativa «Quiero Vivir Sano». Imagen por Aljafet Chablé/DIA

El programa ha sido implementado en todas las iglesias y escuelas públicas en la Unión Mexicana del Norte, así como en Chiapas y otros países tales como Costa Rica, Colombia, República Dominicana, El Salvador, Antillas Francesas,  Guatemala, las Bahamas, en las islas Caimán y Turcos y Caicos. Muy pronto se pondrá en ejecución en varias islas del Caribe, tales como Barbados, Dominica, San Vicente y las Granadinas, dijo la directora Archbold.  Además, muchas iglesias hispanas en la División Norteamericana, en parte de África Occidental, Asia Central y Kirguistán y Kazajistán, están poniendo en ejecución esta iniciativa.

Añadió la directora Archbold que la iniciativa en cuestión ha contado con miles de personas capacitadas en el programa y se ha expandido hacia la formación de un programa especializado llamado “Quiero Crecer Sano”, que está dirigido a los menores. El nuevo programa ha sido diseñado para su enseñanza en las escuelas e iglesias.

El plan es que las 24 uniones de la División Interamericana implementen esta iniciativa, dijo la mencionada directora. Deseamos alcanzar con él a todas las escuelas e iglesias en el territorio de la DIA, a través de centros de influencia, grupos pequeños, ferias de salud y otros programas, a fin de llegar hasta cada rincón del territorio de la División Interamericana».

Para saber más acerca de la iniciativa en Interamérica “Quiero Vivir Sano», pulsa HERE  (AQUÍ)

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

La Iglesia Adventista y ADRA hacen apelación pública para ayudar mundialmente a niños de edad escolar
A pesar de las incertidumbres, las finanzas de la Iglesia Adventista están bien encaminadas, afirma el tesorero
Cuando la misión está primero, el dinero aparecerá, dice el secretario