Juan Prestol-Puesán, tesorero de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, presenta el informe de tesorería durante la reunión de la Junta Directiva de la Sesión de Primavera 2019 en Silver Spring, Maryland, Estados Unidos. Imagen: Brent Hardinge – Adventist News Network

9 de abril de 2019 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Adventist Review y Adventist News Network

El tesorero general de la Iglesia Adventista, Juan Prestol-Puesán, enfatizó el sentido de profunda gratitud manifestado por su equipo, tanto a Dios como a los miembros de la iglesia, en su presentación del informe financiero 2018 ante los miembros de la junta directiva de la iglesia, el 9 de abril de 2019.

Su informe, intitulado “La Historia Financiera 2018”, revela toda una historia de confianza en lo que él piensa es la guía divina en el pasado, en el presente y en el futuro.

“La declaración financiera debidamente auditada muestra las bendiciones que hemos recibido y la guía y orientación del Señor”, les dijo a los dirigentes de la iglesia de todo el mundo reunidos en las oficinas centrales de la Iglesia Adventista en Silver Spring, Maryland, Estados Unidos.

“Me siento muy feliz de informar … resultados operativos positivos del año 2018”, anunció. ¿Cómo le fue a la iglesia en 2018? En un año caracterizado por la inestabilidad en los mercados financieros y el debilitamiento de algunas monedas extranjeras clave, el tesorero Prestol-Puesán dijo que las finanzas de las oficinas centrales de la iglesia se mantuvieron bien gracias a un aumento mundial de los diezmos y un consistente control de los gastos.

“El diezmo se incrementó en un 3.6 por ciento, equivalente a US $89 millones, para un total de US $2500 millones”, dijo. “Esto incluye un incremento de US $55 millones en diezmos en la División Norteamericana, para un total de US $1077 millones”.

El informe del tesorero Prestol-Puesán enfatizó también que las ofrendas misioneras alcanzaron más de US $88 millones, una cifra que no incluye las contribuciones de los miembros de iglesia a sus iglesias locales. Por otra parte, los gastos de la Asociación General —o el dinero empleado en el funcionamiento de las oficinas centrales de la iglesia—, han disminuido por el segundo año seguido, según el informe del tesorero Prestol-Puesán. Esto incluye ahorros de más de US $1.1 millones en gastos de viaje, según explicó.

El tesorero asociado de la Iglesia Adventista, Ray Wahlen les recordó a los miembros de la junta directiva y a aquellos que seguían en línea los pasos de la reunión, la forma como esto funciona.

“La Asociación General opera sobre la base de un tope o límite del 2 por ciento del total de ingresos brutos de los diezmos”, dijo. “En 2018, las oficinas centrales de la iglesia mundial operaron con un total de US$ 4 millones por debajo del presupuesto y con más de US $7.2 millones por debajo del tope del 2 por ciento”.

El tesorero asociado Wahlen se refirió también al total de gastos operativos, haciendo notar que se mantuvieron significativamente más abajo del máximo permitido en el reglamento votado al efecto.

“En términos de porcentaje, los gastos actuales de oficina llegaron solamente a un 85.64 por ciento del tope o límite”, dijo. El tesorero Prestol-Puesán informó que, en general, el promedio de lo ofrendado semanalmente en términos de diezmos y ofrendas misioneras (excluyendo las ofrendas destinadas a la iglesia local) alcanzó los US$ 50 millones.Qué puede suceder en 2019 y más adelante Los dirigentes financieros de la iglesia prevén que la inestabilidad de los sistemas monetarios podría todavía afectar las operaciones financieras en 2019 y más adelante.

“Vamos a continuar poniendo lo mejor de nuestra parte para prever y minimizar el impacto de las fluctuaciones negativas de la moneda sobre nuestro ingreso”, dijo el tesorero Prestol-Puesán. “Los gastos y asignaciones serán también cuidadosamente vigilados”.Pero más allá de los ciclos del mercado y las fluctuaciones de la moneda, dijo el tesorero Prestol-Puesán que él experimentó “un profundo sentido de gratitud” por la fidelidad de los miembros y de la guía divina.

“Le agradecemos a Dios por sus bendiciones”, dijo. “Y les agradecemos a los miembros de la iglesia por su generosidad”. Y entonces añadió:

“Si somos fieles y si somos cuidadosos, creemos que el Señor va a bendecirnos y que vamos a estar bien”. El tesorero Prestol-Puesán renovó también su confianza en Dios en lo que él llamó “la ayuda continua de Dios”. “Dios entiende bien nuestras etapas, nuestros tiempos y nuestras necesidades”, dijo.

Él nos va a guiar y él va a proveer para todos nosotros de acuerdo a lo que él considera que es lo mejor para cada uno”, dijo. Esa es la razón, enfatizó el tesorero Prestol-Puesán, por la que los dirigentes harán bien en dormir bien de noche y …en empeñarse con toda su energía durante el día. “Dios nos mantendrá en perfecta paz”, dijo.

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

Voluntarios pintan, edifican y ofrecen educación para la salud en Costa Rica
Interamérica abre la inscripción para la III Conferencia Anual del SeLD
Paciente de anemia de células falciformes es curada a través del primer trasplante de células madre en el Hospital Infantil de la Universidad Loma Linda