En solamente unos cuantos días, el equipo misionero perteneciente al grupo Upper Room Fellowship (URF), en Temple City, California, Estados Unidos, construyó una casa para una familia necesitada al otro lado de la frontera con México. Imagen cortesía de Noticias de la Asociación del Sur de California

27 de abril de 2019 | Glendale, California, Estados Unidos | Asociación del Sur de California (en Estados Unidos) y Adventist Review

“Vi en ellos tal deseo de alabar a Dios al bendecir al pobre y al necesitado”, dijo Janet Lambert, directora de Youth With a Mission (Jóvenes con una misión), (YWAM, por sus siglas en inglés) Campus San Antonio Del Mar, refiriéndose al equipo formado por 26 misioneros de la sociedad Upper Room Fellowship (URF) (Hermandad del Aposento Alto), en Temple City, California, Estados Unidos, quienes se asociaron con YWAM en febrero de 2019.

El equipo URF dedicó un fin de semana, a un sitio varias horas al sur de la ciudad de Tijuana, México, juntamente con Homes of Hope (Hogares de Esperanza), una organización que surgió dentro de  YWAM. El grupo de misioneros se unió a Homes of Hope con el fin de construir casas nuevas para familias necesitadas en solamente unos cuantos días.

Aunque no faltó ni un momento de duro empeño en la labor, el equipo URF fue también bendecido con muchos milagros que todos pensaron fueron el resultado de oraciones constantes y específicas. Justamente antes de iniciar el proyecto, según la programación hecha, la directora Lambert descubrió que era casi imposible llegar hasta el sitio de la planificada construcción. Todos los caminos de acceso estaban cerrados y el vehículo de transporte del equipo se quedó atascado en el lodo. Pero después de 30 segundos de preguntarse qué debían de hacer, la directora Lambert recuerda que una grúa pasó por coincidencia por la carretera principal y al darse cuenta de la situación, se regresó a ayudar a sacar el vehículo de entre el fango.

Algunos miembros del equipo Upper Room Fellowship (URF) compraron provisiones para la nueva casa en un supermercado local en Tijuana, México. Imagen: Southern California Conference News

«Durante todos esos años en que hemos estado trabajando aquí, nunca he visto una grúa como esta en la comunidad”, dijo la directora Lambert. “Al ocurrir lo anterior, simplemente pensé: ‘Dios está aquí el día de hoy y vamos a poder terminar de construir esta casa’. Yo creo que fue un milagro”, dijo.

Además del trabajo físico requerido para construir la casa, el grupo compartió tiempo de compañerismo y adoración con los residentes locales.

Suzie Kim, del equipo URF, habló acerca de su experiencia al participar en un grupo de oración en donde recibió oraciones inesperadas en favor de su familia. “Yo pensaba que estaba aquí solo para dar, pero recibí también un regalo”, dijo.

Los directores del grupo dijeron que habían recibido también otra bendición cuando el grupo tuvo la oportunidad de conocer a Blanca, Maurillo y su familia, a quienes les construyeron la casa.

 

El equipo misionero Upper Room Fellowship (URF) en una fotografía grupal al lado de la casa construida en Tijuana, México, en febrero de 2019. Imagen: Southern California Conference News

“Para mí, la parte favorita del viaje fue cuando pudimos ser los primeros invitados al nuevo hogar de esta familia y orar por ellos y por la bendición de su nueva casa”, dijo Kevin Camato, pastor del grupo URF. El equipo le dio también una Biblia a la familia. “Aun cuando estaba presente la barrera del idioma, pudimos ver cuán felices estaban a través de sus sonrisas”, dijo Jackson Kim, miembro de URF.

El coordinador de actividades misioneras URF estuvo también de acuerdo: “Cada uno tuvo una parte que desempeñar en esta misión, ya sea asistiendo personalmente o a través de su donación para hacer esto posible”, dijo. “No desestimes lo que eras capaz de hacer por Dios”.

Ya de regreso, el servicio del sábado en URF estuvo lleno de testimonios referentes al viaje. Los miembros se regocijaron al escuchar que Blanca y Maurillo aceptaron comenzar a recibir estudios bíblicos en solo un mes”.

“Esto”, dijo el coordinador Lee, “es la obra del Espíritu Santo”.

La versión original   de esta historia se publicó en el news site (sitio de noticias) de Noticias de la Asociación del Sur de California

Traducción – Gloria A Castrejón

 

 

Top news

Las experiencias adversas en la infancia pueden ser mortales, pero hay esperanza, afirma experta
En Norteamérica, cumbre se enfoca en ayudar a reconocer y detener el abuso
Actualización del sitio web del Sábado Dedicado a la Creación a tiempo para evento en octubre