Docentes de la Escuela Adventista de San Martín muestran sus calcetines coloridos durante el Día Mundial del Síndrome de Down, llevado a cabo el 21 de marzo de 2019. Los docentes y los estudiantes dedicaron el día para aprender más sobre el trastorno y recolectaron un dólar cada uno para ayudar al Centro Sister Basilia que alberga a variois niños con Síndrome de Down. Fotografía: Escuela Adventista de San Martín

8 de abril de 2019 | Santa Cruz, Islas Vírgenes de los Estados Unidos | NCC/ Noticias de la DIA

Los estudiantes de nivel primario de la Escuela Adventista de San Martín usaron calcetines de colores y donaron un dólar estadounidense durante una actividad especial en el Día Mundial del Síndrome de Down, el 21 de marzo de 2019. Los estudiantes desde el jardín de infantes hasta el sexto grado dedicaron el día a crear conciencia sobre el trastorno y compartieron sus donaciones con el Centro Sister Basilia en la isla que ofrece recursos para personas con Síndrome de Down

Fue el primer año en que la escuela adventista de 337 estudiantes se embarcó en semejante proyecto, dijo Philemon Dupuis, uno de los maestros de sexto grado. “Quedamos sumamente impresionados por el apoyo y el entusiasmo que mostraron todos los participantes”, dijo Dupuis.

Antes de que llegara ese día especial, se le pidió a los estudiantes que investigaran la afección cromosómica que causa el Síndrome de Down y documentaran sus hallazgos.

Niños de la escuela primaria forman un corazón alrededor de los docentes, durante una de las actividades para crear conciencia, en el Día Mundial del Síndrome de Down la semana pasada. Fotografía: Escuela Adventista de San Martín

Emerald Thomas, estudiante de sexto grado, descubrió que la enfermedad es un trastorno genético causado por la presencia de una tercera copia del cromosoma 21. “Está asociado típicamente con retrasos en el crecimiento, una discapacidad intelectual leve a moderada, y características faciales distintivas”, dijo Emerald.

Según estadísticas de las Naciones Unidas, cada año aproximadamente de tres a cinco mil niños nacen con ese trastorno en los cromosomas.

Los docentes planificaron la iniciativa para arrojar luz sobre la afección ante todo el cuerpo estudiantil, dijeron los organizadores.

“Apuntamos a destacar que ser diferentes es también hermosos, y que todos somos creados y amados por nuestro Creador Dios”, dijo Dupuis. Los estudiantes aprendieron que los niños con Síndrome de Down tienen 47 cromosomas en lugar de 46, lo que los hace especiales y únicos a su manera, añadió.

Un grupo de estudiantes y maestros visitó el Centro Sister Basilia en San Martín para entregar los fondos recolectados durante el evento especial que buscó crear conciencia sobre el Síndrome de Down. Fotografía: Escuela Adventista de San Martín

Los maestros, los estudiantes y la administración de la escuela recolectaron 240 dólares para el Centro Sister Basilia, que es parte de la Fundación CARE de The White and Yellow Cross, que ofrece orientación y asistencia a los ancianos, los discapacitados y los que se encuentran en diversos distritos de San Martín. En el presente hay diez pacientes allí en el centro que ha sido diagnosticados con Síndrome de Down, dijo Dupuis.

“En toda la escuela, vimos que estudiantes estuvieron discutiendo qué es el Síndrome de Down y que se sintieron exultantes de ser parte de esa tan grande misión”, dijo Dupuis. Se están haciendo planes de hacer de ese día un evento anual en la institución, y de incluir a los más de tres mil adventistas que viven en San Martín, para así crear mayor conciencia sobre la afección y recolectar fondos para ayudar a los afligidos.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Voluntarios pintan, edifican y ofrecen educación para la salud en Costa Rica
Interamérica abre la inscripción para la III Conferencia Anual del SeLD
Paciente de anemia de células falciformes es curada a través del primer trasplante de células madre en el Hospital Infantil de la Universidad Loma Linda