7 de enero de 2019 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens/DIA

Los principales líderes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la División Interamericana comenzaron el nuevo año repasando las bendiciones de Dios en 2018, durante un culto especial de celebración y adoración en la sede de la iglesia en Miami, Florida, Estados Unidos. Los líderes de la iglesia y el personal de la sede dedicaron tiempo a orar, compartieron experiencias personales y se comprometieron a renovar sus esfuerzos de supervisión de la obra de un territorio con casi cuatro millones de habitantes en los próximos doce meses.

El pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana, habla a los líderes y el personal al comienzo de la semana laboral en el nuevo año, el 7 de enero de 2019, en Miami, Florida, Estados Unidos. Fotografía de Libna Stevens/DIA

“Dios tiene un plan maravilloso y una manera poderosa de que seamos testigos de él este año”, dijo el pastor Elie Henry, presidente de la iglesia en Interamérica, al hablar a los casi setenta empleados de las oficinas.

Al reflexionar en Jeremías 33, el pastor Henry recordó a los líderes y el personal de que tienen que confiar en Dios al enfrentar los desafíos de su vida personal y trabajar para cumplir la misión de la iglesia.

“No importa las circunstancias, tenemos que continuar orando y pidiendo al Señor que nos muestre cosas grandes y poderosas. Que el Señor nos ayuda a comprender todas las realidades y promesas para el mañana”, dijo el pastor Henry.

El pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la iglesia en Interamérica, reflexionó en la bondad de Dios a lo largo del año y destacó el compromiso de miles de miembros de iglesia que están comprometidos en implementar lo que la iglesia en la Unión Interoceánica Mexicana ha denominado “Primero la misión”, en la que nueve mil miembros nuevos fueron bautizados el año pasado como resultado del ministerio de grupos pequeños.

Enrique Marshall (derecha), de servicios generales en la sede de la DIA, comparte su experiencia ante la reciente pérdida de su hijo por una enfermedad terminal. Lo traduce Roberto Brown Jr. Fotografía de Libna Stevens/DIA

El año 2018 terminó siendo uno de los más bendecidos en la División Interamericana, dijo Filiberto Verduzco, tesorero de la iglesia en Interamérica. “A medida que pasaban los meses, tuvimos la seguridad vez tras vez de que Dios es más grande de lo que habíamos imaginado, y que él sobrepasó nuestras expectativas financieras”, dijo Verduzco. “Necesitamos la seguridad de que Dios nos guiará en este nuevo año en esto que le pertenece”.

El programa de adoración también incluyó testimonios personales de los empleados de la División Interamericana, que contaron cómo superaron la enfermedad, se recuperaron del cáncer, lloraron la muerte de un hijo, además de una sesión de oración y un concierto musical a cargo de Allison M. Rolle, de Bahamas.

Los líderes de la División Interamericana dedicarán los próximos días a definir detalles de iniciativas de evangelismo, eventos y actividades que se llevarán a cabo en los próximos meses.

Allison Marrette Rolle, de Bahamas, canta durante un concierto musical en la sede de la División Interamericana, el 7 de enero de 2019. Fotografía de Libna Stevens/DIA

La División Interamericana supervisa la obra de la Iglesia Adventista en México, América Central, el Caribe, las Antillas Francesas, así como Colombia y Venezuela. La División Interamericana supervise a miles de Iglesias, cientos de escuelas y universidades y catorce hospitales en su territorio.

Para saber más de la iglesia en Interamérica, visítenos en interamerica.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Jóvenes de Interamérica llegan a miles de personas durante el Día Mundial de la Juventud
Templo en Dominica dedicado en memoria de Fundadores de Maranatha
En Costa Rica, programa de entrenamiento en capellanía se extiende a instituciones fuera de la iglesia