Mientras la iglesia adventista de Cárdenas, Cuba, se acerca a su segundo aniversario, la congregación sigue prosperando, informó la organización Maranatha Volunteers Internacional. Maranatha, un ministerio de apoyo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, fue fundamental para el desarrollo del proyecto del templo adventista en esa ciudad.

Los líderes de la iglesia local informaron 25 bautismos en una ciudad y región donde en el pasado a la iglesia le había costado crecer. Ahora, los residentes de la ciudad están acercándose para asistir a reuniones de evangelización en el nuevo templo, y disfrutando los beneficios de las iniciativas misioneras y comunitarias de los miembros de iglesia.

Hace poco, los líderes y miembros de la iglesia local lanzaron un programa que provee de agua purificada a los residentes de la zona, informó Maranatha. “Hace unos meses, la congregación invirtió en un sistema de filtración de agua y lo instaló en el predio de la iglesia”, expresó el informe. “Ahora, la iglesia está abriendo el lugar donde está la bomba de agua para que la comunidad pueda acceder a ella y cargar agua filtrada sin costo alguno. La iniciativa ha sido una manera efectiva de servir a la comunidad y brindar oportunidades de interacciones positivas”.

Maranatha inició la construcción de la iglesia de Cárdenas en 2016, después de esperar más de veinte años para que el gobierno de Cuba le otorgara permisos de construcción. El edificio fue completado y dedicado en abril de 2017. Las instalaciones tienen 1114 metros cuadrados y poseen capacidad para 500 personas en el templo principal, además de lugares adicionales en el segundo piso. El templo cuenta con salas para clases de Escuela Sabática, un salón para actividades sociales, baños y hasta duchas.

El edificio fue diseñado para llevar a cabo los cultos de la congregación local, a la vez que sirve para reuniones y retiros. A menudo es empleado por la asociación local y por la Unión Asociación Cubana de la Iglesia Adventista.

En el pasado, la congregación se reunía en un pequeño salón del tamaño de un doble garaje en los Estados Unidos.

Cárdenas es uno de los aproximadamente doscientos proyectos que Maranatha ha completado en Cuba. En el presente, Maranatha está ayudando a renovar una iglesia adventista en San Antonio de los Baños, localidad ubicada a unos 26 kilómetros de La Habana.

La versión original de esta noticia fue publicada por Maranatha Volunteers International.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Iglesia Adventista en Interamérica se embarca en la misión de buscar a los exmiembros
La Universidad Norteña del Caribe obtiene la acreditación de parte del gobierno de Jamaica
Nieta del primer adventista del séptimo día en Las Bahamas celebra centésimo aniversario de nacimiento