Cada año después del Concilio Anual de la Junta Directiva de la Asociación General, las trece divisiones de la iglesia mundial se reúnen en sus propios concilios anuales, donde se analizan el progreso de la misión, las tendencias financieras, los ajustes a los reglamentos y la planificación estratégica. Estos ítems absorben la atención y el tiempo de la Junta Directiva de cada división para reuniones que toman de tres a seis días.

Este año, algunas de las divisiones mundiales también consideraron respuestas a las decisiones tomadas por la Junta Directiva de la Asociación General en el Concilio Anual de Battle Creek. Lo que sigue es un resumen de esas respuestas. ~ Los editores

El domingo 14 de octubre de 2018, después de más de cinco horas de presentaciones y discusiones, los delegados al encuentro anual de toda la Junta Directiva de la Iglesia Adventista aprobaron una recomendación de la Comisión de Supervisión de la Unidad de la iglesia de crear un nuevo proceso de conformidad para ayudar en la implementación de reglamentos y votos eclesiásticos tomados.

En parte, el documento busca hacer frente a la falta de conformidad de algunas entidades de la iglesia después del voto de la iglesia mundial en 2015, en la que se votó en contra de la autorización solicitada de que cada división de la iglesia pueda ordenar a las mujeres dentro de su territorio.

Desde ese apoyo al documento titulado Consideración y práctica de los votos tomados por el Congreso de la Asociación General y la Junta Directiva de la Asociación General (llamado informalmente “el documento de conformidad”), las regiones de la iglesia mundial, llamadas “divisiones”, han compartido el documento en las sesiones regionales de sus respectivas juntas directivas. Las regiones de la iglesia han reaccionado al documento de maneras diversas.

Algunas divisiones apoyaron el documento y votaron aceptarlo dentro de sus territorios, mientras que otras pidieron aclaraciones adicionales a la Asociación General de la iglesia mundial, o expresaron su desacuerdo con la letra y el espíritu del documento votado. Otras divisiones no dieron a conocer una respuesta oficial al documento de conformidad, o al menos no lo comunicaron en sus sitios respectivos de noticias. La mayoría de las divisiones, sin embargo, reprodujeron en línea los informes de noticias de Adventist Review, Adventist World y la Red de Noticias Adventistas respecto de las decisiones tomadas en Battle Creek, y en documento subsiguientes dados a conocer por los líderes de la iglesia mundial.

De manera similar, después de las reuniones de fin de año de cada división, unas pocas uniones asociaciones dentro de las divisiones produjeron y votaron documentos oficiales en respuesta al voto del 14 de octubre en Battle Creek.

Como parte de su misión histórica de compartir información imparcial y útil con los adventistas del séptimo día en todo el mundo, Adventist Review y Adventist World ofrecen aquí breves repasos de las posturas adoptadas por las divisiones de la iglesia mundial, mencionadas por orden cronológico. Se incluyen solamente las divisiones que comunicaron su postura en sus canales oficiales de información. Dentro de algunas divisiones, incluimos también una muestra de la postura de algunas uniones (de las que dieron a conocer oficialmente su posición).

Abajo también se incluyen enlaces a los informes relevantes de noticias en el sitio web de cada división que adoptó una determinada postura.

La siguiente revisión no debe considerarse definitiva o abarcadora; es una muestra general de las respuestas de las regiones de la iglesia en 2018.

División Transeuropea (TED)

Tan solo nueve días después del voto de Battle Creek, el sitio de noticias de la TED compartió un mensaje pastoral del presidente de la TED Raafat Kamal. En él, Kamal escribió que “la reciente discusión y el voto de Battle Creek ha creado emociones difíciles y conflictivas para muchos de nuestros miembros — niños, jóvenes, pastores y líderes”. Y añadió: “Aunque el proceso votado el domingo 14 de octubre se enfoca en el concepto de unidad, los comentarios y los diálogos actuales con los pastores, los laicos, y en los medios sociales, parecen señalar en otra dirección”.

En el siguiente párrafo, Kamal resumió la postura mayoritaria dentro de la región que él lidera: “Quiero que sepan que la División Transeuropea continúa reconociendo el llamado tanto de los hombres como las mujeres al servicio de Dios, lo que incluye el ministerio evangélico, una postura que, creemos, se encuentra en armonía con las enseñanzas de las Sagradas Escrituras. Comprendemos que todos los dones espirituales son dados para la edificación de la iglesia, sin tener en cuenta en sexo de la persona. Llegamos a esta comprensión, no por darnos el lujo de estar en lo correcto o ganar una discusión, sino como resultado de nuestra misión de conectar, inspirar y cambiar a los europeos. No permitiremos que las decisiones recientes nos distraigan de ello”.

Un mes después, del 21 al 25 de noviembre, se llevaron a cabo las reuniones de fin de año de la TED en Bečići, Montenegro. El 22 de noviembre, noticias de la TED informó de un voto tomado por los miembros de la Junta Directiva unas horas antes, centrado en un documento de cuatro puntos “que busca apoyar a las mujeres que cumplen funciones de liderazgo y ministerio”. Entre las recomendaciones del documento, una solicita que la Asociación General vote “una declaración oficial apoyando a las mujeres en el ministerio y el liderazgo”. Los miembros de la Junta Directiva también votaron solicitar a la Comisión del Manual de la Iglesia de la Asociación General que indique en el Manual de la Iglesia que el término anciano de iglesia “incluye tanto a hombres como a mujeres”, así como un plan para apoyar la educación ministerial de las mujeres dentro del territorio.

División Norteamericana (NAD)

Tres semanas después del voto de Battle Creek, el domingo 4 de noviembre de 2018, en las sesiones de la Junta Directiva de la NAD en Columbia, Maryland, Estados Unidos, el presidente abrió la discusión para analizar la respuesta de los delegados al documento de conformidad. Respecto de una respuesta oficial, el presidente de la NAD Daniel Jackson dijo que los líderes no presentarían a los delegados un documento ya listo, sino que cualquier documento preparado incorporaría las ideas sugeridas por la mayoría de los delegados por medio de una comisión de redacción.

El 6 de noviembre se leyó y analizó sobre tablas durante varias horas el borrador de la respuesta preparada, en las que los delegados se expresaron tanto a favor como en contra del borrador del documento.

En la posición declarada, la respuesta de la NAD dice que el documento votado en Battle Creek “no es consecuente con el modelo bíblico de la iglesia”, y añade: “Simplemente no podemos, a conciencia, apoyar o participar en la implementación del proceso allí especificado […], dado que es contrario al espíritu de respeto y colaboración enseñado en la Biblia”.

Después de sugerencias de modificaciones y correcciones menores, los miembros de la Junta Directiva aprobaron el documento de respuesta final por una votación de 176-48.

En las siguientes semanas, algunas uniones asociaciones y asociaciones dentro del territorio también votaron documentos de respuesta al voto de la Asociación General, la mayoría de ellos expresando de manera cuidadosa su desacuerdo con el documento de conformidad votado en Battle Creek, o expresando lo que consideraban una manera diferente de seguir adelante. Entre ellos se encuentra la Unión Asociación del Centro de los Estados Unidos, que informó que el 16 de noviembre, los delegados presentes en las reuniones de fin de año tomaron un voto para incluir en la Asamblea de 2021 un ítem de agenda “expresando el deseo de brindar oportunidades de ordenación para todos los pastores de la región, tanto hombres como mujeres”.

En el número de Diciembre 2018 de la revista Recorder de la Unión Asociación del Pacífico, los líderes de la iglesia en la región compartieron una declaración dada a conocer un mes antes que expresa apoyo a la respuesta de la NAD en relación con el documento de conformidad, y expresa: “Estamos decididos en nuestro compromiso de ordenar por igual tanto a las mujeres como a los hombres”.
El 21 de noviembre, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Canadá informó sobre un voto tomado el 18 de noviembre por su Junta de Directores. En él, la junta afirma los votos de la iglesia mundial que apoyan el ministerio de las mujeres, “lo que está siendo expresado y quedará en evidencia en los dones variados y en expansión según la presencia plena del Espíritu Santo”. El voto también reafirma que “cada hombre, mujer y niño de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Canadá que cree en la Biblia es parte del sacerdocio de todos los creyentes, y está comisionado por Cristo para dedicarse a la misión de ganancia de almas de la iglesia”. Asimismo, pide que cada organización de la iglesia encuentre con oración un camino hacia la unidad.

División Intereuropea (EUD)

Las reuniones de la Junta Directiva de la EUD se llevaron a cabo al mismo tiempo que las reuniones de la NAD, del 1 al 6 de noviembre. Ted N. C. Wilson, el presidente de la Iglesia Adventista, asistió a las sesiones regionales en Roma, Italia.

El departamento de comunicación de la región no informó sobre la votación de algún documento específico de respuesta. Dos semanas después, sin embargo, el departamento compartió que en algún momento durante las reuniones, el documento de Battle Creek fue discutido sobre tablas.

Según Corrado Cozzi, director de comunicación de la EUD, varios delegados que se acercaron a los micrófonos expresaron que la cuestión de conformidad es compleja y no debería ser simplificada de más. Los delegados también dijeron que muchas iglesias locales han estado experimentando una polarización entre los extremos en los últimos tiempos, y que “la creación de este documento había producido agitación adicional” aun a nivel de iglesias locales.

Algunos delegados también señalaron que si la iglesia es un cuerpo, debería prestarse atención a cada miembro, incluidos los que se encuentran en el grupo minoritario (lo que no apoyan la postura del documento de conformidad).

Wilson, que estuvo presente durante la discusión, dedicó tiempo a responder a algunas de las preguntas y observaciones hechas. Aseguró a los delegados que la administración de la iglesia mundial seguiría manteniendo un diálogo abierto con el campo mundial.

División Interamericana (IAD)

Con la presencia del presidente Wilson, la Junta Directiva de la IAD llevó a cabo sus reuniones de fin de año en Puerto Príncipe, Haití, el fin de semana del 11 al 12 de noviembre. Según los publicó informes de las sesiones, Wilson dedicó tiempo para explicar la necesidad que tiene la iglesia de estar unida, específicamente después del voto de Battle Creek. “Una de las bellezas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día […] es que los reglamentos son el marco que nos dice cómo avanzar juntos”, dijo. También agradeció al cuerpo de la IAD “por el sólido apoyo en la promoción de la unidad de la iglesia”.

Según los informes de la IAD, el presidente de la iglesia en el territorio Elie Henry les dijo a los miembros de la junta que “la iglesia de Interamérica seguirá avanzando en unidad”, en momentos en que busca incrementar los esfuerzos de evangelización en la región.

División Sudamericana (SAD)

La agencia de noticias de la SAD informó el 13 de noviembre que un día antes, durante las sesiones de fin de año en la región en Brasilia, Brasil, los miembros de la Junta Directiva votaron apoyar el documento de conformidad votado en Battle Creek en octubre.

Según el informe, el presidente de la SAD Erton Köhler dijo que la unidad es fundamental no solo teológicamente sino también en el cumplimiento de las decisiones de la iglesia mundial. De otra manera, expresó, “nos volveríamos congregacionalistas o independientes”.

No se informó que la moción haya sido puesta a discusión.

División del Pacífico Sur (SPD)

Las reuniones de la Junta Directiva de la SPD se llevaron a cabo del 14 al 15 de noviembre en Cooranbong, Nueva Gales del Sur, Australia. En el contexto del documento de conformidad y el papel de las mujeres en el ministerio, la revista e Adventist Record informó el 16 de noviembre que la región del Pacífico Sur “permanece comprometida con la ordenación de las mujeres, y que pedirá a la Asociación General que coloque nuevamente el tema en la agenda”.
Record también informó de una respuesta formal al documento de conformidad votado. Parte de ella expresa que la SPD “ha estado y permanece dispuesta a trabajar dentro de la voluntad y los reglamentos de la iglesia mundial”. Resuelve, sin embargo, “continuar animando y apoyando el empoderamiento de las mujeres en el cumplimiento de la comisión evangélica y el empleo en cargos ministeriales y de liderazgo”. También prometió “seguir influenciando a la iglesia […] para que reconozca y utilice a las mujeres que han sido llamadas […] y que tienen el don y son facultadas por el Espíritu Santo según se evidencia en los frutos de su ministerio”.
El 19 de noviembre, Record informó asimismo que como extensión de la Asociación General en esa región, la SPD tiene que transmitir las decisiones de la Asociación General a las unidades administrativas de su territorio. Esto fue llevado a cabo, expresó el informe de Record, “aunque se expresó cierta preocupación en los votos tomados, destacando las implicaciones [que] podrían tener los cambios de reglamentos y redacción”. Según la misma fuente, “los delegados aprobaron una resolución pidiendo exenciones a la Asociación General” que puedan tomar en cuenta la realidad de la región y “el riesgo creciente de responsabilidad legal y litigios en todos los niveles […] en caso que se cambien los reglamentos de la estructura constitucional”.
En los próximos meses, a medida que haya más información disponible, Adventist Review continuará informando sobre otros sucesos relacionados con el voto del Concilio Anual, en estas u otras regiones de la iglesia.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Líderes adventistas de Interamérica se enfocan en iniciativas más efectivas de evangelismo
Después de cinco años, Hope Channel Interamérica se alista para un mayor crecimiento
La pandemia ha golpeado muy duro a las Sociedades Bíblicas