Daniel R. Jackson, presidente de la División Norteamericana, se dirige a los delegados en las reuniones de fin de año del territorio, el 5 de noviembre de 2018. Fotografía de Pieter Damsteegt

Después de informes durante la tarde de Christian Record Services, Inc., ministerios de medios de la División Norteamericana (NAD) y la Universidad Oakwood en las reuniones de fin de año el 5 de noviembre de 2018, Daniel R. Jackson, presidente de la División Norteamericana, abrió la sesión para una discusión sobre tablas sobre finanzas.

La primera persona en acercarse al micrófono fue Terry Shaw, presidente y gerente general de Adventist Health System, quien presentó la moción de que la División Norteamericana avance hacia algún tipo de arreglo diferente en busca de la paridad financiera. “No quiero herir a la iglesia mundial, pero al mismo tiempo hay tantos ministerios aquí a nivel local que no podemos desarrollar”, dijo Shaw.

Después de varios oradores, Lee-Roy Chacón, presidente de la Asociación Texico, solicitó información respect de cuánto da la División Norteamericana a la Asociación General. Se informó que la División Norteamericana da actualmente el 6,35 de sus diezmos a la Asociación General, con una reducción gradual que alcanzará el 5,85 por ciento en 2020. Las demás divisiones de la iglesia aportan el 2 por ciento.

La moción sobre tablas fue entonces enmendada a “Recomendar a la Administración de la División Norteamericana que discuta con [la] Asociación General el tema de la paridad financiera, para que se alcance en dos a tres años”.

Respecto de la moción

Los delegados expresaron sus opiniones tanto a favor como en contra de la moción. Algunos, entre ellos Juan Prestol-Puesán, tesorero de la Asociación General, implore a la División Norteamericana a que ejerciera precaución y “un enfoque más lento”, diciendo que una reducción en un período de tiempo tan breve dañaría la misión mundial de la iglesia. “Aun cinco años es demasiado poco tiempo”, dijo Prestol-Puesán, quien también mencionó que trabajó por muchos años como tesorero de la División Norteamericana antes de pasar a la Asociación General.

La mayoría de los que se acercaron al micrófono se expresaron a favor de la moción enmendada.

“Hemos pagado mucho al mundo, y espero que continuemos pagando mucho para el mundo”, dijo Randy Roberts, pastor principal de la iglesia adventista de Loma Linda. “No tengo ninguna duda de esto, excepto para decir que llega un momento en que lo que se da excede lo que una entidad puede hacer, y esto se torna prejudicial cuando implosiona”.

“La salvación es gratuita, pero el ministerio cuesta dinero”, dijo Carlton Byrd, orador y director de los Ministerios de TV Breath of Life [Aliento de vida] y pastor principal de la iglesia de la Universidad de Oakwood. “Podemos mostrarnos despectivos si queremos, podemos ser condescendientes si queremos, [pero] en cinco años puede que no tengamos una iglesia”.

Después de un largo período de discusión sobre tablas, la moción fue aprobada por un voto de 121 a favor y 90 en contra.

Avancemos juntos

Antes de que Jackson concluyera oficialmente la reunión, se dirigió a los reunidos, hablando con pasión y sinceridad durante casi veinte minutos.

“Creo que la discusión de los últimos dos días demuestra un malestar generalizado en la iglesia”, dijo Jackson. “Creo que todos nosotros necesitamos orar para vencer ese malestar generalizado, o al menos [para que] el Espíritu de Dios venza ese malestar generalizado en la iglesia. Tenemos que pedir a Dios que nos ayude a unirnos”.

Jackson siguió diciendo: “Les diré, desde mi perspectiva como presidente durante ocho años, que estoy muy cansado y probablemente enojado por la manera en que el mundo mira a nuestra división. No somos rebeldes; somos adventistas del séptimo día. En la División Norteamericana hay una tremenda lealtad a la Iglesia Adventista. Una vez más, desafío a que alguien encuentre otra división que sea más leal a la iglesia, tanto en lo que respecta a los reglamentos como a las finanzas, que la División Norteamericana”.

“Esta división no solo ha sido el granero, sino que también ha sido el semillero de recursos humanos que ha empujado e impulsado la misión, el crecimiento y el desarrollo de la iglesia mundial durante décadas. Espero, y es mi oración, que así siga siéndolo. Espero, y es mi oración, que podamos alcanzar una resolución amigable de la cuestión financiera que se ha estado incubando en esta división.

“Las mujeres de la División Norteamericana que trabajan como pastoras y líderes serán protegidas por la División Norteamericana, y por cada presidente de asociación y unión en este lugar […]. [La teología de la supremacía masculina] jamás fue adventista, no es adventista, y no llegará a ser adventista. Seguiremos orando para que el Espíritu de Dios dirija a la iglesia, para que las mujeres no sean retenidas o limitadas por barreras laborales que hemos creado para proteger nuestros propios puestos.

“No vamos a retroceder. No vamos a dejar de contratar a mujeres para el pastorado […]. No nos detendremos”.

En conclusión, dijo Jackson, “necesitamos hallar nuevas maneras y nuevos métodos de evangelizar para Jesucristo. Algunos de nosotros lo haremos creyendo en la ordenación de las mujeres, y algunos lo harán sin creer en ello. Hago un llamado a todos nosotros […]. Tenemos que trabajar juntos. Tenemos y siempre tendremos algunos impedimentos, pero no nos detengamos. Avancemos juntos en la misión, y con gozo en el corazón — sin enojo — sino con gozo en el corazón porque el Señor Jesús, quien nació como bebé en un pesebre, vendrá otra vez, y él quiere que vivamos con él y con los demás para siempre”.

Entre aquí para mirar toda la sesión de la tarde del 5 de noviembre, y todas las demás sesiones de las reuniones de fin de año de la División Norteamericana 2018.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En Haití, la Iglesia Adventista da la bienvenida al pastor Ted N.C. Wilson antes de la asamblea de fin de año de toda Interamérica
Los finalistas de la Competencia Bíblica Anual de Interamérica competirán en Belice
Se ora por conductoras y espectadoras durante la jornada de Sensibilización sobre Cáncer de Mama