LoveHouse es una nueva congregación adventista que alcanza a profesionales de clase media y alta con el evangelio en San José, Costa Rica. La congregación comenzó a alquilar hace poco un edificio de tres plantas durante los fines de semana, además de clases de ejercicios, clases de música y consejería, entre otros. Fotografía de LoveHouse Media

11 de octubre de 2018 | San José, Costa Rica | Edith Guix/Noticias de la DIA

Un nuevo centro en San José, Costa Rica, se está convirtiendo en un centro de influencia gracias a un grupo comprometido de adventistas que se están esforzando por alcanzar a los residentes de la ciudad capital del país. Conocida como “LoveHouse”, el centro fue formado por un grupo de miembros de iglesia en la región central sur de la iglesia y abrió sus puertas a la adoración los viernes de noche y sábados, hace ocho meses. El centro, afiliado con la Asociación Central Sur de la iglesia, comenzó a ofrecer un número de clases y actividades el mes pasado.

El concepto de LoveHouse busca satisfacer las necesidades de las personas de maneras innovadoras con sesiones de reuniones de estilo contemporáneo dedicadas al crecimiento espiritual los viernes y los sábados, lo que se ha convertido en un proyecto único y nuevo en Costa Rica, dijeron los líderes de LoveHouse.

“La filosofía de LoveHouse está diseñada y basada en el método de Cristo, buscando ser un puente hacia el corazón de las personas que pueden unirse gradualmente al grupo de creyentes adventistas”, dijo Barbie Ramírez, una de las miembros de la junta de LoveHouse.

“Muchos podrían dudar de ir a la iglesia simplemente porque es una iglesia, pero en LoveHouse pueden hallar algo que necesitan”, dijo Ramírez.

Kevin León, quien también es miembro de la junta de LoveHouse, dijo que el centro tiene por objetivo alcanzar a las personas sin ninguna raíz religiosa, quien en algún momento fueron a la iglesia, o han visitado una iglesia muy esporádicamente, dejaron la Iglesia Adventista, o no pertenecen a ninguna denominación religiosa.

LoveHouse es un centro de adoración que cuenta con música de adoración contemporánea, estudio de la Biblia, y momentos de camaradería para los residentes urbanos en el corazón de la ciudad capital. Fotografía de LoveHouse Media

“Hay personas que acaso están heridas o resentidas porque tuvieron una mala experiencia. Puede que algunas no estén acostumbradas a congregarse o tengan prejuicios sobre la religión”, dijo León. “Tratamos de usar un lenguaje neutral, amigable y comprensible para los que no están familiarizados con los términos y la cultura de la iglesia. Básicamente, estamos en modo de campaña de evangelización todas las semanas”.

Los programas de adoración consisten en un estudio bíblico basado en el folleto trimestral de Escuela Sabática, un sermón, oración, momentos de testimonios y música de adoración tanto el viernes como los sábados, dijeron los organizadores.

El edificio alquilado de tres pisos recibe a más de 150 personas cada fin de semana y atrae a decenas de profesionales de clase media y alta durante la semana a sus clases de música y sesiones de práctica, clases de ejercicios, consejería familiar y estudios bíblicos, entre otros.

El pastor distrital Víctor Burgos, que supervisa el grupo LoveHouse, dijo que el centro de adoración funciona como un ministerio triple: como un centro de adoración con una liturgia dinámica y atractiva, un centro de predicación para alcanzar a los profesionales de 25-45 años, y como un centro urbano de influencia en servicio de la comunidad.

“Como centro urbano de influencia, desarrollará una comunidad de profesionales que servirán y tendrán un gran impacto en cualquier comunidad que necesite orientación y capacitación para combatir la pobreza extrema”, dijo Burgos.

Unos 150 miembros e invitados se reúnen cada viernes de noche y sábado para orar y adorar en LoveHouse. Fotografía de LoveHouse Media

El centro está solicitando su status como centro urbano de influencia mediante los canales apropiados, comenzando con la unión regional, la División Interamericana y la Asociación General.

Han pasado casi dos años desde que el grupo pequeño creció hasta llegar a ser LoveHouse, dijeron los organizadores. Para que el grupo crezca, los miembros del grupo pequeño donaron fondos, y se continúan buscando maneras de crecer, buscando diversos arreglos para que sea parte del programa de Ciudades Urbanas de Influencia liderados por la Iglesia Adventista mundial, dijo Marcos Milliner, tesorero de LoveHouse.

“Hemos visto un crecimiento contino exponencial desde que un grupo de ocho miembros comenzó a reunirse en la sala de un hogar, y entonces se trasladó a un pequeño depósito, una sala multipropósito en la Asociación Central Sur adonde ahora están, con 150 personas”, dijo Wesley León, uno de los fundadores y miembros de la junta.

Seis personas han sido bautizadas y otras ocho están estudiando la Biblia para bautizarse pronto, añadió Wesley León.

Los miembros de LoveHouse están aguardando con ansias el momento de expander el impacto que tienen en la comunidad, una visión en la que siguen concentrados.

“LoveHouse pondrá a disposición sus instalaciones a la comunidad para eventos, conferencias, reuniones de negocios, charlas y talleres. También se convertirá en un centro cultural y artístico, una escuela de música, una escuela de lenguas, una escuela de cocina, un centro de salud y nutrición, y una sede de exposiciones de salud y estilo de vida”, dijo Edson McField, que es miembro y uno de los fundadores originarios de LoveHouse.

Una jovencita es bautizada por el pastor Víctor Burgos durante una ceremonia bautismal, el pasado 18 de agosto de 2018. Fotografía de LoveHouse media

El plan es también ofrecer consejería espiritual a cargo de pastores adventistas, complementada por atención psicológica y asesoramiento en las áreas legales, de negocios y financieras, añadió McField.

Según McField, en las instalaciones de LoveHouse comenzará un programa para después del colegio que incluirá música y clases de idioma, entre otras ofertas.

Implica que LoveHouse expanda su impacto en busca de una adoración auténtica y entusiasta, señalando el don de la salvación en Cristo, y compartiendo el amor de Dios con todos los que pasen por sus puertas, añadieron los líderes de LoveHouse.

LoveHouse es supervisado por la Asociación Central Sur de Costa Rica, que abarca a 81 iglesias en San José, Costa Rica.

Las instalaciones tienen un auditorio principal que puede albergar a 250 personas, ocho salones y oficinas, una cocina y un salón comedor.

Para saber más de LoveHouse y las necesidades de su proyecto, visite lovehousecr on Facebook

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En informe de Secretaría en el Concilio Anual enfatiza la misión
El Fin de Semana Global de Ministerio en Planteles Públicos será centro de atención
El informe del tesorero enfatiza la rendición de cuentas y la fidelidad en el uso de los fondos