Daniel el profeta. Imagen por Adventist Review/ARTv

14 de septiembre de 2018 | Ouarzazate, Marruecos – Andre Brink, Adventist Review

Los días del 30 de agosto al 8 de septiembre, 2018, fueron testigos de la convergencia de cuatro ministerios mediáticos que reunieron a ocho excepcionalmente bien calificados miembros de un equipo cinemático procedentes de cinco países y cuatro continentes, además de un equipo profesional de producción marroquí, juntamente con los aclamados telones de fondo bíblicos de Ouarzazate y 165 actores locales y extras, quienes entusiasta y habilidosamente actuaron los papeles de los personajes bíblicos con el fin de llevar adelante una altamente exitosa producción cinematográfica acerca del libro de Daniel.

El equipo, especializado en filmación, fotografía, tecnología mediática, dirección y producción, convergió en la pequeña ciudad marroquí de Ouarzazate, que flanquea el desierto del Sahara al noroeste de África.

Esta ciudad se ha convertido en la localidad más destacada para los cineastas de todo el mundo que desean filmar películas de orden bíblico e histórico y para los turistas que acuden a ver en dónde se filmaron sus películas cinematográficas favoritas.

Sobre la vida de Daniel

El proyecto actual es la segunda producción a cargo de un equipo adventista del séptimo día en Ouarzazate. En 2013, la serie sobre la oración corporativa de la iglesia adventista mundial fue filmada en este lugar en relación con la iniciativa Reavivamiento y Reforma. Este año, el proyecto sobre Daniel reúne a la Adventist Review con tres otros ministerios mediáticos —Little Light Studios, de los Estados Unidos, The Incredible Journey, de Australia y SIDmedia, de Sudáfrica—  para la filmación y fotografía de aspectos clave de la vida de Daniel, con el propósito de hacer disponible para la venta los resultados del proyecto, a productores cristianos, ministerios mediáticos, pastores, maestros y evangelizadores.

En la escena, el rey Darío ha firmado el decreto acerca de que solamente él puede ser adorado durante 30 días. Imagen por Adventist Review/ARTv

Se eligió la historia de Daniel por su importancia en relación con el mensaje adventista, además de las lecciones relevantes que se derivan de la vida de este profeta del Antiguo Testamento.

“Un personaje que se ve confrontado con circunstancias adversas en muchos niveles  —dieta, política, y devoción—  es un personaje que el mundo necesita ver y conocer”, dijo Keith Detwieler, productor en los estudios cinematográficos Little Light Studios. “Mientras que Daniel representa a un gran hombre que vive en un mundo pecador, en el trasfondo, aprendemos acerca de un aun mayor Dios”.

La Biblia cobra vida

Scotty Mayer es un productor que abandonó Hollywood para dedicarse a trabajar con contenido cristiano evangelizador. Dijo el productor Mayer: “Es absolutamente un gozo trabajar en un proyecto que hace resaltar una historia tan monumental para tantos que han crecido en la fe adventista”. Desde el inicio de los Little Light Studios en 2007, Scotty Mayer ha reconocido la necesidad permanente de películas de alta calidad y otras producciones de videoclip o cortometrajes que ilustran la Biblia para su uso en las iglesias o por evangelizadores y maestros inclinados a la tecnología y la mediática. “Muchos de ellos no tienen acceso a este tipo de material, y deseamos cambiar eso”.

Gary Kent, director del ministerio The Incredible Journey Media, en Australia, secundó las palabras del productor Mayer. “Vivimos en una era digital. Nuestro desafío es el de comunicar el mensaje de Dios en forma atractiva y relevante. El recrear, filmar y fotografiar escenas del libro de Daniel es una forma de hacer que cobre vida esta importante historia”, dijo.

Escena del ataque babilónico sobre Jerusalén. imagen por Adventist Review/ARTv

Gary Kent ha sido durante la mayor parte de su vida un evangelizador a través de la televisión y medios de comunicación. Su esposa Robyn trabaja muy de cerca con él. Dijo ella: “Este es un sueño hecho realidad para mentes creativas, el único límite es la imaginación”.

Henry Stober, un muy conocido fotógrafo y cineasta adventista alemán, en el tema de la naturaleza, quien actualmente vive en Suecia, describe su experiencia en esta filmación, como extraordinaria: “[Sentí que] día a día, Dios estaba con nosotros; con el clima, la luz, los personajes y la forma como actuaron, el equipo tras bambalinas. En todo podíamos ver la guía de Dios”, dijo.

La compañía Sony Germany le facilitó el último modelo de cámara y lentes Sony A9, a cambio de algunas de sus fotos para ser usadas con propósitos comerciales. Esta cámara tiene la capacidad de captar la increíble cantidad de hasta 20 fotogramas por segundo.

Cinco días de filmación

El contar con solamente cinco días para la filmación requirió por parte del equipo una meticulosa preplanificación de este proyecto que permitiera la producción de videos, tomas fotográficas fijas y video de 360 grados. Daryl Gungadoo, de Adventist Review Media Labs contribuyó dentro del equipo con su larga experiencia en producción de video de 360 grados y realidad virtual (VR).

El rey Darío va con Daniel al foso de los leones. Imagen por Adventist Review/ARTv

“En 360 grados no se puede esconder ninguna cosa de la toma y no se puede tampoco ‘simular’ o ‘falsificar’ la iluminación, pero acepto este hecho como recurso o ventaja”, dijo Daryl Gungadoo. “Unas cuantas escenas se inclinan bien y naturalmente para filmar en 360, tales como las relativas a los súbditos de Nabucodonosor inclinándose ante la estatua de oro [Daniel 3] y los babilonios atacando a Jerusalén y llevando cautivas las personas [Daniel 1].

Con la cámara VR en medio de la acción, la audiencia se va a sentir parte de la trama”, añadió Daryl Gungadoo. “Esta tecnología facilita el concepto de ‘educar aprovechando la curiosidad’ al hacer revivir la historia de Daniel.

SIDmedia, el estudio de medios de comunicación de la División África-Océano Índico, de la Iglesia Adventista, contribuyó poniendo a disposición para este proyecto las destrezas de su principal técnico de animación, Ian Kitney. El técnico de animación Kitney describe la historia de Daniel como “probablemente la historia bíblica más intensa en producción de computación gráfica”. Piensa que con esos leones en el foso y sueños acerca de criaturas exóticas y estatuas magnificentes, la dramatización de esta historia en particular va a hacer que den de sí lo máximo muchas series de habilidades.

El miembro más joven del equipo, Robbie Fatt, fue el hombre detrás de la videocámara. Robbie insistió en utilizar la cámara Panasonic Varicam LT, utilizada generalmente para producciones cinematográficas de alto calibre. “En general, pudimos lograr algunas imágenes interesantes y únicas. El proceso de rodaje digital por un tiempo ciertamente le añadió un sabor nuevo a la toma de imágenes cinemáticas”, dijo el camarógrafo Fatt. Quedó muy impresionado con el sensor de la cámara que creó una imagen “cremosa” y todavía nítida ⎯ un aspecto visual que es sin igual para una representación de calidad superior.

Escena del horno de fuego. Imagen por Adventist Review/ARTv

Oportunidad de interacción

Entre los aspectos más destacados de la filmación, los miembros del equipo mencionaron sus interacciones con el equipo de filmación y actores marroquíes locales, además de las sólidas amistades que se formaron durante tan corto periodo. Uno de los actores que mostró un genuino interés en nuestras creencias, se quedó impresionado por el comportamiento de los miembros del equipo de trabajo durante la producción. Observó que como adventistas, hemos tal vez combinado los mejores elementos de las tres religiones monoteístas  —cristianismo, islamismo y judaísmo. “Ustedes observan el sábado como los judíos, se adhieren a los principios de alimentación halal como los musulmanes y creen en Jesús como los cristianos”, comentó.

Un momento especial en la escena final nos hizo recordar que los propósitos de Dios con frecuencia exceden en magnitud a los nuestros. En lo que llamaron “Un se acabó”, los actores y el equipo cinemático se reunieron para orar juntos. Mientras poníamos los brazos alrededor unos de otros, Gary Kent elevó una oración de gratitud en inglés. Entonces, el director asistente, quien es musulmán, preguntó si podía orar en árabe. Por un momento estuvimos todos juntos, procedentes de diferentes trasfondos, pero unidos como uno solo ante el Dios de Abrahán, Isaac y Jacob y del gran profeta Daniel.

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

En informe de Secretaría en el Concilio Anual enfatiza la misión
El Fin de Semana Global de Ministerio en Planteles Públicos será centro de atención
El informe del tesorero enfatiza la rendición de cuentas y la fidelidad en el uso de los fondos