El masivo salón y despliegue técnico para el Congreso Misionero Internacional de la División de Asia Pacífico Norte. En el escenario, el equipo de alabanzas y un coro dirigen los cánticos de la congregación de cuatro mil personas. Fotografía de Adventist Review

Con una ceremonia cuidadosamente elaborada que combinó tecnología de vanguardia, mensajes emotivos y presentaciones musicales de primera categoría, los líderes adventistas de la División de Asia Pacífico Norte (NSD) declararon inaugurado el Congreso Misionero Internacional 2018 en Goyang, Corea del Sur, el 8 de agosto de 2018. El evento para toda la región ha congregado a unos cuatro mil miembros de iglesia de todas las edades interesados en la misión en el gigante Centro Internacional de Exposiciones y Convenciones de Corea (KINTEX) para cuatro días de capacitación, obra comunitaria y testificación.

La mayoría de los asistentes viven y trabajan en uno de los países y territorios de la División de Asia Pacífico Norte, que abarca a Corea del Sur, Corea del Norte, China, Hong Kong, Japón, Macao, Mongolia y Taiwán. Algunos representantes han llegado desde otros campos de la iglesia, como así también de la sede central de la iglesia en Silver Spring, Maryland, Estados Unidos.

“Sentimos que es un privilegio participar en este Congreso Misionero”, dijo G. T. Ng, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista, en nombre de los líderes de la iglesia mundial. “La iglesia aprecia que este territorio se interesa mucho en la misión”.

Ted Wilson, presidente de la Iglesia Adventista, quien llega a Corea del Sur el 10 de agosto, envió un mensaje pregrabado en video con saludos. “[El Congreso Misionero] es una oportunidad de adquirir nuevas habilidades, nuevas maneras de proclamar los mensajes de los tres ángeles”, dijo. “¡Qué oportunidad tenemos de alcanzar a otros para su reino!”

Una forma distinta de contar la historia

La ceremonia de apertura, que se extendió por dos horas, comenzó con una revisión coreografiada de los comienzos de la misión en la región. La representación, que incluyó recitativos de estilo oratorio, música con instrumentos tradicionales y efectos especiales, contó la historia de los pioneros en esa parte de Asia.

G. T. Ng, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista mundial, presenta el sermón de apertura de Congreso Misionero Internacional 2018 en Corea del Sur. Fotografía de Adventist Review

Hace precisamente 130 años, en 1888, llegó a la China Abram La Rue, el primer misionero de sostén propio. Se considera que él fue el primero en llevar el mensaje adventista a esa nación. Algunas de las personas que La Rue capacitó más tarde fueron misioneros en otras naciones del Asia, lo que incluye a Japón y Corea.

La misión es difícil y es un compromiso a largo plazo, fue enfatizado en un guion en cinco idiomas proyectado en la pantalla principal. “El número de almas que ganó [La Rue] después de ocho años en el ministerio: Cero”, dijo la voz de un narrador fuera de escena. “Pero siguió perseverando y, finalmente, alcanzó el éxito”.

Pasan los misioneros marchando

Un desfile a través del auditorio y hasta el escenario principal contó con representantes de los diversos campos, e incluyó a los líderes de la iglesia mundial y la División de Asia Pacífico Norte. Los líderes y representantes que marcharon vestían ropas tradicionales, lo que incluyó varios trajes de dentro de una misma región. Noah Lai, presidente de la Asociación de Taiwán, explicó: “Nuestros trajes son diferentes porque tenemos diversas tribus, diversas culturas. Tenemos numerosos desafíos para compartir el evangelio”. El territorio de Taiwán fue organizado oficialmente hace cinco años, después de haber sido parte de una región eclesiástica más grande.

Al frente de la delegación de Hong Kong estuvo Robert Folkenberg Jr., presidente de la Unión Misión China. “Como representante de la Unión Misión China, me gustaría dar una cálida bienvenida a cada participante”, dijo hablando en chino fluido. “Espero que después de este Congreso Misionero, todo lo que compartan de este evento nos ayude a estar juntos, en completa unión”.

Por su parte Matsumi Shimada, presidente de la Unión Asociación de Japón, saludó a la audiencia en nombre de la delegación de 311 personas. “Hace siete años, se produjo un gran tsunami en Japón”, expresó. “En los próximos cuatro días, vamos a experimentar un tsunami aquí: las bendiciones del Espíritu Santo, para regresar a nuestros hogares y compartir el mensaje con poder”.

Saludos y momentos destacados

Los 101 integrantes de la delegación de la Misión de Mongolia ofrecieron uno de los puntos destacados del desfile de presentación. Yo Han Kim, el presidente de la misión, contó que hace exactamente 25 años, la primera conversa adventista en Mongolia fue bautizada por el entonces presidente de la iglesia Robert Folkenberg Sr.

Para sorpresa de la audiencia, Kim anunció: “Las primeras dos adventistas y misioneras a la tierra de Mongolia están aquí con nosotros esta noche”. Un segundo después, dos mujeres se adelantaron y fueron recibidas con un sostenido aplauso.

Hwang Chung Kwang, presidente de la Unión Asociación de Corea (KUC), la región anfitriona del evento también dio la bienvenida a la audiencia, haciendo un llamado a los participantes para que sean conscientes de la importancia del acontecimiento. “Este Congreso Misionero tiene que ser un peldaño para compartir, con la bendición de Dios, el evangelio”.

Después de leer una Declaración Oficial de Apertura y una Promesa Especial de compromiso con la misión, Si Young Kim, presidente de la Asia Pacífico Norte, recordó a los participantes cuál era la razón del evento. “Este es un festival para recordar de qué manera Dios nos ha guiado hasta este punto, y cómo él ha obrado milagrosamente en el campo misionero”.

Kwang concordó con la declaración de Kim. “Escucharemos diversos testimonios”, expresó. “Espero que la gracia de Dios nos envuelva”.

Volviéndose más serio, Kwang efectuó entonces un pedido especial. “Estamos a solo 25 kilómetros de la frontera con Corea del Norte”, informó a la audiencia. “Sigamos orando con fervor para que esa nación abra las puertas al evangelio”.

Ng concluyó la ceremonia de apertura con un apasionado llamado a los misioneros, para que salgan y encuentren a aquellos que necesitan conocer a Jesús. Después de reflexionar sobre las parábolas de Jesús de la oveja perdida, la moneda perdida y el hijo perdido (Lucas 15), Ng dijo que Dios siempre está tratando de atraer a las personas para que regresen a él, y que nosotros deberíamos hacer lo mismo.

“Parte de la naturaleza de Dios es salir y buscar a los pecadores”, dijo. “De la misma manera, la misión de la iglesia es ir a buscar a los perdidos”.

El Congreso Misionero Internacional continúa hasta el 11 de agosto.

Top news

El Fin de Semana Global de Ministerio en Planteles Públicos será centro de atención
El informe del tesorero enfatiza la rendición de cuentas y la fidelidad en el uso de los fondos
La Iglesia Adventista inicia una “nueva era” de obra misionera