Búsquedas Populares

Presentadores y líderes del Cuerpo de Cadetes Médicos de la Iglesia Adventista en las regiones Norteamericana e Interamericana, durante la sesión especial de capacitación llevada a cabo en Levitttown, Puerto Rico, del 30 de abril al 3 de mayo de 2018. Fotografía de la Organización World Service

14 de mayo de 2018 | Levittown, Puerto Rico | Deena Bartel-Wagner/DIA

Un encuentro histórico para la revitalización del programa de Cuerpos de Cadetes Médicos (MCC) tuvo lugar durante una sesión especial de capacitación llevada a cabo en Levittown, Puerto Rico, del 30 de abril al 3 de mayo de 2018. El encuentro brindó capacitación especial para los directivos de MCC que participan actualmente del programa en las divisiones Norteamericana e Interamericana, e inició a otros líderes que estén interesados en revivir el MCC en sus regiones.

“El programa de MCC originalmente ayudó a que los soldados adventistas puedan servir de acuerdo con su conciencia”, dijo el doctor Mario Ceballos, director de la Organización World Service de la Asociación General (WSO-GC). Los cadetes de MCC son capacitados y equipados para brindar atención espiritual y otros servicios tales como primeros auxilios durante situaciones de emergencia, explicó Ceballos.

“En el mundo actual, muchos países ya no tienen servicio militar obligatorio. Si bien no sabemos cuándo los eventos mundiales podrían llevar a un restablecimiento de la conscripción, es mejor preparar a nuestros jóvenes”, dijo Ceballos. La capacitación del MCC también prepara a los cadetes de 17 años o más para que sirvan en sus comunidades locales en situaciones de desastre. “Su asistencia durante este tipo de eventos fomenta la buena voluntad con los residentes locales y brinda ayuda en momentos de necesidad”.

Historia del MCC

El Cuerpo de Cadetes Médicos fue lanzado originalmente el 8 de enero de 1934 en el campus del Colegio Terciario Union en Lincoln, Nebraska, Estados Unidos, bajo el liderazgo de Everett Dick, profesor en la institución y veterano de la Primera Guerra Mundial. La capacitación fue la misma que la que recibían los médicos del Ejército de los Estados Unidos, e incluía marcha, estructura organizacional del ejército, entrenamiento físico, los saludos militares, la higiene del campamento, el uso de la camilla militar y los primeros auxilios.

De izquierda a derecho: Mario Ceballos, director de la Organización World Service de la Asociación General, Hiram Ruiz, director de WSO en Interamérica, Iván Omaña, director asociado de ministerios de capellanía de Norteamérica, y Darold Bigger, contralmirante retirado de la Armada de los Estados Unidos. Fotografía de la Organización World Service

El ejército pronto reconoció el valor de los soldados que habían recibido este tipo de capacitación y los habían colocado a menudo en puestos de liderazgo y autoridad dentro de su unidad.

La visión de capacitar a los jóvenes para el servicio como no combatientes tuvo eco y otros colegios terciarios adventistas adoptaron el programa. En el Concilio Anual de 1939 llevado a cabo en Lincoln, Nebraska, se analizó la capacitación médica militar, y los asistentes observaron una demostración que hicieron los cadetes. Como resultado de esas reuniones, la Asociación General votó adoptar el plan de capacitación médica militar. Fue nombrada el Cuerpo de Cadetes Médicos de la Iglesia Adventista (SDAMCC).

Durante la reciente semana de capacitación, supervisada por Ministerios de Capellanía Adventista de la iglesia mundial, los directivos del MCC asistieron a presentaciones sobre Operaciones y Organizaciones del MCC, Protocolo y Ética en el Liderazgo Militar con el doctor Washington Johnson, director asistente de WSO para la División Norteamericana, y el contralmirante Darold Bigger, retirado de la Armada de los Estados Unidos, que analizaron las cualidades del liderazgo ejecutivo y la etiqueta de los directivos de bandera.

El pastor Dionisio Olivo, director de WSO en la Unión Asociación del Atlántico, compartió lecciones y los desafíos que el programa de MCC ha enfrentado y superado.

MCC en Interamérica

El pastor Hiram Ruiz, de WSO Interamérica, también compartió las experiencias y contribuciones de los grupos de MCC en la División Interamericana, desde que fueron establecidos en la década de 1950, y aun décadas después de que la organización fuera desactivada y siguiera funcionando regionalmente.

Los líderes analizan estrategias durante la reciente sesión de capacitación en Puerto Rico. Fotografía de la Organización World Service.

“No podemos negar la necesidad de proteger a nuestros jóvenes y cultivar en ellos una disposición a servir en sus comunidades”, dijo Ruiz, que dirigió el MCC en México mientras era líder de ministerios jóvenes en la Universidad de Montemorelos.

“Esto implica reiniciar un ministerio que permitirá que muchos países muestren un rostro de la iglesia lleno de compasión para el servicio, a la vez que prepara a los jóvenes para que sirvan en catástrofes naturales, eventos cívicos, abriendo la puerta para que otros sepan más de la Iglesia Adventista”, explicó Ruiz.

Ruiz dijo que la Universidad de Montemorelos había estado brindando la capacitación en el MCC desde la década de 1950 hasta 2003, después de que fuera desactivado en Norteamérica en 1972. Grupos de Colombia, Venezuela y otros países de Interamérica siguieron funcionando por su cuenta para brindar ayuda en la comunidad, con excepción de la iglesia de Puerto Rico, que ha estado administrando con éxito el programa del MCC desde 1951, explicó Ruiz.

El MCC más antiguo en Puerto Rico

El pastor David Sebastian, director del WSO en la Unión Asociación Puertorriqueña y mayor general de la división del MCC SDA en el país, dijo que el MCC ha sido reconocido por el Centro Médico Hospital, la Secretaría de Gestión de Emergencias del Estado, eventos deportivos internacionales tales como el World’s Best 10K, varias agencias de salud mental del gobierno, la Cruz Roja, y otros, por su contribución a lo largo de las décadas para ayudar a la comunidad y, en tiempos más reciente, luego de la devastación causada por el Huracán María en la isla.

David Sebastian, director del WSO Puerto Rico, coordina el más antiguo MCC en funcionamiento en Interamérica, y todas las semanas capacita a los jóvenes del grupo de MCC en la isla. Fotografía de archive de Libna Stevens/DIA

Numerosos medios brindaron una cobertura positiva sobre la labor de los cadetes del MCC en Puerto Rico.

La unidad del MCC en Puerto Rico tiene registrados un promedio de doscientos cadetes en las 17 escuelas de capacitación, que van desde la capacitación básica, respuesta a emergencias, servicio comunitario, escuela de instructores y más capacitación.

“Aunque no se llama a los cadetes jóvenes para que sirvan en el ejército, el esfuerzo de esta organización avanza con un mayor énfasis en la vida espiritual, la vida cívica y el servicio comunitario, para ayudar en el bienestar de las comunidades, después de las catástrofes naturales y otras situaciones, para servir desinteresadamente”, dijo Sebastian.

Los grupos del MCC se reúnen regionalmente cada semana en Puerto Rico entre sus cuatro campos regionales de la iglesia, y se reúnen anualmente para una capacitación adicional bajo el liderazgo de la unión, o región eclesiástica principal, en Puerto Rico, dijo Sebastian.

Los líderes del MCC en Puerto Rico Oriental capacitan a los jóvenes un domingo en una escuela adventista en San Juan, Puerto Rico. Fotografía de archivo de Libna Stevens/DIA

Los planes para el futuro del MCC en Interamérica

Reavivar el MCC ofrecerá más oportunidades para los jóvenes de las iglesias de Interamérica, dijo Ruiz. Más de una decena de líderes viajaron desde países en la División Interamericana para la capacitación del MCC y a esto le seguirá su implementación durante los próximos seis meses en Costa Rica, Honduras, Colombia, República Dominicana, Jamaica, México y otras islas del Caribe, dijo Ruiz.

“Estamos entusiasmados porque nuestro territorio está listo para adoptar y revitalizar el programa de Cuerpo de Cadetes Médicos”, dijo Ruiz, quien agregó que hace poco, la junta ejecutiva de la iglesia tomó un voto para revivir a los cadetes en Interamérica. “Cada año, enfrentamos más y más crisis, y tenemos los recursos para brindar apoyo a la comunidad en situaciones de catástrofe”.

La capacitación, que duró tres días, también incluyó decisiones sobre el logotipo y el uniforme, así como la Ceremonia de Grados de los Oficiales de Bandera.

Si desea más información sobre el Cuerpo de Cadetes Médicos, visite worldserviceorganization.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En Jamaica, los adventistas se reúnen para apoyar a una comunidad azotada por la tragedia
Históricas reuniones de evangelización transforman la Iglesia Adventista en Japón
En Santo Tomás, se reanudan los cultos en templo dañado por el huracán Irma