Líderes de la iglesia en el territorio de la División Interamericana efectúan una revisión de las prácticas de evangelismo en el territorio y analizan estrategias para alcanzar a más personas con el evangelio, durante los dos días de la Cumbre de Mejores Prácticas de Evangelismo y Retención, llevado a cabo en Miami, Florida, Estados Unidos, el 29 y 30 de marzo de 2018. Imagen de Keila Trejo/DIA

3 de abril de 2018 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens/DIA

Decenas de administradores, pastores y predicadores laicos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en toda la División Interamericana (DIA) se reunieron durante dos días para una cumbre que buscó revisar las prácticas de evangelismo y establecer nuevas estrategias para alcanzar a más personas con el evangelio. Denominada Cumbre de Mejores Prácticas de Evangelismo y Retención, el evento reunió a más de 130 líderes en Miami, Florida, Estados Unidos, del 28 al 29 de marzo de 2018.

“En el mundo adventista somos conocidos como una división muy fuerte en evangelismo, una iglesia que crece y una iglesia que no deja de predicar el evangelio”, dijo el pastor Balvin Braham, asistente del presidente en evangelismo para la iglesia en Interamérica. “Ahora que estamos en esa fase de nuestra travesía, es un buen momento hacer un alto y pensar en maneras de avanzar en evangelismo”.

El pastor Balvin Braham, asistente del presidente para evangelismo en la iglesia de Interamérica, dice que es tiempo de pensar en nuevas maneras de avanzar en evangelismo. Imagen de Libna Stevens/DIA

Avanzar significa determinar las metodologías de ganancia de almas y conservación que están siendo usadas en los diversos distritos, campos locales y uniones del territorio de la División Interamericana, explicó Braham. También significa evaluar la efectividad de estas metodologías e identificar nuevas que puedan ser usadas en un programa continuado de discipulado.

“Como líderes, Dios nos ha llamado a adiestrar, a determinar qué cosas no están funcionando y a hacer los ajustes o cambios necesarios”, dijo Braham.

Los líderes quieren ver al menos 200 mil nuevos miembros o más en el territorio todos los años, como sucedía hace más de quince años. El año pasado, los bautismos fueron algo más de 168.400.

Para que suceda algo así hay que no solo empoderar y revitalizar a los miembros de iglesia para que formen otros discípulos y hacer que los niños y jóvenes participen más del proceso, sino también hallar mejores métodos de predicar el evangelio en público y en el ámbito de los grupos pequeños”, dijo el pastor Braham.

Los líderes que asistieron a la cumbre se reunieron en varios grupos para poner de relieve sus mejores prácticas que buscan mejorar el evangelismo, el discipulado y la retención, además de proponer nuevas iniciativas de evangelismo que puedan implementar este año.

El pastor Robert Costa, secretario ministerial asociado de la Iglesia Adventista mundial, animó a los líderes para que busquen maneras de adoptar nuevos métodos de evangelismo.

“Necesitamos tener en cuenta todos los medios, pero no podemos descontar a los medios tecnológicos”, dijo Costa. El uso del método de predicación de Cristo, las herramientas tecnológicas y la proclamación del mensaje cada sábado traerá el éxito, añadió.

Imagen de Keila Trejo/DIA

“Mi sueño es que cada pastor llegue a ser un evangelista, porque ellos tienen el púlpito a su disposición cada sábado, y pueden transformarlo en un centro de evangelismo”, dijo Costa. “Cuando las personas están cimentadas en el mensaje de la Biblia, se quedan en la iglesia, porque hay poder en la Palabra […]. Por ello, si no predicamos todo el mensaje, entonces eso es mala praxis pastoral”.

Predicar el evangelio desde el púlpito es lo que el pastor Claudius Morgan ha estado haciendo durante más de 31 años. Él es un evangelista bien conocido en todo el Caribe, Interamérica y aun en partes de Norteamérica. El ámbito preferido de Morgan es conducir campañas en tiendas durante dos o tres semanas en las que la música, la oración, la tecnología y la Palabra atraigan a cientos de personas cada noche.

“La clave es la conexión con el Espíritu Santo, profundizar en la Palabra de Dios con una combinación de noches de oración, ceremonias de ungimiento, campañas de alimentos para los necesitados de la comunidad, programas infantiles y de camaradería, entre otras iniciativas”, dijo Morgan.

Mejorar las mejores prácticas de evangelismo significa multiplicar evangelistas en el territorio, algo que él ya ha comenzado a llevar a cabo en la Unión del Caribe Atlántico en su cargo de asistente del presidente de la unión para evangelismo. Ha llevado a cabo 149 campañas de evangelización y más de 28 mil personas se han unido a la iglesia desde que comenzó como predicador laico allá por 1987.

Es clave involucrar a los miembros de iglesia en la preparación e implementación de una campaña pública si se busca el crecimiento de la iglesia y la retención de los miembros, dijo Morgan.

Para los líderes en Guatemala, esto no implica solo hacer que los miembros de iglesia participen en evangelismo sino también integrar cada departamento y ministerio para alcanzar a más personas con el evangelio.

El pastor Israel Leito, presidente de la iglesia en Interamérica. Imagen de Libna Stevens/fotografía de archivo de la DIA

“Lo vemos como un estilo de vida, en el que cada departamento y cada miembro se involucra en todas las actividades para la obra misionera”, dijo el pastor Gustavo Menéndez, que es evangelista y asistente del presidente de unión para evangelismo.

Guatemala ha visto una disminución de nuevos miembros. El año pasado se unieron a la iglesia 12.720 miembros, en comparación con las más de 14 mil personas que se añadieron a la iglesia hace tres años. Los líderes comenzaron a equipar e involucrar a más miembros de iglesia en todo tipo de esfuerzos de evangelización, como la distribución de folletos y libros, la implementación de proyectos sociales en la comunidad, la capacitación en discipulado y el impacto a través de los medios sociales, entre otras iniciativas.

“Todo ha buscado dar a los miembros de iglesia la visión y las herramientas que necesitan, para que puedan volverse más activos en los esfuerzos de evangelización, al conectarse con otros y llegar más allá de sus límites”, dijo Menéndez.

Ya se han establecido 114 nuevas iglesias desde el año pasado, y los líderes están desafiando a los cinco mil miembros capacitados e involucrados de manera activa en la tarea de esparcir el evangelio en toda Guatemala a que se comprometan a ganar cinco nuevas almas por año.

Los principales líderes de la División Interamericana también presentaron el desafío a los delegados a la cumbre de que busquen alcanzar más, en momentos en que compartieron con ellos los informes del crecimiento de miembros y el progreso financiero.

El pastor Leito celebró el duro trabajo de los líderes y miembros que buscan el crecimiento de la iglesia, pero desafió a los líderes para que busquen llegar aún más allá.

“Necesitamos que cada miembro, cada ministerio y cada departamento participe, hallando nuevos métodos, nuevos enfoques, nuevas maneras de involucrar a los miembros y nuevas formas de usar la tecnología para conseguir la atención de los que aún no están comprometidos con Cristo”, expresó el pastor Leito.

El pastor Sam Neves, director asociado de comunicación de la Iglesia Adventista mundial, presenta un segmento con el grupo de tecnología durante la cumbre, el 28 de marzo de 2018. Imagen de Libna Stevens/DIA

“Queremos que ganen y retengan a los miembros”, dijo el pastor Israel Leito, al presentar el desafío de que cada iglesia y congregación de Interamérica bautice a una persona en la iglesia una vez al mes. Eso traería más de 264 mil nuevos miembros a la iglesia este año, sobre la base de las más de 22 mil iglesias y congregaciones en las 24 uniones, o regiones eclesiásticas principales, del territorio.

Un grupo de tecnólogos de toda la División Interamericana y la Iglesia Adventista mundial se reunió para analizar maneras de crear tecnología que puedan facilitar el rastreo de diferentes análisis de las mejores prácticas actuales en el territorio.

“Presentamos unas pocas cosas a los líderes del grupo, sobre posibles maneras de hacer uso de otras métricas además de los bautismos y las cifras de diezmos, así como nuevas herramientas para que los miembros participen de esfuerzos de evangelización de manera continuada”, dijo José Romero, director de tecnología de la información de la iglesia en Interamérica, y quien estuvo al frente del equipo de tecnología durante la cumbre.

Los líderes piensan compilar todos los métodos que se analizaron y evaluaron durante la cumbre y buscarán aplicarlos para una mayor efectividad en toda Interamérica, dijo Braham.

Para saber más sobre la División Interamericana y sus iniciativas y actividades de evangelismo, visítenos en interamerica.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

GAiN México promueve mayor creatividad entre comunicadores y tecnólogos
Psiquiatra es elegido director asociado de Ministerios de Salud de la Iglesia Adventista
Iglesia Adventista de Jamaica es sede de taller de cinematografía