Búsquedas Populares


Fotografía en grupo de los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día Bribri, en Costa Rica, en donde ocurrió el accidente el 11 de enero próximo pasado. [Foto: Maranatha Volunteers International]

Un voluntario se encuentra en situación crítica después de caer de una escalera mientras prestaba sus servicios en un viaje misionero de SAGE y Maranatha Volunteers International (Servicio de Voluntarios Maranatha Internacional), en Costa Rica. Ken Lauren, de Snoqualmie, Estado de Washington, Estados Unidos, se encontraba pintando el interior de la Iglesia Adventista Bribri, cuando ocurrió el accidente el 11 de enero. Actualmente se encuentra hospitalizado en el Hospital Clínica Bíblica, en San José, Costa Rica.

No está muy clara la causa que precipitó la caída, pero Ken Lauren se lastimó la cabeza y fue trasladado por paramédicos al hospital local. Fue transferido más tarde a un hospital más grande, en San José, en donde fue intervenido quirúrgicamente y actualmente se encuentra en estado de coma médicamente inducida a fin de facilitar su recuperación.

Ken Lauren estaba prestando sus servicios como parte del equipo SAGE (personas mayores en acción en favor de Dios por sus siglas en inglés), un ministerio adventista que provee compañerismo y oportunidades de servicio para personas de la tercera edad. SAGE ha coordinado más de 20 proyectos a través de la organización Maranatha Volunteers International, un ministerio de apoyo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que ayuda en los esfuerzos de construcción y desarrollo en todo el mundo. La propuesta del proyecto de este año es pintar el interior y exterior de múltiples templos, construir Iglesias en un Solo Día y coordinar varias actividades de alcance misionero.

Ken Lauren y Linda, su esposa, han formado parte de casi una docena de proyectos con SAGE y Maranatha. Linda era parte también del grupo SAGE ayudando en Costa Rica. Ella y su hija están acompañando a Ken en Costa Rica.
“Ken y Linda han sido dedicados voluntarios por casi dos décadas y su espíritu personifica la misión misma de Maranatha”, dijo el director de Volunteers Projects, David López. “Damos gracias porque Ken está recibiendo atención médica de primera clase y estamos en comunicación constante con su familia y con el personal de apoyo de Maranatha en Costa Rica”.

Dijo el director López que creían en el poder de Dios para ayudar a cada persona involucrada en este tiempo de necesidad. “Damos gracias por servir a un poderoso Dios que provee sanidad y valor a través de las oraciones de su pueblo”, dijo. Solicitamos también a cada uno sus oraciones en favor de Ken”.

La organización Maranatha, fundada en 1969, coordina más de 60 viajes misioneros al año, creando con ello oportunidades de servicio en todo el mundo. El año pasado, Maranatha movilizó a más de 2,200 voluntarios en más de una docena de países.

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

En Interamérica, la Iglesia capacitará a los jóvenes adventistas para impacto de evangelización
En Jamaica, los adventistas se reúnen para apoyar a una comunidad azotada por la tragedia
Históricas reuniones de evangelización transforman la Iglesia Adventista en Japón