Búsquedas Populares


Cuatro semanas posteriores al trasplante, Merlin Decoud en consulta médica con el Dr. Omair Kamal durante una cita médica de seguimiento en el Centro de atención al Cáncer de la Universidad Loma Linda, el 8 de enero. Imagen cortesía de LLUH

El primer trasplante de médula ósea en un adulto, ha sido llevado a cabo con éxito en el Hospital de la Universidad Loma Linda (LLU). El paciente, Merlin Decoud, de Moreno Valley, recibió con éxito dicho trasplante el 7 de diciembre de 2017. “En cada paso del camino no podría haber encontrado mejores personas que las encontradas aquí”, dijo Merlin Decoud. “El cáncer es una enfermedad terrible de sobrellevar, pero Loma Linda ha sido para mí una gran experiencia”.

En todo otro sentido una persona saludable, Merlin Decoud dijo que nunca había estado en el hospital; hasta el pasado mes de julio. Iba caminando de regreso a su casa una tarde después de su trabajo, cuando experimentó un dolor que nunca había sentido antes en su espalda. “Tuve que aferrarme de un árbol para no caerme”, recuerda bien.

Después de visitar la sala de emergencias en el Centro Médico de la Universidad Loma Linda, un examen de resonancia magnética mostró que tenía rota la espalda, además de un tumor. Tenía mieloma múltiple y requería un trasplante de médula ósea.

El Centro de atención al Cáncer de la Universidad Loma Linda comenzó a ofrecer trasplantes de médula ósea a adultos (ABMT) en el mes de noviembre y es la única institución médica en la región de Inland Empire que los ofrece.

El programa ABMT en este Centro de la Universidad Loma Linda ofrece trasplante autólogo de células madre, el cual utiliza las propias células madre del paciente para reemplazar la médula ósea enferma.

El Dr. Omair Kamal, director médico del programa ABMT, dijo que el propósito del trasplante de células madre es hacer posible que los pacientes reciban altas dosis de quimioterapia para combatir el cáncer y rescatar así la médula ósea recibiendo nuevamente sus propias células madre.

Las células madre son células jóvenes que crecen en la médula ósea, y los diferentes tipos de células sanguíneas se derivan de tales células madre.

Una vez colectadas las células madre, son entonces procesadas, guardadas y entonces regresadas nuevamente al paciente a través de un catéter de línea central después de la administración de una fuerte dosis de quimioterapia. Las células madre van a circular a través de la sangre y se van a asentar en la médula ósea en donde habrán de volver a poblar la vacía médula ósea.

El recuento de células sanguíneas se recupera típicamente alrededor de tres a cuatro semanas. El paciente debe permanecer en el hospital hasta que se recupera este conteo. Después del trasplante, debe darse al paciente un seguimiento muy de cerca, lo cual va a requerir frecuentes chequeos médicos, alojamiento cercano al centro médico y una persona cuidadora confiable.

De acuerdo con el Dr. Kamal, el éxito del ABMT se basa fuertemente en la labor de todos dentro del equipo. “Esto no sería posible sin el esfuerzo de colaboración de los equipos de atención interna y externa al paciente”.

Un vivaz y alegre Merlin Decoud, juntamente con su esposa Tonrie, visitaron recientemente el Centro de atención al Cáncer para recibir hidratación intravenosa, lo cual es un protocolo estándar para pacientes que han recibido un trasplante.

“Me siento extremadamente bien” dijo el paciente. “Doy gracias a Dios diariamente por el hospital Loma Linda. Ellos me salvaron la vida”.

Traducción – Gloria A Castrejón

Top news

En Interamérica, la Iglesia capacitará a los jóvenes adventistas para impacto de evangelización
En Jamaica, los adventistas se reúnen para apoyar a una comunidad azotada por la tragedia
Históricas reuniones de evangelización transforman la Iglesia Adventista en Japón