Los principales líderes y miembros del personal de la Iglesia Adventista en la sede de la División Interamericana (DIA) en Miami, Florida, Estados Unidos, dieron la bienvenida oficial al nuevo año con alabanzas y adoración, durante un programa devocional especial el 3 de enero de 2018.

Los más de 75 empleados de la iglesia que supervisan el crecimiento de la iglesia en todo el territorio de la DIA dedicaron tiempo para reflexionar en las bendiciones del año pasado y contemplar en lo que les aguarda, en momentos en que buscan inspirar a la feligresía creciente más allá de las fronteras y los océanos para esparcir el mensaje del evangelio en sus comunidades.

El pastor Bancroft Barwise (derecha), tesorero de la Unión Jamaiquina, habla durante el culto de adoración de la DIA. El pastor Gamaliel Flórez traduce el mensaje. Imagen de Libna Stevens/DIA

“Tenemos que ver lo que debe hacerse en el temor de Dios y terminar la obra”, dijo el pastor Bancroft Barwise, orador invitado y tesorero de la Unión Jamaiquina en el comienzo del programa. “Necesitamos tener una mente dispuesta para trabajar para Dios, llevar a cabo las preparaciones adecuadas para terminar lo que hemos comenzado e inspirar a otros para que trabajen para Dios y alcancen la Tierra Prometida”.

Barwise animó a los líderes para que dediquen todos sus esfuerzos para honrar a Dios, de manera que él pueda continuar equipándolos para la tarea que tienen por delante. “Cuando vemos el estado del mundo actual, sabemos que la venida del Señor está cercana, pero él no puede venir hasta que terminemos la obra”.

Terminar la obra significa enfrentar los desafíos de alcanzar a más millones de personas con el evangelio, llevando registro de los miembros que se unen a la iglesia y administrando la estabilidad financiera de la iglesia en las 24 regiones principales del territorio, con todas las instituciones educacionales y médicas que operan.

Los principales administradores presentaron hechos y cifras sobre el crecimiento comparativo de la feligresía. Para septiembre, más de 149.700 se habían unido a la iglesia en las más de 20 mil congregaciones establecidas en toda la DIA, informó el pastor Elie Henry, secretario ejecutivo de la iglesia en Interamérica.

“Uno de los más grandes desafíos que tenemos en este momento es completar la auditoría de los libros del territorio para garantizar que las cifras sean auténticas”, dijo Henry.

En el presente, las cifras reflejan una feligresía de más de 3,7 millones de personas, una cifra estable aun después de que nuevos miembros se unieron a la iglesia, debido a la auditoría continua de las nóminas de miembros, y aún hay cuatro uniones que necesitan completar sus auditorías en el sistema, explicó Henry.

El pastor Israel Leito, presidente de la División Interamericana. Imagen de Libna Stevens/DIA

“Estamos aguardando un año más brillante, aun en medio de los desafíos financieros que tenemos por delante, pero estamos haciendo planes de ocuparnos de las monedas más débiles que están afectando la situación financiera del territorio”, dijo el pastor Filiberto Verduzco, tesorero de la DIA, antes de proceder a presentar un informe comparativo de las contribuciones financieras recolectadas a lo largo de los años anteriores.

La tesorería de la DIA ya ha reducido los ingresos proyectados en un 25 por ciento, debido a los daños por los huracanes y sismos que afectaron la base financiera de la división el año pasado.

Los principales administradores informaron que con excepción de las Antillas Neerlandesas, Panamá y El Salvador, cuyas monedas están fuertes, todas las demás monedas se vieron afectadas.

“La proyección de una reducción de 25 por ciento en los ingresos es una sabia decisión”, dijo el pastor Israel Leito, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica al dirigirse al personal de la oficina. “Con las decisiones tomadas el año pasado, nos da la seguridad de que podemos enfrentar este año sin problemas”.

Un total de doce personas dejaron de ser empleados de la sede el año pasado, la mayoría de ellos porque se jubilaron, dijo el pastor Leito. “Se fueron no porque eran parte de un plan de reducir empleados, sino que decidieron por su cuenta que se jubilarían del servicio a la iglesia”.

El personal de la DIA disfruta de un programa musical durante el devocional especial. Imagen de Libna Stevens/DIA

Solo se cubrieron algunas de esos cargos. Entre los que comenzarán nuevos cargos este año y que ya fueron votados por la Junta de la DIA se encuentran:

El pastor Josney Rodríguez, secretario de la asociación ministerial; el pastor Leonard Johnson, secretario ministerial asociado; Elifelet López, ingeniero asistente de telecomunicaciones y conectividad; y Donald Modeste, director regional de SunPlus para el territorio de habla francesa.

Tiene que ver con avanzar con responsabilidad, logrando más con menos personas, dijo el pastor Leito. “Quiero que entiendan que la división no está en crisis, porque a veces eso es lo que dice la gente… El Señor es bueno”, explico. “Hemos hecho los ajustes de manera tal que estamos esperando bendiciones en este 2018”.

“La División Interamericana tiene días hermosos por delante si seguimos confiando en el Señor”, dijo el pastor Leito.

Los líderes de la DIA dedicarán los siguientes cuatro días a definir los detalles de las iniciativas de evangelismo, los eventos y las actividades que se llevarán a cabo este año.

La División Interamericana supervisa la obra de la Iglesia Adventista en México, América Central, el Caribe, las Antillas Francesas, y también Colombia y Venezuela. La DIA supervisa miles de iglesias, cientos de escuelas y universidades, y catorce hospitales en el territorio.

Si desea saber más de la Iglesia Adventista en Interamérica, visítenos en interamerica.org

Los líderes y el personal de la DIA oran por la obra de la iglesia en el nuevo año. Imagen de Libna Stevens/IAD

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Viaje misionero es un sueño hecho realidad para estudiante
Presidente de la Iglesia Adventista pide a los teólogos que sean fieles y participen activamente
La Universidad Loma Linda otorga Premio de Servicio Global a líder interamericano