Larry Evans, asistente del presidente para Ministerios para las Necesidades Especiales, con integrantes de “Levántate y anda” en Rumania. Imagen por cortesía de Corrado Cozzi

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de mil millones de personas, alrededor del 15 por ciento de la población mundial, que sufren una discapacidad. En muchas culturas, las personas que experimentan desafíos físicos suelen ser marginados y rechazados. Es un tema tan significativo que en 1992, las Naciones Unidas (ONU) adoptaron el 3 de diciembre como Día Internacional de las Personas con Discapacidades, un evento anual dedicado a promover conciencia y derechos iguales para los que sufren algún tipo de limitación.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día comparte esa preocupación. En 2011, se formó una comisión bajo el departamento de Escuela Sabática y Ministerios Personales para hacer frente a las preocupaciones y necesidades de ese grupo especial. Esto llevó al desarrollo de Ministerios de Necesidades Especiales, un ministerio que en un comienzo se ocupó de los que sufren problemas auditivos y visuales.

A Larry Evans, asistente del presidente para Ministerios a las Necesidades Especiales, le apasiona ver que las iglesias incorporan el ministerio a las necesidades especiales a sus estrategias misioneras anuales. “Creo que es un ministerio profético”, dice Evans, al señalar una cita favorita de los escritos de Elena White, que dice: “Vi que en la providencia de Dios han sido colocados en estrecha relación cristiana con su iglesia viudas y huérfanos, ciegos, mudos, cojos y personas afligidas de varias maneras; es para probar a su pueblo y desarrollar su verdadero carácter. Los ángeles de Dios vigilan para ver cómo tratamos a estas personas que necesitan nuestra simpatía, amor y benevolencia desinteresada. Esta es la forma en que Dios prueba nuestro carácter” (Servicio cristiano, p. 239).

Ministerios a las Necesidades Especiales funciona para ayudar a los líderes desde el nivel de la iglesia local hasta la Asociación General para brindar recursos, educación, aliento e inspiración. En efecto, una de las mayores prioridades del ministerio es “animar a los líderes de la iglesia en todo el mundo para que satisfagan de manera intencional las necesidades de los individuos con necesidades especiales, y los incluyan en todos los aspectos de la vida de la iglesia. Se recomienda a los líderes que desarrollen programas para testificar a las personas con necesidades especiales y a hacer que las instalaciones, y el evangelio, esté a disposición de todos”.[i] Para ayuda a lograr ese objetivo, cada una de las trece divisiones de la iglesia mundial tiene un coordinador responsable de los ministerios a las necesidades especiales y los que sufren discapacidad auditive.

Para promover la inclusión de los que tienen capacidades diferentes, como prefiere llamar Evans a los que tienen necesidades especiales, la Iglesia Adventista ha desarrollo múltiples recursos. Uno de ellos es adventistdeaf.org, un sitio web internacional que conecta a ese grupo para fomenta un sentido de comunidad y misión, brinda materiales religiosos devocionales e incluye una lista de iglesias para sordos o que cuentan con intérpretes.

Otro recurso es Hope Channel para Sordos, un canal por Internet cuyos programas cuentan con subtítulos, o son interpretados a cinco lenguajes de señas diferentes: inglés, español, francés, alemán y portugués.

Christian Record Services, uno de los ministerios más destacados para los sufren discapacidades visuales, produce materiales en Braille, lo que incluye materiales de Escuela Sabática, guías de estudio de la Biblia y revistas inspiradoras.

La Iglesia Adventista también destina un sábado al año como Sábado de Concientización sobre las Necesidades Especiales, para promover oportunidades en el ministerio para los que tienen necesidades especiales.
“Ministerios a las Necesidades Especiales comienza y termina con una nueva identidad: somos uno en Cristo. Concientización, aceptación, capacitación y ministerio son todos parte de Participación Total de los Miembros, y Ministerios a las Necesidades Especiales trabajará para ayudar a que esto sea realidad”, [ii], dijo Evans.

Hace poco, Ministerios a las Necesidades Especiales se ha expandido para incluir a los que tienen problemas físicos, mentales y emocionales de salud, a los huérfanos y a los que atienden a personas que sufren problemas de salud. Usted puede hallar más información y recursos en el sitio web: specialneeds.adventist.org.


[i] https://specialneeds.adventist.org/blindness-and-visual-impairment-booklet.pdf
[ii] https://specialneeds.adventist.org/directors-welcome

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

En El Salvador, sociedad de la Iglesia Adventista con fundación suiza beneficia a decenas de familias
Junta Administrativa da paso en pro del proceso de unidad
En Interamérica, Iglesia Adventista empodera a líderes para que sean más efectivos