David Trim, director de Archivos, Estadísticas e Investigaciones presenta las tendencias y estadísticas. Imagen de Mylon Medley/ANN

La feligresía adventista alrededor del mundo está creciendo a un ritmo mayor, dijo David Trim, director de la Secretaría de Archivos, Estadísticas e Investigaciones (ASTR), en la presentación inicial del informe de la Secretaría. Trim fue el primero de varios oradores de la Secretaría de la iglesia mundial, durante la sesión del 8 de octubre de la Junta Directiva de la Iglesia Adventista en Silver Spring, Maryland, Estados Unidos.

La presentación de Trim, que destacó las tendencias estadísticas, anunció que para el 30 de junio de 2017, la Iglesia Adventista tenía 20.343.814 miembros bautizados en el mundo. Trim explicó que el incremento incluye el hecho de que el proceso de auditoría, que procura tener un registro de los miembros que dejaron la iglesia, es ahora más lento después de varios años de implementación continuada en la mayoría de las regiones del mundo. La tasa de mortalidad de miembros también es más baja, dijo.

El proceso de auditoría de miembros, sin embargo, tiene que seguir adelante, dijo Trim. “Saber las cifras reales nos ayuda a ser buenos mayordomos, y nos ayuda en nuestra planificación estratégica”, dijo. La auditoría de miembros “es una herramienta esencial del ministerio pastoral”.

Trim también informó a los miembros de la Junta Directiva que el índice de pérdida de miembros es sumamente alto—39 por ciento, o dos de cada cinco miembros nuevos. “Permítanme recordarles que por lo general, los miembros no dejan la iglesia por diferencias teológicas sino porque pasan por una crisis en la vida o experimentan conflictos en la comunidad de la iglesia”, dijo. “Puede que sientan que no los echan de menos, que no los atienden ni cuidan, que no son importantes y, después de unos años, simplemente dejan de asistir”.

A pesar de las pérdidas, Trim dijo que los ingresos totales están aumentando, dado que en muchos lugares del mundo está experimentando éxito misional. “Una persona es bautizada en la Iglesia Adventista cada 23 segundos”, dijo Trim. “Durante los últimos dos años, el promedio de bautismos ha superado los tres mil por día”. Y el número de iglesias nuevas se está incrementando, uno de los mejores indicadores que alimentan un crecimiento sostenido.

Trim proyectó cifras que muestran que en 1991, había un adventista por cada 758 habitantes, pero que para 2016, esa cifra había descendido a un miembro por cada 371 personas. ¿Otra manera de verlo? En 1991, había 13 miembros por cada 10 mil habitantes, mientras que en el presente hay 27. “Se ha más que duplicado en el último cuarto de siglo”, dijo.

Aún existe un gran desafío, dijo Trim, en lo que se conoce como la “Ventana 10/40”, una región geográfica que abarca 69 naciones donde la mayoría de la población no es cristiana. “Aunque en esa región vive alrededor del 40 por ciento de la población, hay menos de tres millones de adventistas allí”, dijo Trim. “Eso significa solo diez miembros por cada 10 mil habitantes”.

Trim concluyó recordando a los miembros de la Junta Directiva que las estadísticas siempre son un medio, no un fin en sí mismo. “Nos ayuda a saber cómo nos está yendo, y hacia dónde tenemos que ir”, dijo. “Pero si usamos las cifras para definir lo que somos, terminarán siendo perjudiciales”.

Misión al mundo

Gary Krause, director de Misiones Globales Adventistas, compartió estadísticas sobre el panorama de la misión adventista. Imagen de Mylon Medley/ANN

Gary Krause, director de Misión Adventista, pasó al frente después de Trim para compartir lo que denominó “Panorama Misionero 2017”. Les dijo a los miembros de la Junta Directiva que los misioneros que trabajan en otras regiones del mundo ahora suman 814 adultos sin contar sus familias. La mayoría viaja desde Norteamérica para trabajar en otra región eclesiástica, dijo. Un plan para enviar profesionales odontológicos y médicos a diversas partes del mundo cuenta actualmente con 62 misioneros en actividad, más otros 31 que están en etapa de preparación.

Bajo la coordinación de Misión Adventista también se encuentra el Instituto de Misión Mundial (IWM), que ofrece capacitación intercultural para los misioneros que trabajan en el extranjero. El IWM también ofrece una capacitación para los misioneros que regresan a sus países de origen después de años de servicio, y está preparando un taller intercultural y un viaje para los hijos de misioneros para el próximo año.

Servicios de Voluntarios Adventistas, que también es parte de Misión Adventista, tiene actualmente 1200 voluntarios intradivisión, 411 de ellos de la División Norteamericana y 270 de la División Sudamericana, las dos regiones que han enviado mayor número de voluntarios internacionales. El mandato de Misión Adventista también incluye la promoción de la conciencia misionera, así como recursos que pueden ser descargados en muchos idiomas diferentes.

Pioneros de Misión Global, la organización que agrupa personas que viajan a trabajar y establecer iglesias en lugares a menudo aislados sin presencia adventista, suman más de dos mil en 130 países, dijo Krause. Y el año pasado, Misión Adventista asignó 2,3 millones de dólares a 687 proyectos de establecimientos de iglesias en diversas partes del mundo.

Krause dijo que están haciendo uso de los más novedosos métodos y tecnologías para atender mejor a las personas.

“Gracias a un nuevo Sistema de Prioridades Estratégicas de Misión Global, que identifica en un mapa las zonas del mundo con mayores necesidades en términos de presencia adventista, podremos asignar fondos en ciudades y zonas de alta prioridad”, dijo.

Parte de esos proyectos incluyen el establecimiento de “Centros de Esperanza y Vida”, lugares donde los miembros de las iglesias locales y los misioneros pueden brindar diversos servicios a la comunidad circundante. “El año pasado, destinamos 5,5 millones de dólares a los Centros de Esperanza y Vida”, dijo. “Y los pedidos se han multiplicado”. Muchos de esos “centros de influencia” ya están funcionando en varios continentes, y muchos más están en etapa de planificación.

Lecciones de la historia

G.T. Ng, secretario ejecutivo de la Asociación General comparte lecciones de la historia sobre diversas crisis. Imagen de Mylon Medley/ANN

En la última parte del informe de la Secretaría, G. T. Ng, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista mundial, compartió una presentación enfocada en varias deserciones y crisis a lo largo de la historia adventista.

“No hay cosa tal como navegar completamente en paz”, dijo Ng al analizar crisis tales como el debate teológico de 1888 y la crisis de Kellogg a comienzos del siglo XX. “Hay altibajos”.

Ng dijo que cree que esas experiencias del pasado influyen sobre el presente, porque demuestran de qué manera la conducción divina superó de alguna manera las perturbaciones humanas y ayudó a que la iglesia avanzara aun antes de que se disipara cada crisis.

“Aunque la iglesia está lejos de ser perfecta, los consejos inspirados nos dicen que no habrá otra iglesia que surja a partir de esta”, enfatizó Ng. “La misión tiene que continuar”.

Ted N. C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista, dijo que valoraba la contribución de Ng. “Hay mucho de verdad en lo que se ha dicho”, concluyó.

Después de que un par de miembros de la Junta Directiva efectuaran un par de comentarios preocupados y solicitudes de aclaración sobre la presentación de Ng, el informe de la Secretaría fue aprobado por amplia mayoría.

Para ver las instancias del Concilio Anual que continúan este lunes 9 de octubre, por favor entre AQUÍ.

Top news

En El Salvador, sociedad de la Iglesia Adventista con fundación suiza beneficia a decenas de familias
Junta Administrativa da paso en pro del proceso de unidad
En Interamérica, Iglesia Adventista empodera a líderes para que sean más efectivos