Imagen cortesía de Pixabay

4 de octubre de 2017 | Las Vegas, Nevada, Estados Unidos | Faith Hoyt, Asociación de Nevada-Utah

En medio de una comunidad muy lastimada, las Iglesias adventistas del séptimo día locales se están movilizando incesantemente para ocupar su lugar ayudando a aquellas personas afectadas por el tiroteo de la noche del domingo en Las Vegas.

La mañana del lunes, las iglesias adventistas del séptimo día, Paradise y Mountain View, abrieron sus puertas a la comunidad para orar con aquellas personas afectadas por el evento. En la iglesia de Mountain View, los miembros de la iglesia oraron con personas dentro del santuario de la misma, desde las 8:00 a.m., hasta las 8:00 p.m.

“Gente de todo el mundo se está solidarizando con Las Vegas, y nuestra iglesia está también haciendo lo mismo”, dijo BJ Boles, pastor principal de la Iglesia Adventista Mountain View.

Aquellos miembros de iglesia que han tenido entrenamiento en labor de asesoramiento y orientación, han estado prestando sus servicios voluntarios en los hospitales de la zona. El pastor de la Iglesia Adventista de Paradise, Peter Neri y el pastor asociado Neat Randriamialison, se encontraban entre el grupo de pastores que dedicaron tiempo a asesorar y orientar a las víctimas y sus familiares.

“Estas personas necesitan oración y alguien que pueda hablar con ellas”, dijo el pastor Neri. Han sido muy receptivos a nuestra invitación para orar con ellas”.

Los pastores Neri y Randriamialison visitaron el Hospital y Centro Médico Sunrise en las primeras horas de la mañana del lunes. Cuando llegaron al hospital, la entrada estaba clausurada y los policías que guardaban la misma los dirigieron hacia la sala de emergencia y, una vez allí, un voluntario los llevó hasta un auditorio en donde los familiares de los pacientes esperaban noticias acerca de la condición de sus seres amados.

Durante horas, los pastores escucharon las historias de aquellas personas que esperaban en el auditorio y oraron con ellas. Aunque su ministerio fue bien recibido, ambos pastores sienten que aquello fue solamente una pequeña contribución en comparación con una necesidad tan abrumadora e inesperada.

“No estábamos preparados para este tipo de desastre”, dijo el Pastor Neri. “Podríamos estar haciendo mucho más”.

Leon Brown, presidente de la Asociación Nevada-Utah (NUC- por sus siglas en inglés), está de acuerdo en que hay al presente una muy limitada comprensión de este tipo de crisis; por lo cual se necesita un tipo diferente de preparación y planificación. “Debemos reforzar y redoblar nuestros planes a fin de estar más preparados para enfrentar desastres como el presente”.

Como rápida respuesta a esta necesidad, los dirigentes de la asociación ya han iniciado discusiones con los pastores locales, con el propósito de una mejor comprensión de la preparación en situaciones de crisis y para estar listos en casos de desastres. Jerry Waggoner, director de Servicios Adventistas a la Comunidad, de la Asociación, inició el lunes su labor en favor de mejorar las líneas de comunicación entre las iglesias de Las Vegas y las entidades involucradas en la respuesta a desastres.

No obstante, la disposición de los adventistas para formar parte de la repuesta a las inesperadas necesidades, está ejerciendo un impacto, siendo que los esfuerzos de asistencia están siendo mayormente individualizados por las iglesias.

El Pastor Boles dijo que los miembros de iglesia se unieron a las largas filas de donadores de sangre en la campaña de donación de sangre de la Cruz Roja. Los miembros también han venido a la iglesia a ministrar en favor de los dolientes que llegan. Además de apoyar a las víctimas, las iglesias están apoyando también al personal de emergencia y al cuerpo policiaco.

“Llevamos 80 sándwiches para alimentar a los cuerpos de seguridad y primeros auxilios”, dijo el Pastor Boles.

En la iglesia de Paradise, los miembros de iglesia están también respondiendo a necesidades locales específicas.

“Nuestra iglesia adquirió doce cajas de sándwiches Capriotti y las llevamos a la estación de policía cercana a la iglesia”, dijo el Pastor Neri. Él y el Pastor Randriamialison llevaron los sándwiches la tarde del martes.

Los pastores locales están coordinando visitas adicionales a los hospitales para hablar y orar con las personas que todavía están esperando a sus amigos y miembros de su familia que están recibiendo tratamiento. Está programada una vigilia de oración en la iglesia Paradise el miércoles 4 de octubre, de 7:00 p.m., a 8:00 p.m., en favor de las víctimas, sus seres queridos y por una comunidad profundamente conmovida por la crisis mencionada.

Traducción – Gloria A. Castrejón

Top news

En El Salvador, sociedad de la Iglesia Adventista con fundación suiza beneficia a decenas de familias
Junta Administrativa da paso en pro del proceso de unidad
En Interamérica, Iglesia Adventista empodera a líderes para que sean más efectivos